El juramento del Amanecer Plateado. Capítulo 1: Bienvenido a Bergamore

Por Jose Alabau Casaña

¡Hola bibliotecarios! Os traemos traducido en español el primer capítulo, “Bienvenido a Bergamore”, de la novela online The Vow of Silver Dawn, El juramento del Amanecer Dorado, cuyo autor, conocido como “Su majestad el Rey”, sigue en el anonimato. La novela, exclusiva del mercado chino, se sitúa 50 años antes de las precuelas, al final del periodo de la Alta República, era que estamos comenzando a descubrir con las nuevas publicaciones.

Bienvenido a Bergamore

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana….

La República gobernaba una sociedad galáctica muy desarrollada, su capital, Coruscant, era como una estrella ardiente que esparcía la luz y el calor de la civilización en abundancia.

Sin embargo, en aquellos rincones donde la luz no era tan brillante, las sombras estaban presentes, y la pobreza y la corrupción inevitablemente se criaban en las zonas marginales de la República.

Bergamore, situado en el Borde Exterior de la galaxia, había seguido su órbita irregular alrededor de un sistema estelar binario durante incontables años. El planeta sólo merecía una atención ocasional de los ciudadanos indiferentes de la República, que lo veían como empobrecido y atrasado.

Sin embargo, hace unos decenios, un político llamado Jamie Brasen había cobrado importancia en el planeta Bergamore. Proyectando encanto e integridad, se ganó el apoyo de los tres mil millones de habitantes del planeta y se convirtió en el Presidente de Bergamore, enviando embajadores para reunirse con el Senado de la República. En el mundo capital de Coruscant se ganó el respeto de muchos senadores con su casi perfecta imagen personal.

En opinión del Senado, Jamie Brasen era honesto y recto, con una personalidad amable y humilde. Bajo su gobierno, Bergamore se había hecho cada vez más próspero y rico, deshaciéndose gradualmente de su pobre y subdesarrollada reputación, y Brasen convirtió la capital planetaria de Amanecer Verde en una ciudad modelo. La próspera metrópoli sorprendió a incontables turistas de todas partes. Pero el propio Brasen había mantenido una vida precaria durante décadas; incluso cuando asistió a su conferencia con la República, Brasen había llevado una chaqueta hecha de retazos.

Seguramente era lo único de santo que había en él.

____

“Por supuesto, no hay verdaderos santos en el mundo…”

Una mujer humana cubrió su hermoso y digno rostro con un manto gris y caminó tranquilamente por una calle oscura y húmeda, mirando hacia las casas prefabricadas que había a ambos lados del camino, y a los temblorosos niños abandonados bajo el abrigo de los toldos. No pudo evitar fruncir los labios ante la vista y suspiró con tristeza dentro de su corazón.

No lejos de esta calle, a unos 20 metros por encima, para ser precisos, estaba la ciudad más orgullosa y próspera del planeta Bergamore, brillando como un bosque verde de acero. El estilo arquitectónico de la ciudad se había basado en el de Coruscant. Aunque la expansión no se había extendido por todos los rincones de Bergamore como había sucedido con Coruscant, la ciudad se mostraba tan brillante como una estrella para el remoto y empobrecido planeta.

Sin embargo, ¿cuántas personas sabían que bajo su deslumbrante epidermis, la ciudad estaba podrida hasta los huesos? ¿Cuántos sabían que de los 3.000 millones de habitantes de Bergamore, sólo un número muy pequeño podía vivir una vida de lujo en los modernos edificios de la capital Amanecer Verde?

La mujer caminó en silencio, y después de un rato, un grupo de sombras retorcidas vino a seguirla.

En este dominio del inframundo, una mujer que caminaba sola en los barrios bajos era casi como un cebo lanzado en un estanque de pesca.

Tras sus pasos, la seguían los traficantes de esclavos que anhelaban mejores cautivos, los médicos del mercado negro que buscaban órganos frescos, los asesinos que disfrutaban matando y los jugadores con mala suerte.

Sin embargo, la mujer simplemente miró hacia atrás a las tortuosas sombras. Desaparecieron como la niebla de la mañana al encontrarse con el sol. De repente, estos matones del inframundo ni siquiera podían recordar lo que habían venido a buscar.

A la mujer no le importó, y no se sorprendió. Después de llegar a Bergamore, habían ocurrido demasiadas veces casos similares como para contarlas. Sacudió la cabeza, continuó su camino y caminó hasta llegar a un hotel en ruinas. Al entrar en la única habitación de huéspedes de clase alta, se quitó la capa, exhaló, y pulsó en una enorme proyección que cubría una pared entera de la habitación. La pantalla, mostrada por un dispositivo de comunicación personalizado en forma de pulsera que llevaba, transmitía nuevos datos.

Dos holoimágenes se iluminaron rápidamente en la pared. En la primera, niños demacrados eran mantenidos en jaulas oscuras como animales, esperando su destino como ganado antes de una matanza.

En cambio, la otra imagen mostraba a juerguistas en el nivel superior de la ciudad, borrachos y disfrutando de una vida comparable a la de los ricos nobles del centro de la República.

Varias imágenes como estas vinieron a iluminar toda la pared -y esta era la colección de una mujer que había llegado a Bergamore sólo una semana antes.

En la pantalla, varias imágenes y anotaciones estaban conectadas por líneas de diferentes colores, como una red densamente tejida con innumerables pistas que apuntaban al núcleo.

En el centro estaba la imagen del Presidente del planeta Bergamore, ¡Jamie Brasen!

Había sido el Presidente de Bergamore, que era muy conocido en Coruscant, el que había provocado innumerables tragedias. Casi todas las grandes organizaciones criminales que trabajaban entre bastidores en el planeta provenían de Jamie Brasen. Él estaba al mando de los consorcios y las bandas, las más altas de la cadena alimenticia. Antes de llegar al poder, Bergamore había sido pobre, pero su población había vivido en paz. La gente nunca había sido tratada de forma inhumana, y había seguido una vida armoniosa durante miles de años. Sin embargo, en el lapso de unas pocas décadas, la superficie de este planeta se había llenado de criminales… y de huesos.

Todo esto era aún desconocido para la galaxia en general. Jamie Brasen aún disfrutaba del prestigio de un santo, y nadie podía empañar su perfecta reputación.

La mujer miraba en silencio la red de pistas en la pared. De repente, el brazalete comunicador de su brazo sonó, y ella colocó el dispositivo sobre la mesa. Apareció una proyección holográfica azul.

Vio aparecer una cabeza alienígena parecida a la de un pulpo en su campo de visión, y los cuatro tentáculos de su barbilla se retorcieron suavemente, indicando que su especie era un quarren. Una mirada de máximo respeto se mostraba en los dos ojos redondos.

“Saludos, respetada Maestra Jedi…”

Antes de que terminara de hablar, la mujer le interrumpió: “Como he dicho, por favor, llámame Mostema”.

El quarren parecía un poco inquieto.

Mostema continuó: “No se sienta ansioso, sólo trate esto como un intercambio de negocios entre colegas. Usted solía supervisar el trabajo de inteligencia de la República sobre Bergamore, así que podría estar haciendo uso de su consejo profesional.”

El quarren se sintió aún más avergonzado cuando escuchó esto. “Jamie Brasen es un político muy astuto. He estado aquí durante muchos años, y nunca lo he visto cometiendo ningún acto de maldad.”

“Ser capaz de verificar la astucia de otro también es un buen resultado”, aseguró Mostema al quarren. “¿Tiene alguna sugerencia para el próximo trabajo?”

Y tras estas palabras, la Maestra Jedi transmitió toda la información que había recogido al agente quarren.

Al oír que la transmisión había sido recibida, el quarren rápidamente dirigió su atención a su propia pantalla de visualización. Sus dos ojos, ya enormes, se ampliaron.

“Maestra, ¿ésta es la evidencia que ha recogido? Realmente lo que se espera de una merecedora Maestra Jedi. Todo esto en sólo unos pocos días estándar, ¡cuánto ha recopilado! Déjame ver… ¡Dios, esta cadena de pruebas es tan completa! Solo queda añadir los testimonios del albergue StarFan y de Shining Manpower…”

De nuevo antes de terminar, vio a Mostema exhibir dos nuevos retratos a través del brazalete comunicador. Eran los líderes del albergue StarFan y de Shining Manpower, y sus confesiones y testimonios relacionados contaban la misma historia.

El quarren estaba aturdido. “… Esto es digno de la famosa omnipotencia de los Jedis, ¡el último eslabón de la cadena de pruebas está aquí! Con presentar este expediente en el Senado en nombre de la Orden Jedi, debería ser suficiente para que lo aceptaran. ¡El malvado gobierno de Jamie Brasen termina aquí!”

“Hmmm…” Mostema pensó brevemente, pero luego sonrió y sacudió la cabeza.

“¿Pero, y si esto no fuera presentado en nombre de la Orden Jedi? Por ejemplo, si viniera de ti, o incluso de una persona común que trabaja en Bergamore?”

El quarren se quedó atónito momentáneamente, y luego dijo en voz baja, “Me temo que eso sería un poco insuficiente. Los crímenes del Presidente rara vez se cometen de primera mano; casi todos son cometidos por otros. No hay pruebas que lo relacionen directamente con un crimen. Y, su percepción dentro de la República es casi prístina. Todos piensan que Brasen es un humilde e incorruptible filántropo. También tiene a su disposición a los más prestigiosos abogados de la galaxia, y ha sido absuelto en los tribunales muchas veces, de hecho, siempre con compensaciones. Pillar a un hombre políticamente fuerte, que ha controlado este planeta durante décadas, es en sí mismo algo inverosímil, así que espero que pueda…”

“¿Esperas usar el nombre de los Jedi para derribarlo? Entonces estaré ejerciendo la influencia política de los Jedi extrajudicialmente para interferir por la fuerza con el juicio del Senado. ¿Simplemente porque no soporto a Brasen, debo usar la influencia de la Orden Jedi, disfrazada de ley, y pedirle al Senado que lo lleve a juicio? ¿Cómo me diferencia eso de un tirano imprudente como él?”

El quarren pensó por un largo momento y sugirió a regañadientes, “Si debes construir tu caso a través de vías legales, entonces todavía no tienes nada incriminatorio. Ahora que el Consejo Jedi ha decidido investigar a Jamie Brasen usa tus habilidades. ¿No puedes simplemente dirigirte al Presidente y esperar que te confíe la verdad por sí mismo? Ese es el tipo de técnica hipnotizadora que sólo usan los Jedi…”

La Maestra Jedi lamentó profundamente el reconocimiento de este poder. “Las técnicas de la Fuerza que dominan los Jedi son una espada de doble filo. Por supuesto que puedo usar la Fuerza para confundir la mente de Jamie y hacer que admita sus crímenes, pero de la misma manera, esta técnica podría ser usada para obtener una confesión falsa, y permitir que gente inocente sea injustamente acusada. Si se supiera que he influido en su mente, cualquier testimonio obtenido de Brasen a través de la hipnosis sería inválido. Además, como Jamie Brasen es excepcionalmente astuto, es totalmente posible que se anticipe y se prepare para un truco mental Jedi de antemano. En cuyo caso, no se le podría hipnotizar para que dijera la verdad”.

El quarren dijo impotente, “Si crees que eso es posible, entonces la situación es muy grave. Jamie ha tenido el control de Bergamore durante tanto tiempo que todo el planeta se ha convertido en una combinación de laberintos y telarañas de intrigas ilegales, por lo que es muy difícil conocer su ubicación en un momento dado a través de pistas periféricas. Si tiene que hablar con él, sólo puede tratar de encontrarlo en su legendaria mansión. Hay quien cuenta que el Presidente construyó una mansión privada en las afueras de Amanecer Verde, donde vive una vida de glamour. Más importante aún, es conocido por entretener a sus huéspedes. La mayoría de sus crímenes son diseñados y llevados a cabo desde dentro de las paredes de la mansión. He estado investigando durante muchos años, pero aún no he encontrado el más mínimo rastro sobre la ubicación de esta…”

Mientras hablaba, el quarren oyó de repente el brazalete comunicador de la mesa empezar a sonar, y la fría expresión de la mujer se derritió un poco -aunque era apenas perceptible, el quarren se sintió seguro de que el cambio no era porque ella lo estaba mirando.

Mostema declaró: “He pedido a mi aprendiz que investigue la mansión de Jamie”.

El quarren estaba sorprendido. “¿Aprendiz? ¿No has venido sola?”

“Sí, mi aprendiz Sean. Todavía está en la etapa de formación, tiene 17 años pero aún es  inmaduro y necesita de más tutela. Así que le pedí que fuera a los bajos fondos de la ciudad a investigar las pistas de inteligencia sobre la Mansión Presidencial.”

El quarren experimentó un momento de asombro antes de decir, “Maestra, Jamie siempre ha dado gran importancia a los secretos de su mansión. ¡Cualquier persona que se atreva a investigar su vida privada estará en peligro! Más aún, muchos de mis propios agentes de élite han desaparecido aquí en el Distrito Amanecer Verde!”

“Sí, por eso le dije que fuera particularmente cuidadoso mientras investigaba.”

“Esto no es una cuestión de tener cuidado. ¿Su aprendiz no es más que un estudiante? Con el debido respeto, incluso para un Jedi que ha dominado el arte de la Fuerza…”

Sin embargo, mientras hablaba, Mostema había extendido la mano y presionado el botón de comunicación multipersonal del brazalete, y de repente apareció otra proyección junto a la cabeza parecida a la de un pulpo.

Era de un adolescente humano que parecía tener sólo 16 o 17 años… el quarren no era especialmente bueno distinguiendo las edades humanas más allá de si eran guapos o feos, pero al ver a este adolescente de pelo negro y ojos oscuros, inmediatamente sintió una sensación de camaradería.

El joven tomó la iniciativa de saludar al alienígena.

“¡Buenas tardes, Maestra! Supongo que este es nuestro agente, el Sr. Squak, ¡me alegro de conocerle! He leído su ‘Informe de Investigación Bergamore’. El trabajo fue muy meticuloso, ¡realmente admirable!”

La piel áspera del quarren tomó abruptamente un color parecido al de la sangre. “Yo… estoy demasiado avergonzado. No ha habido resultados fiables de la investigación durante varios años…”

“No, pero como su trabajo no ha dado ningún resultado, la República solicitó a la Orden Jedi que enviara a mi Maestra para investigar, lo que acelerará sustancialmente el progreso de la investigación. ¡Creo que la gente de Bergamore recordará sus contribuciones mucho tiempo en el futuro!”

Y el quarren se quedó totalmente sin palabras.


Continua en el segundo capítulo: Solución simple. Disponible aquí.

El texto base para esta traducción ha sido tomado del hilo de Reddit que está traduciendo la novela al inglés. ¡Que la lectura os acompañe!

Actualización: se han hecho unas pequeñas correcciones en base a la traducción de 74translations. Mario Tormo.

4 comentarios el “El juramento del Amanecer Plateado. Capítulo 1: Bienvenido a Bergamore

  1. Pingback: El juramento del Amanecer Plateado: Capitulo II “Solución simple” – La Biblioteca del Templo Jedi

  2. Pingback: El Juramento del Amanecer Plateado. CAPíTULO 3: EL COMIENZO DE LA ACCIÓN | La Biblioteca del Templo Jedi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: