Transcripción del relato de The High Republic: Templo de la Oscuridad, del videojuego Tales from the Galaxy’s Edge

Escrito por Mario Tormo

Os traemos esta adaptación exclusiva del cuento Canon incluido en el juego para la plataforma de realidad virtual Oculus Quest. Esta aventura situada en la Alta República nos pone en la piel de la Padawan Ady Sun’Zee, quien recibe la visita del maestro Yoda tras un trágico suceso relacionado con un artefacto Sith. Disfruta de este relato en formato texto, con capturas del juego y en Español, en esta edición exclusiva para La Biblioteca del Templo Jedi.

Ady Sun’Zee es una joven Padawan Jedi. Ady junto con su maestra Sylwin y otros investigadores Jedi estaban haciendo expediciones para estudiar artefactos antiguos. En una de esas expediciones activan accidentalmente una reliquia Sith que causa estragos a través de sus mentes. Ady fue la única superviviente de ese tormento. La historia tiene lugar justo tras eso

John D. Nguyen, el Diseñador Principal de Tales from the Galaxy’s Edge

El relato comienza cuando completas la misión Bocadillo de Seezelslak. Entonces el propio azumel te contará el relato.


Templo de la Oscuridad

(Temple of Darkness)

Seezelslak: Hace tiempo, cuando este lugar no era más que un centro de conexión en una ruta hiperespacial, ya sabes, mucho antes de la Guerra de los Clones, los Jedi construyeron un templo no muy lejos de aquí. Era un lugar donde investigaban cosas, pero no del tipo que se investigan con probetas y mecheros. Esto era mucho más pesado: artefactos oscuros y eso…

Seezelslak: Bien, un día, una Caballero Jedi y su Padawan, Ady Sun’Zee, encontraron una de estas reliquias. La llevaron al templo y, bueno, resulta que no era una de esas reliquias bonitas y benévolas. Se metió en sus cuerpos, hizo que se volvieran completamente locas y las enfrentó entre sí.

Seezelslak: Ady estaba a punto de sucumbir ante la oscuridad…

[Fundido a negro]

Templo de la Oscuridad

Ady (susurros): Ríndete, Ady. Deja que entre… Recibe la fuerza que necesitas.

[Vemos el artefacto Sith]

Seezelslak: En caso de que te lo estés preguntando, las voces oscuras nunca presagian algo bueno. Por fortuna, a la maestra de Ady aún le quedaban fuerzas.

Sylwin: ¡Resiste, Ady! ¡Tienes que dar la alerta al Consejo! ¡La baliza de emergencia, ahora!

[El artefacto está desencadenándose. Oímos ruidos de láser y gemidos]

Ady: ¡¿Maestra Sylwin?!

Seezelslak: Ady tuvo que dar todo de sí para alcanzar la baliza de emergencia. Pero luego, sin su maestra.. bueno… Hay cosas que nadie tendría que hacer solo.

[Fundido a negro. Aparecemos en un templo Jedi de planta octogonal]

Ady: Lindos demlins…

[Aparecen demlins con los ojos rojos que empiezan a atacar]

Ady: No hay otra opción, parece que les ocurre algo…

Encender el sable de luz

[Encendemos el sable de luz y empezamos a defendernos con la espada]

Yoda: Padawan Ady Sun’Zee.

[Aparece Yoda ayudando con el último demlin que sale de una abertura siniestra de una de las paredes del templo]

Ady: ¡Maestro Yoda!

Yoda: Tu llamada de emergencia el Consejo recibió.

Ady: ¿Tan rápido? La acabo de enviar.

Yoda: Tres días desde que la enviaste han pasado.

Ady: No, no, yo…

Yoda: Mmm…

Ady: No puedo pensar con claridad…

Yoda: Concéntrate, Padawan. Recuerda que puedes…

Ady: Espere… sí… la maestra Sylwin… Encontramos una reliquia…

Yoda: Una antigua piedra rúnica de los sith. Su descubrimiento tu maestra al Consejo envió.

Ady: Pensamos que era segura, pero entonces, algo… Se ha ido. No puedo sentirlo.

Yoda: No. Perdido el templo está.

Ady: Es… escuché susurros… Pero eran de mi voz.

Yoda: Agarrada todavía el lado oscuro te tiene. El miedo domina tu pensar. Entrenada para esto estás, Padawan.

Ady: Por supuesto. Tengo que concentrarme.

Yoda: Ahora… La reliquia contendré.

Ady: Maestro Yoda, ahora que está aquí… quizás podamos contenerla juntos. Quiero ayudar.

Yoda: Por muchas cosas has pasado. Aquí te quedarás.

Ady: Como desee.

[El maestro Yoda eleva con la Fuerza una de las losas que bloquean una de las paredes del templo y desaparece por debajo de ella adentrándose en la siguiente sala]

Ady: ¡Maestro Yoda! Por favor, ¡tenga cuidado!

[Del agujero que había salido el último demlin se desprenden varios escombros dejando la pared fragmentada]

Ady: No puedo quedarme… Ese lugar es muy peligroso. Tengo que ayudarlo. Debe haber otra forma de entrar.

[Con la Fuerza desprendemos el resto de escombros para poder internarnos en el templo a través de la pared semiderruida]

Ady (susurros): Recibe su poder.

[Tenemos que ir pasando entre ruinas y cortando extrañas raíces negras y rojas con la espada hasta llegar a un gran pasillo]

Ady: Puedo sentir la reliquia desde aquí… Me llama.

[Entramos en un pasillo circular donde por las ventanas podemos ver que es de noche]

Ady: ¿Maestro Yoda?

Ady (susurros): Recibe la fuerza que necesitas.

[Llegamos a una sala amplia, con unas escaleras que conducen a un hall principal rodeado de columnas y con una enorme estatua de un Jedi encapuchado presidiendo el centro de la habitación]

Ady: ¿El sistema cree que hubo una brecha de seguridad? Pero yo tengo permiso para estar aquí…

[Se despliegan droides de seguridad a la vez que empiezan a aparecer demlins poseídos]

Ady: Los demlins están entrando por las puertas de esos palcos.

[Nos defendemos los demlins con la ayuda de los droides de seguridad que disparan rayos láser contra las criaturas]

Ady: Si destruyo las puertas de los palcos, detendré a los demlins… Puedo usar la Fuerza para destrozar las puertas de esos palcos.

Ady: Parece que soy un buen sistema de seguridad…

[Tras acabar con los demlins se abre una puerta que conduce a otro pasillo]

Ady: ¿Maestro Yoda?

[La puerta se cierra detrás de nosotros]

Ady (susurros): Escucha tus miedos.

[Recorremos el pasillo y llegamos a una sala alargada con un expositor al fondo]

Ady: La piedra rúnica…

Ady (susurros): Recibe su poder.

[Nos acercamos al artefacto y abrimos la esfera contenedora]

Ady: ¡¿Qué…?! Esa cosa… los mató a todos. A todos, menos a…

Sylwin: ¿Ady?

Ady: ¿Maestra Sylwin?

[Se escuchan gritos y espadas láser. Del artefacto empiezan a brotar las mismas raíces rojas y negras que tuvimos que cortar antes]

Sylwin: ¿Por qué, Ady? ¿Por qué lo hiciste?

Ady: ¿Hacer qué? Ya casi llego.

[Debemos desandar el camino cortando nuevamente raíces hasta llegar a otra sala donde la runa Sith sí que está dentro del artefacto. Lo cogemos con la mano]

Sylwin: Oh, Ady… Ya es muy tarde. Ahora nunca serás una Jedi. No fuiste lo suficientemente fuerte. Pero… te perdono…

Ady: ¿Perdonarme?

Sylwin: Sí, Ady… Por lo que me hiciste.

Ady: ¡No, jamás haría algo así! ¡Es mentira!

[Usando nuestra espada para deshacernos de las ramas que ha desencadenado el artefacto, encontramos el cadáver de un Jedi encapuchado tendido bocabajo en el suelo]

[Tras esto llegamos a otra sala alargada donde al fondo, sobre una plataforma circular central escalonada encontramos al Maestro Yoda]

Ady: ¡Maestro Yoda! ¿Qué… qué es este lugar? No reconozco esta habitación…

Yoda: Ven Padawan. Más cerca… Respuestas tengo.

Ady: Maestro Yoda, no puedo recordar qué sucedió aquí. No recuerdo qué hice… qué pude haber hecho.

Yoda: Vivir para siempre bajo la sombra de tus actos deberás…

Ady: ¿Por qué dice eso?

Yoda: Sus vidas les arrebataste. Sin piedad. Sin vacilación.

Ady: No, es imposible. No le creo. No fui yo. ¡Este lugar está maldito!

Yoda: Sí, aquí solo muerte ahora hay. Y te sigue.

[El suelo empieza a derruirse y unos demlins aparecen entre las baldosas que van desapareciendo, atrapando al maestro Yodo y llevándoselo con ellos a las profundidades]

Ady: ¡¿Qué le ocurre a mi sable de luz?! ¿Por qué no se activa? Vamos…

[Toda la habitación se torna de color rojo y empiezan a aparecer demlins por todos lados]

Ady: ¡Aaaah! ¡Lo mataron!

[Vamos matando a todos los demlins que aparecen]

Ady: ¡Los destruiré a todos! ¡Pelea! Es la única forma.

Ady (susurros): Escucha tus miedos. La ira te purificará. Puede curarte. Deja que entre…

Yoda: Padawan, concéntrate. Encuentra calma, paciencia y equilibrio, Padawan. Tu arma, necesaria no es. Conocimiento, defensa, Ady. Nunca atacar. Al miedo entregarte no debes. Hacia el camino oscuro te llevará. Poderosa la ira es. Dejar que te controle no debes. Tu arma guarda, Padawan. Ady… permite que tu fuerza la paz sea.

[Guardamos la espada. En el lugar que antes ocupaba Yoda se alza un expositor. Dejamos nuestra arma en él y se funde la negro la imagen]

[Aparecemos en una sala similar donde el maestro Yoda está intentando contener el poder desatado de la runa Sith]

Yoda: ¡Rápido, Padawan! ¡Detenerla juntos podemos! ¡Detenerla debemos!

[Usando la Fuerza conseguimos junto al maestro contener dentro del artefacto el poder Sith desatado]

Yoda: Contenida la oscuridad está.

[Fundido a blanco y volvemos a la sala inicial del Templo. Yoda sella la pared por la que desapareció inicialmente y se dirige a nosotros]

Yoda: Quita toda la culpa de tu mente, Padawan. Los actos que temes que verdad sean, engaños del lado oscuro en realidad son.

Ady: Pero… aún queda oscuridad en mí. Puedo sentirla.

Yoda: La oscuridad en todos está. El poder de resistir, de elegir la luz: la esencia de un Jedi esa es. Orgullosa de ti tu maestra estaría. Una excelente Caballero Jedi serás.

Ady: ¿Yo? Pero…

Yoda: Mucha fuerza demostraste hoy. Lista para las pruebas estás.

Ady: ¿Yo? Pero…

Yoda: Mucha fuerza demostraste hoy. Lista para las pruebas estás.

Ady: Gracias, maestro. No lo decepcionaré.

[Fundido a negro y volvemos la cantina]

Seezelslak: Se dice que Ady escondió las llaves del templo en alguna parte de Batuu tras encerrar la reliquia. Me pregunto si estarán por ahí, en algún lado… Bonita historia, ¿eh? La verdad es que me alivia no ser un Jedi. Sí, tienen un montón de habilidades muy útiles y peinados increíbles, pero en cuanto tuviera el primer problema, dejaría que la ira se apoderara de mí. Y antes de que pudiera darme cuenta, ¡tendría la mitad del cuerpo con partes de droides! ¡Y no es nada fácil encontrar un casco para seis ojos! Je, je, je. De hecho es imposible. Ya busqué. Muy bien, eso es todo por ahora, pero no te preocupes: todavía me quedan algunas historias bajo la manda. Je, je, je. ¡Puede que hasta te cuente cómo le fue a Ady en sus pruebas!


Notas

Si perdemos en la escena en la que luchamos contra los demlins y Yoda nos está guiando para que no nos dejemos llevar por el Lado Oscuro obtendremos este final, narrado por Seezelslak:

Ady estaba luchando contra los demlins, pero, al final, la oscuridad se apoderó de ella. No sé cuándo tomó ese giro, pero parece que los demlins fueron los verdaderos héroes de la historia.

Si queremos podemos volver a la historia y completar los desafíos propuestos:

Aclaraciones: Transcripción directa del propio videojuego. La traducción está marcada como Españo México. No se ha corregido nada por lo que se respetan también las posibles faltas o incorrecciones. Se han añadido explicaciones o descripciones entre corchetes. Los diálogos van precedidos por el hablante de manera original. Los rótulos o carteles están también transcritos.

Enlaces

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: