Guía visual y análisis de Light of the Jedi

Por Mario Tormo

Light of the Jedi es la novela que da el pistoletazo de salida al Proyecto Luminous. Escrita por Charles Soule es el detonante del resto de historias que van a vivir los protagonistas de esta nueva era que se sitúa doscientos años antes de los eventos de La Amenaza Fantasma. Esta época, llamada La Alta República, es un momento de esplendor no sólo político, si no que también la Orden Jedi se encuentra en el cenit de su poder. Vamos a analizar el primer pilar de esta nueva saga se publicó el pasado 5 de Enero de 2021.

Cuadro que resume las épocas en las que se divide el cano, y los productos audiovisuales asociados

Personajes

Orden Jedi

Logotipo promocional de los Jedi de la República

Es la época dorada de los Jedi. Hay muchos y están repartidos por toda la galaxia, no estan sólo en el templo Jedi de Coruscant, si no que hay muchos otros puestos de avanzada con Jedi destacados para poder llegar a todas las regiones. El consejo Jedi tiene doce miembros, de los cuales 3 son Gran Maestros, y son los que presiden a la vez. Aquí tenéis una tabla con todos los que aparecen en el libro.

Tabla con todos los Jedi de la novela

Os presentamos a los principales protagonistas de la novela divididos en tres grupos, dada su participación en los eventos: El Gran Desastre, la Invesitgación del desastre y la Batalla de Elphrona.

Así en la primera galería tenéis a Nib Assek y a su padawan Burryaga Agaburry. Y también tendríamos a Te’Ami y Mikkel Sutmani.

En la siguiente tendríamos a Avar Kriss, aunque imprescindible en el Gran Desastre, es destacable su arco narrativo en el que participa junto a su compañero Elzar Mann en la investigación del suceso.

Por último, y aunque también participan en el Gran Desastre los dos primeros, su mayor protagonismo se da en el arco de la Batalla de Elphrona. Serían Bell Zettifar, Loden Greatstorm, Indeera Stokes y Porter Engle.

Políticos y civiles

Lina Soh

Canciller de la República. Con sus dos targons, Matari y Voru. Es la representante del conjunto de planetas y sistemas anexionados al gobierno democrático republicano. Su primer ayudante es Norel Quo, un Koorivar inusualmente albino

Arte de Grant Griffin basado en un diseño original de Iain McCaig

Izzet Noor y Jeni Wataro

Senador de Sereno y portavoz de los mundos del Borde Exterior. Un hombre delgado y alto, de avanzada edad pero vigoroso. Calvo pero con una tira de pelo largo blanco que cae sobre un collar que lleva sobre ropas verdes brillantes. Tiene lazos con el Clan San Tekka. Su ayudante es Jeni Wataro y también tiene otros lazos, pero que no se revelados hasta bien avanzada la novela.

Pevel Kronara

Almirante y miembro de la RDC (Republic Deffense Coalition, Coalición para la Defensa de la República). Siempre con su uniforme gris con detalles azules y su gorra. Un buen comandante, con un alto sentido del deber, haciendo siempre lo que se espera de una persona de su rango y responsabilidad.

Jeffo Lorillia

Secretario de Transporte. Un humano de frente alargada. Su trabajo consiste en asegurar que los viajes a lo largo y ancho de la república sean seguros y ofrezcan confianza.

Kaven Tarr

Analista de Sistemas en el Ministerio de Tecnología de Hetzal. Un joven humano pelirrojo y con la piel muy clara. Fue enviado a la oficina del primer ministro Zeffren Ecka para ayudar con el Gran Desastre y acabó teniendo un papel decisivo a la hora de enfrentarse a las Emergencias.

Marlowe y Vellis (San Tekka Clan)

El Clan San Tekka son prospectores, o como ellos prefieren llamarse, exploradores. Hicieron su fortuna a base de explorar y encontrar rutas a través del espacio salvaje hace un siglo aproximadamente. Se adentraban en la nada sin saber si habría camino de vuelta, encontrando las maneras mas cortas para ir de un punto a otro, y vendiendo esas rutas a comerciantes, gobiernos y emprendedores. Además de establecer también peajes para las hiperrutas, de manera que bajo un pago se podían descargar los datos para navegar por ellas. Son una de las familias más ricas de la galaxia, y aún se dedican a encontrar caminos nuevos entre las estrellas. Marlowe y Vellis son, respectivamente, el heredero del imperio y su marido. Residen en Varykino, una isla retiro de artistas en Naboo.

Pikka y Joss Adren

Son contratistas de la Estación Starlight. Fueron contratados para terminar los trabajos de la estación espacial, pero se ven implicados en toda la acción de la novela desde que fueron voluntarios para ayudar en las tareas de rescate durante el Gran Desastre. Son un matrimonio de personas comunes que se ven involucradas en un suceso muy grande y dan lo mejor de sí como héroes anónimos.

Los Blythes

Familia orihunda de Alderaan, que decidieron establecerse en Elphrona para dedicarse a la agricultura y la ganadería. Ottoh, el padre, Erika, la madre, Ronn el hijo mayor y Bee, la hija pequeña

Los Nihil

La organización se compone del Ojo (The Eye) y tres Tempestades (Tempests), cada una de ellas lideradas por un Corredor (Runner). Se rigen por la regla de tres para tomar decisiones, hay que sumar tres votos para que se tome una decisión, aunque el voto del Ojo vale doble, con lo que sólo con un Runner y The Eye quedaría aprobada una propuesta, y sería necesario que los tres Runners se pusieran de acuerdo para tumbar una propuesta de The Eye. Los Nihil son bandidos (o merodeadores si traducimos literalmente el término con el que se los describe, marauders) que se dedican a coger lo que quieren de los mundos que atacan y a destruir todo lo que no. Para ello se valen no sólo de su fuerza bruta y armamentística, si no de los Caminos (Paths) que son unas rutas secretas que les permiten viajar a través del hiperespacio sin ser detectados.

Conceptos de los Nihil vistos en la serie de cortos Characters of Star Wars: The High Republic

Originalmente, hace muchos años el grupo no estaba estructurado de esta manera. Eran una pequeña banda que operaba en una pequeña región del borde medio, cercana al Thull Shroud, por Belsavis (mirar en el mapa los sectores Senex-Juvex para encontrar Belsavis). Hasta que llegó Asgar Ro y los estructuró como se ha descrito anteriormente, siendo él el Ojo de los Nihil. Actualmente el cargo lo ha heredado su hijo, Marchion Ro, y los Tempest Runners son Kassav, Lourna Dee y Pan Eyta. Cada uno de los tres Corredores de Tempestad (Tempest Runner) tiene unos mil soldados bajo su mando y de manera jerárquica se dividen en Tormentas (Storms), Nubes (Clouds) y Rayos (Strikes).

Kassav Milliko

Es un weequay de cierta edad con piel como la de una carne secada al sol, con una capa de pelo, pantalones de piel desteñidos y una máscara hecha de una ligera chapa de metal golpeado, con aberturas cortadas para los ojos, y boca. Una parodia horrible de una cara. que siempre elegía a guerreros para su Tormenta. Su gente son caóticos e impulsivos, buscando su próxima presa para ganar algo mientras están colocados. Su nave es la New Elite y es como un club nocturno cutre.

Lourna Dee

Es una Twi’lek de unos cuartenta años de piel verde ciénaga. Ataviada con cuero de un dragón Kell. que elige a mentirosos y soplones. Su grupo es discreto, mantiene sus intenciones ocultas hasta que consiguen el resultado propuesto. Además suelen ser los más crueles de todos los Nihil.

Pan Eyta

Es un Dowutin siempre bien vestido con pieles turquesas bien pulidas. Su máscara es una versión distorsionada de su propia cara, con inmensas cejas y cuernos saliendo de mentón. Todo en él muy cuidadosamente elegido, desde la ropa a la comida que ingiere, pasando por la música que escucha. Elige para sus Tempestades pensadores engreídos. Estrategas precisos. Su nave es la Elegantia, bonita, con los interiores recubiertos de suave piel y la iluminación diseñada para acentuar cada precioso detalle escogido con gusto.

Marchion Ro (El Ojo de los Nihil)

Es el Custodio de los Caminos (Custodian of the Paths). En la época de la novela El Ojo de los Nihil (The Eye of the Nihil) es Marchion Ro, título que heredó del difunto Asgar Ro, su padre. Marchion sospecha que alguno (o varios) de los Tempest Runners fueron los responsables de la muerte de su padre. Al principio de la novela participa de la organización como un miembro más, aunque al ser el proveedor de los Caminos (Paths) le acaba dando poder sobre el resto, cosa que utiliza para alzarse finalmente con el poder de la organización. Su nave es el Gaze Electric.

Mari San Tekka

Es la proveedora de Caminos (Paths). Con un centenar de años a sus espaldas pilota el Gaze Electric encerrada en alargada vaina con un panel transparente en la parte frontal que sirve como cápsula médica para mantenerla con vida, conectada al resto de la nave para poder transmitir los datos de navegación que permiten almacenar nuevos Caminos.


Naves y vehículos

Legacy Run

Un carguero modular de Clase A de los astilleros de Kaniff. Con más años de vuelo de los esperados para una nave de su tipo, aunque bien mantenida gracias a su capitana Hedda Casset. Una nave mixta que podía transportar tanto pasajeros como carga. Consta de un puente de mando central, y todo el resto del espacio se usa para poder albergar hasta 144 módulos adicionales, todos ellos customizables para las necesidades que el viaje, cargamento y ocupantes requieran.

Third Horizon

Crucero de Clase Emisario de la República, parte de la flota de la RDC (Republic Defense Coalition) Comandado por el almirante Kronara. Su forma recuerda a una fortaleza tumbada, con sus torres de lado. Una obra de arte que pretende reflejar la grandeza de los mundos que integran la República. Estaba transportando a una comitiva Jedi, además de civiles, que volvían de conocer los trabajos de finalización de la Estación Starlight dirección a Coruscant. En su interior puede albergar varios Longbeams y Vectores Jedi.

Longbeam Republicanos

Cruceros versátiles, capaces de realizar labores de combate, búsqueda y rescate, transporte y cualquier cosa que la tripulación requiera. Pueden ser pilotados por sólo tres miembros pero pueden albergar de manera cómoda hasta veinticuatro personas. Desde soldados, diplomáticos, médicos, técnicos… lo que sea necesario. Uno de los que tienen más relevancia en la novela es el Aurora III.

Diseño publicado en starwars.com

Vectores Jedi

Configurados en versiones de uno o dos pasajeros. Pequeñas naves como pequeños dardos para que los Jedi puedan usar de manera personal. Destacable es su armamento, que sólo puede ser accionado usando un sable láser mediante la Fuerza. De manera que no podrían ser útiles a ningún enemigo común.

Diseño publicado en starwars.com

Starlight Beacon

La Estación Starlight es uno de los Grandes Trabajos ideados por la Canciller Lina Soh para expandir la República mas allá de los límites conocidos de la galaxia. Entre los múltiples propósitos de esta enorme estación espacial están el de servir de embajada de la República, pudiendo cumplir la función de ciudadela incluso. También el de ser un puesto fronterizo Jedi, con el mayor contingente destacado fuera de el Templo de Coruscant, donde podrán enseñar, investigar y encontrar el camino que marque la Fuerza. También tiene el propósito de ser una torre de comunicaciones que mejorará las comunicaciones y acelerará las transmisiones hasta diez veces. Instalaciones médicas de última generación. Contará también con espacios culturales y recreaciones de hábitats naturales de todos los mundos del sector para mostrar su belleza.

Ataraxia

The High Republic Adventures #1 de IDW

Una gran nave estelar Jedi que sirve como Templo Jedi móvil, pensada para estar anexionada a la Estación Starlight. Diseñada para evocar el símbolo de la Orden con su casco, con alas redondeadas luciendo el blanco y el dorado. Inicialmente capitaneada por Jora Malli.


Localizaciones

Podemos ver que realmente la Estación Starlight está en los límites de los mapas que se tenían hasta el momento. El último de de los que podemos ver pertenece a las últimas actualizaciones del Essential Atlas, y si lo comparamos con el que aparece en el The High Republic Adventures de IDW, muestran que la Starlight estaría en los alrededores de Hoth y Bespin, justo al lado de Thakwaa. En la imagen a continuación se pueden ver algunos de los sitemas y planetas citados en el libro que tienen localización exacta o aproximada. Faltarían el Sistema Ab Dalis, que según se cuenta en la novela está mas allá del Sistema Hetzal, en la misma hiperlínea que seguía el Legacy Run, pero nunca se llega a especificar la ruta. Y el sistema Ringlite, del que tampoco sabemos ubicación pero hay otra emergencia.

Mapa canon del juego de rol con los elementos destacados conocidos

Sistema Hetzal

El Sistema Hetzal estaría al final del Corredor Coreliano, pasado Tatooine. Consta de tres soles y tiene como planeta principal Hetzal Prime, con dos lunas, la Luna Frutada (Fruited Moon) y la Luna Enraizada (Rooted Moon). Aunque la población se encuentra principalmente en Hetzal Prime (unos cuarenta millones de habitantes) las dos lunas tienen un uso para agricultura muy importante tanto para el sistema como para el resto de la galaxia por la producción de Bacta y alimentos.

Hetzal Prime con sus dos Lunas y sus tres soles

Coruscant

Concepto de Doug Chiang para Coruscant

Capital de la República en la época en la que se sitúa la novela. Destaca el Umate, el punto más alto de la cordillera Manarai, donde se encuentra la Plaza de los Monumentos. Lugar al que le gusta acudir a la Canciller.

Umate pro Ralph McQuarrie

Sistema Ab Dalis

Situado en la misma hiperlínea en la que viajaba el Legacy Run. No tan poblado como el sistema Hetzal su mundo principal (el más poblado) un páramo pantanoso con algunas ciudades-factoría, sólo habitadas por sus trabajadores y dueños.

Naboo

Aunque no se describe mucho de este planeta que ya conocemos de sobra de las precuelas, es importante reseñar que el Clan San Tekka posee aquí una finca en la región de los lagos. Concretamente el lugar que visitan los protagonistas es Varykino, una isla retiro de artistas.

Concept art de Coruscant para Battlefront II

Sistema Eriadu

Uno de los sistemas mas castigados por el bloqueo impuesto por la república, y con una situación política en la que los ciudadanos, cazadores por naturaleza, están muy inclinados a alzarse contra el gobierno. Su gobernador planetario es Mural Veen. Eriadu son principalmente exportadores de lommite, un mineral usado para al transpariacero.

Elphrona

El lugar donde se encuentran asentados los Blythes, concretamente en Ogden’s Hope. Allí también hay, a unos 30 kilómetros, un puesto de avanzada Jedi que sirve como templo. Este puesto suele albergar entre tres y siete miembros de la Orden, que fue diseminando estos pequeños templos por sectores de la República con poca población para explorar nuevas regiones y ofrecer asistencia a cualquiera que la necesitase en aquellas zonas salvajes. Estar en un puesto de avanzada era una parte usual del entrenamiento de los Padawans.


Historia

La novela está dividida en tres partes

Primera Parte – El Gran Desastre (The Great Disaster)

El Legacy Run es una nave multipropósito haciendo un viaje hacia el Borde Exterior con pasajeros que buscan asentarse en esa región del espacio para iniciar una nueva vida. Pero en mitad del vuelo hiperespacial se encuentran con un objeto que no debería estar ahí.

Ilustración del libro infantil The Great Jedi Rescue

En un intento por evitar la colisión el Legacy Run trata de virar, pero a esas velocidades y con tan poco tiempo lo único que consiguen es destrozar la nave, haciéndose pedazos a velocidad hiperespacial.

Ilustración del libro infantil The Great Jedi Rescue

Los restos del Legacy Run empiezan a aparecer a lo largo del Borde Exterior, produciéndose la primera alarma en el Sistema Hetzel. Cerca de allí se encontraba la nave Third Horizon, con un grupo de Jedi a bordo, que rápidamente acuden a la llamada de socorro.

Haciendo un esfuerzo conjunto, tanto los Jedi, como los ciudadanos y dirigentes del sistema, como la tripulación de las naves de la República, consiguen salvar de los mayores impactos al Sistema Hetzal.

Pero la Canciller es consciente de que el peligro no ha acabado, y que hay nuevos fragmentos saliendo del hiperespacio causando otras tantas catástrofes. A esto se les va a llamar las Emergencias, y será el objetivo primordial hasta que controlen la situación. Para evitar mayores catástrofes se impone un bloqueo en el borde exterior restringiendo los viajes en esta región, y los riesgos que ello implican.

Segunda Parte – Los Caminos (The Paths)

Después de que la primera Emergencia (en el sistema Ab Dalis) es aprovechada por la Tempestad de Pan Eyta (y algunos de los Nihil de Lourna Dee y Kassav) Marchion Ro preside una reunión de los Nihil para pedir que permanezcan un tiempo con perfil bajo ya que si siguen apareciendo, con el bloqueo impuesto por Lina Soh, puede que empiecen a fijarse en ellos. En última instancia sólo permiten que un pequeño grupo de los Nihil de Lourna Dee, formado por una Nube y siete Rayos, lleven a cabo un secuestro en Elphrona.

Pero cuando Marchion Ro se entera de que la República está construyendo un sistema para predecir las próximas Emergencias, y que están intentando encontrar el grabador de vuelo del Legacy Run, teme que éste pueda conducirlos a los Nihil, decide pasar a la acción. A través de Mari San Tekka (quien le suministra los Caminos) obtiene los puntos donde aparecerán las próximas Emergencias. Con estas ubicaciones encarga a los Tempest Runners recuperar el grabador.

Por su parte la República, con Keven Tarr a la cabeza, consiguen poner en marcha un conjunto de navidroides que logran predecir dónde aparecerán las próximas Emergencias.

Elphrona

Los Blythes atacados por los Nihil vistos en la serie de cortos Characters of Star Wars: The High Republic

Los piratas llegan al asentamiento Ogden’s Hope para secuestrar a los Blythes. Como tienen familiares adinerados en Alderaan el plan es pedir una recompensa por ellos. Un plan sencillo. Aunque la familia le hizo frente a los Nihil con los droides que tenían (consiguiendo dejarlos sin sus transportes) no fue suficiente para evitar que los capturasen. Usaron para huir parte de los steelees de la manada que criaban los Blythes.

Pero en ese planeta hay también un puesto de avanzada Jedi, un pequeño templo donde estaban destinados Bell Zettifar, Loden Greastorm , Indeera Stokes y Porter Engle. En cuanto recibieron el aviso fueron a ayudar.

Portada de la edición especial de la novela por Jama Jurabaev

En otra parte de la galaxia suceden dos acontecimientos importantes.

Por un lado Kassav acude a Eriadu, donde se producirían en breve tres emergencias. Su plan es extorsionar al gobierno para que le transfiera créditos a cambio de evitar las Emergencias. Todo sale mal, ya cuando consigue convencerlos (tras el impacto de las dos primeras emergencias) falla y no evita la última de las emergencias. Además de que ha desvelado tanto el identificador de la nave como su identidad.

Por otro lado Lourna Dee acude a la Emergencia donde aparece el grabador de vuelo. Pero también lo hace la República. Esto desata una batalla que la Nihil pierde, aunque consigue huir con vida.

Ante estos hechos Marchion Ro aprovecha para rebelarse ante sus “socios”. Todos han metido la pata, pero él tiene una solución. Una de las Nubes de Pan Eyta, después de un asalto, fue la que causó el desastre del Legacy Run. El plan para atracar Eriadu de Kassav fue también un desastre. Y Lourna Dee también falló en su misión de hacerse con el grabador de vuelo. Así que coloca a cada Corredor en la posición que deben jugar en la partida que el Ojo de los Nihil lleva tiempo maquinando. Kassav debe ir a la Nebulosa de Kur a recuperar el grabador de vuelo. Lourna Dee debe ir a ayudar a su Tormenta a terminar el trabajo de los Blythes. Mientras Pan Eyta tendrá que esperar.

Tercera Parte – La Tormenta (The Storm)

En Elphrona los Jedi consiguen salvar a todos los miembros de los Blythes menos a Otto, el padre. Además para ello ha tenido que sacrificarse Loden. Estos dos son las capturas que Lourna Dee ofrece a Marchion Ro para justificar su nuevo fracaso.

Mientras tanto Kassav y toda su Tempestad acuden a la Nebulosa de Kur, donde según le dijo Marchion Ro la República custodiaba el grabador de vuelo. Pero ha sido una trampa. Son emboscados por naves del RDC, Jedi y finalmente Eriadunas. Aunque con muchas bajas y secuelas importantes (Te’Ami y Jora Mali fallecen y Sskeer es severamente herido), la Batalla de Kur termina con la victoria del bando republicano.

Pero esto es parte del plan de Marchion Ro. El sacrificio de Kassav le ha permitido dos cosas, por un lado deshacerse de un competidor y hacer que esto sirva como refuerzo de su poder ante el resto de Nihil. Y por otro que la República crea que la amenaza de los Nihil ha terminado. Además se ha hecho con un sable láser y mantiene preso en su nave al dueño, Loden Greatstorm.

Finalmente la Estación Starlight es inaugurada. Avar Kriss (que había investigado al Clan San Tekka junto con Elzar Mann) es nombrada Marshal de la estación. Tenemos una escena tras ello en la que vemos que entre Avar y Elzar hay algo mas profundo que una amistad.

Orden alternativo

Si tras leer la novela, tenéis problemas a la hora de ordenar los hechos, qué sucedió antes, qué después, qué sucesos llevaron a otros… Este orden propuesto permite comprender qué está sucediendo de manera aislada. Lo dejamos como curiosidad y como síntesis del argumento global y los principales sucesos que son motor de la historia.

Tabla con el orden alternativo

Emergencias

A modo de curiosidad, aquí hay un listado de las emergencias que son claramente referidas en la novela.

  • Sistema Ab Dalis (20 millones de muertos) – Primera Emergencia
  • Dantooine – Emergencia 18
  • Sistema Ringlite (varios miles de muertos)
  • Sistema Eriadu – 3 Emergencias
  • Zona inhabitada del espacio – Emergencia 34
  • Espacio profundo – Emergencia 40 – Puente de mando del Legacy Run, con la grabadora de vuelo.

Curiosidades

Descubrimiento del Bacta

El Bacta es una novedad en la era de la Alta República, donde hasta ese momento el compuesto usado para curar es el Rejuv. De hecho los cultivos de Hetzal Prime son donde se producen los compuestos para la fabricación de este elixir medicinal para la República.

Hiperespacio

Sabíamos hasta ahora poco de cómo se viaja a través del hiperespacio, y en esta novela es uno de los puntos clave. La descripción que hace Vellis San Tekka es que cuando estás en el hiperespacio te encuentras como en una burbuja de espacio-tiempo, en donde no se puede interactuar con nada, ya que cada ruta tiene su propio plano de existencia. Los Nihil hacen microsaltos (microjumps), gracias a los Caminos (Paths) provistos por Mari San Tekka. Cuando pilota el Gaze Electric, su navegación es descrita como el vuelo zumbante de un insecto de flor en flor, cambiando la dirección sin atender a consideraciones de inercia, aceleración o deceleración.

Fuera de estas descripciones vemos que los que trazan las rutas son el Clan San Tekka, y que parece que tienen el monopolio. Nos queda por descubrir si la proveedora original y única es Mari o veremos otras maneras de explorar este detalle tan poco explorado del universo.

Captura de Rebels

Diferentes maneras de percibir la fuerza

Avar como una canción, Elzar como un mar (sin límites de fondo o extensión), Burryaga se siente como una hoja de un gigante árbol de inmensas raíces y ramas, Bell Zettifar como una danza con el fuego, Loden Greatstorm como una danza con el viento… Es una novedad ya que es muy intencionado y permite que sea un elemento mas para que distingamos la particularidad de cada Jedi, las capacidades que lo hacen único, y que no hay una única manera de entender la Fuerza.

Apego entre los Jedi

Tenemos dos ejemplos de situaciones de apego en la novela. Parece que en esta época el mantra de que los Jedi no deben establecer lazos no es tan dogmático como en los tiempos de la caída de la Orden (y quizá sea uno de los detonantes). Vemos como en Elphrona tienen una mascota, lo cual crea un situación de dependencia. Y que también entre Elzar y Avar hay una relación mas profunda que la mera amistad. Algo que quizá estaba empezando a surgir entre Te’Ami y Mikkel Sutmani, pero que trágicamente quedó truncado. Veremos cómo siguen desarrollando estos lazos y cuáles serán las consecuencias, pero por ahora no parece que el resto de miembros de la Orden estén muy preocupados por ello.

Burnium Ro

Parece que el Clan de los Ro, o al menos un imitador, llega hasta los tiempos del Imperio. En la serie de cómics Star Wars (2020), guionizada también por Charles Soule, aparece un señor de la guerra llamado Burnium Ro.

Viñetas de Star Wars (2020) #7

Palo Hidalla

El arquitecto que diseñó la Estación Starlight es un Jedi llamado Palo Hidalla. Esto parece una alusión directa por el juego de palabras a Pablo Hidalgo. Esto es un claro homenaje a su participación y aportación al proyecto como parte del Lucasfilm Story Group.

Todo el equipo creativo en el Skywalker Ranch.

Opinión de los Bibliotecarios

Mario Tormo

Me gusta mucho que a medida que vas leyendo el libro te vas dando cuenta de la situación tanto política como geográfica. El tema es que la República lleva años a tope, y en fase de expansión, y para ello construyen una estación faro en los límites del borde exterior. Pero es que en aquella zona ya operaban antes los Nihil, organizándose bajo Asgar Ro para poder campar a sus anchas y saquear todo aquello. Y Marchion Ro es el actual heredero de aquello. Un personaje interesantísimo ya que su historia tanto pasada como presente está llena de misterios, ¿relación de sus antepasados con los Jedi? ¿Y ahora él tiene un sable láser? Nuestra imaginación vuela.

El conflicto estaba escrito entonces. Y eso es el Gran Desastre, una Gran Casualidad en realidad, una nave Nihil se cruzó por el medio de una de las mayores rutas comerciales hacia el Borde Exterior y provocó que el Legacy Run tuviera un accidente fatal. Aunque sospecho que Marchion Ro llevaba maquinando su plan desde hace tiempo y quizá este momento sea el detonante para que decida ponerlo todo en marcha. O quizá era parte del plan. Porque todos los fracasos que atribuye a los Tempest Runners habían sido incitados por él…

Y todo el tema del hiperespacio es una novedad temática interesantísima. Ya que algo que siempre había estado ahí ahora se usa como uno de los motores principales de una historia situada 200 años antes de las precuelas. Asombroso. Porque han coseguido coger elementos que todos conocemos y hacer que resulten misteriosos, interesantes, ¡hasta novedosos! Como con el Bacta. El esfuerzo creativo es magnífico.

En esta línea siguen las aportaciones hacia cómo eran los Jedi de esta época, mas bondadosos, menos dogmáticos, viéndose como un conjunto y no como individuos. Aceptando y valorando las diferencias. Parece que la manera de presentarnos a la Orden aquí nos evidencia muchísimo más la decadencia de la misma en el final de la República. De nuevo usando algo que todos conocemos para narrar algo anterior y que parezca nuevo.

Las partes que a mi más me han hecho disfrutar y no parar de darle vueltas a la cabeza han sido, primero, las posibilidades que se abren al explorar en profundidad qué es el hiperespacio, ya que esa descripción que le atribuye un plano de existencia al margen del tiempo y el espacio, de alguna manera, me llevan a pensar al Mundo entre Mundos. Segundo el personaje de Marchion Ro, un villano magníficamente esbozado, y que estoy deseando conocer más de su pasado, pero también de su futuro. Esa es otra de las maravillas de ser una época virgen, no sabemos qué va a a pasar con los personajes. Y por último, el anunciado romance entre Avar y Elzar. Cuando se nos presentó al trío (que completa el aún por explorar Stellan Gios) y nos hablaron de cómo habían pasado toda la adolescencia unidos, pensé inmediatamente en Harry Potter, Hermione y Ron. Y creo que los tiros pueden ir por ahí, ya que están intentando coger elementos de otras sagas. Creo que el amor, el desamor, y las tragedias que ello conlleva es un tema que se ha tratado de manera muy, muy, muy torpe en la saga. Se ha contado poco y mal. Y creo que es una muy buena oportunidad oportunidad para hacerlo bien.

Mariana Paola Gutiérrez Escatena

La luz de los Jedi es una extraordinaria manera de darnos la bienvenida a un mundo no explorado. Una época dónde la República quería expandirse en su magnitud y ser el faro de la galaxia, literal y metafóricamente. Literal por el faro en sí, al igual que los puestos en diferentes sistemas. “La estación sería la primera en responder a prácticamente todos los problemas relacionados con la República o los Jedi en esa enorme extensión de espacio.”… El Marshal “…tendría el mismo mando que un almirante de la RDC y un administrador territorial de la República, y todas las decisiones importantes se tomarían por mayoría de votos. “… Una manera de gobernar descentralizada, pero dejando en claro la importancia del sistema político y su cabeza de mando, la canciller, además Coruscant como centro administrativo.

Es tangible también por el hecho de crear obras tan monumentales como el faro del Starlight, el cual haría gloriosa la época y a quien la lidere. La acción de dejar huellas, aquello visible para preservarse en la memoria colectiva por siglos. Ser como el Umate, una elección que perdura en la historia por representar un modelo abstracto de significados para quienes por generación lo recordarán como obra y símbolo.

Ahora ese deseo de unir y ser quien perdure en los libros de historia galáctica, de ser la elección… ¿Hará que se pierda la visión de los hechos precedentes y con ello aquel sueño de una galaxia en comunión? Es una pregunta que debería responderse a medida que crezca la historia.

“Es inspirador y simbólico todo lo que quiero que sea esta República. Todos nos ayudamos unos a otros, y todos crecemos y prosperamos juntos “.– Lina Soh

Metafóricamente, por el hecho de unir a cada ser bajo el lema “todos somos república” y aunque parezca algo sin importancia abarca una necesidad, un deseo y un accionar de integrar primero y luego incluir a toda la galaxia a esta manera de vivir, gobernar y ser. Una forma que no todos están dispuestos a asumir con decoro. Por el contrario, la intención y el acto de quebrar la institucionalidad se ve reflejado en la organización de los Nihil, que aunque suena similar a cualquier hecho real de la política conocida, tiene su particularidad, la cual descubrirán al leerlo; una que aparenta libertad, pero que esclaviza. Una que pregona el orden jerárquicos estancado y el sacrificio de las bases (rayos) si es necesario para mantener el poder ascendente e imponer nuevas reglas.

A su vez, parece más una tiranía, la de Marchion Ro, él inteligente, estratégico, que aprovecha el acto primitivo de ser Nihil (violento, fuera de la sociedad, de las leyes y del orden preestablecido), para impartir sus designios. Aquel que posee las herramientas para crear dependencia (los caminos de Mary San tekka). Él que tiene un sistema para dominar a los Nihil. Que conoce sus enemigos y es capaz de tomar decisiones encubiertas que tendrán consecuencias y quizás serán el inicio de la decadencia para la República y la orden Jedi.

En contradicción, los Jedi, son del pueblo y para el pueblo aunque parezcan místicos e inalcanzables, aunque denotan poderes inexplicables para algunos, o quizás no sean siempre bienvenido, están ahí caminando junto a los ciudadanos de la galaxia. Estos guardianes que al inicio eran unos colaboradores para la república, terminan convertidos guerreros defensores, en votos del consejo Jedi, al tomar una postura más activa contra el nuevo mal que acecha.

“Aquí la Maestra Jedi Avar Kriss. La ayuda está en camino”… Esa ayuda son los Jedi, en su plenitud, fortalecidos como orden. Loden, Bell, Avar, Elzar, Stellan, Jora, Burryaga, Nib  y más, son ese manto protector y espectáculo para multitudes que miraba atentos el heroísmo y la proeza en Hetzal de un conjunto de Jedi liderados por Avar Kriss.

Por otro lado, las diferentes historias de la luz de los Jedi, destacadas tan bien aquí por Mario, se entrelazan con un hecho en común, el gran desastre, provocado por los Nihil y sus consecuencias, generando una profunda inestabilidad y miedo, que se va abordando detalle tras detalle, desde Ab Dalis, a Hetzal, desde Ringlite a Eriadu.

Cientos de seres en la galaxia perdieron la vida abruptamente y millones más pusieron en duda los esfuerzos de la República para gobernar. Y cuando se considera una forma gobierno falto de gobernabilidad, se genera un ambiente de incertidumbre y desorden. El contexto perfecto para que grupos terroristas con los Nihil de Marchion Ro crezcan, progresen y se expandan. Esa fue la idea primordial de este líder déspota, que ostenta el caos.

Pero, también es un momento ideal para ver a los Jedi en su apogeo, salvando vidas, incluso cuando las suyas corren peligro. Entonces dirás, si es eso lo que siempre han hecho y te contestaré, si quizás, pero aún así no deja de ser emocionante leer las hazaña.

Avar Kriss, [mi personaje favorito de esta Era, por su manera tan particular de sentir la fuerza], tiene una capacidad extraordinaria de entrelazarse con los demás sensibles, para generar una red de comunicación invisible que monitoreé y guíe los actos de valentía. Aquí logró unirlos para evitar una catástrofe mayor, conectando sus mentes y sus capacidades en un objetivo común.

Ya sea en el espacio, en el suelo, ellos estarán ahí para traer paz a la galaxia, en un momento en dónde el panorama es absolutamente oscuro, aunque otorgue una sensación de estar bajo control, pero que en realidad trae consigo el mal, desde lo desconocido en forma de tempestad, o desde la tierra sigiloso peligro. Todo está ahí, pero no todos pueden encontrar la verdad como presagio desolador. ¿Podrán encontrar el camino hacía la paz y la prosperidad que tanto anhelan?… ¿Podrán esos lazos ser fuentes para erradicar el mal?.

La Alta República para mí es una de las épocas más interesantes que me han presentado en Star Wars. Repleta de todo lo que necesito y quiero ver en una historia. Estoy ilusionada por saber más y conocer hacía dónde nos llevan, que nos contarán y como diseñaran el camino hacía la época del elegido, hacía la era Skywalker.

Que la lectura os acompañe, siempre y más ahora que Star Wars está más vivo que nunca.

Burryaga, Avar, Elzar, Loden, Lina y Marchion

ALEX RANDIR

Siendo la primera obra de esta era, La Luz de los Jedi cumple perfectamente con su propósito. No sólo explica de una manera coherente y fácil de comprender el contexto galáctico inicial, con todos los sistemas que conforman la República confiando y colaborando plenamente entre sí, sino que además presenta de una forma igual de cómoda para el lector el inicio de lo que será esta nueva era.

Los Jedi son más Jedi que nunca, realizando actos – tanto conjuntos como por separado – tan desinteresados como heroicos, llegando a cumplir verdaderas hazañas, especialmente cuando colaboran entre sí. Si bien no están excesivamente desarrollados (algunos más que otros, eso sí, como Bell Zettifar y la forma en que Loden Greatstorm lo entrena), la mayoría de ellos tienen la suficiente personalidad y rasgos propios como para rápidamente empatizar con cada uno, distinguiéndose unos de otros de una manera sucinta y más que efectiva. El énfasis en las diferencias a la hora de percibir la Fuerza que tiene cada uno es una forma preciosa de definirlos, además de por sus propios caracteres y formas de ser.

Por supuesto, un héroe se mide por la calidad de su villano y en este caso mis dudas desaparecen pronto. Marchion Ro es un perfecto némesis, un ser tan astuto como taimado, que aunque no destaca especialmente por su fuerza física sí lo hace por su capacidad de anticipación y planificación, llegando a recordarme en cierto modo a cierto Gran Almirante de piel azul (salvando las distancias, claro, Ro es un tipo mucho menos curtido y para nada tiene que ver con lo militar). Además de eso, es alguien con grandes expectativas y nada que perder, algo que le convierte en un ser extremadamente peligroso, especialmente cuando compruebas la “estructura casi desestructurada” en que se basa la “organización” de los Nihil, que no pueden ser más diferentes a un Imperio o a una Primera Orden.

Por último añadir que, como siempre, Soule hace un trabajo excelente a la hora de referenciar detalles de otras obras (propias o ajenas) de Star Wars. La forma en que retrata el sistema Eriadu, hogar futuro del taimado Gobernador Wilhuff Tarkin, es sencillamente magnífica, por poner un ejemplo, y la manera de lidiar con el Gran Desastre en cada momento que aparece una Emergencia está estupendamente estructurada. Mención especial al Desastre en Hetzal, al principio de la novela, y a la Batalla de Kur, al final. Star Wars no sería Star Wars sin batallas espaciales además de esas proezas con las que los Jedi nos siguen sorprendiendo y maravillando.

En definitiva: una obra que, sin ser literariamente colosal, cumple más que correcta y perfectamente con la función de abrirnos a una galaxia nueva, llena de nuevos peligros y de nuevas aventuras, de personajes que irán perfilándose cada vez más a cada iteración y con cada aparición que hagan, y que promete convertirse en un imprescindible a la hora de entender que la galaxia es cada vez más grande.

Un comentario el “Guía visual y análisis de Light of the Jedi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: