COBB VANTH: Consecuencias vs The Mandalorian

Por Jose Alabau Casaña

¡Hola, bibliotecarios! En esta ocasión vamos a desgranar uno de los personajes que más ha llamado la atención del primer episodio de la segunda temporada de The Mandalorian, titulado originalmente The Marshal y El mariscal en España. Hablamos de Cobb Vanth, un autoproclamado agente de la ley que ya conocíamos de la Trilogía de Consecuencias, y que ha saltado de las novelas a la serie de acción real, siendo uno de los pocos casos en esta dirección.

Aunque ambas historias sean muy parecidas, tienen unas diferencias intrínsecas imposibles de encajar completamente, por lo que estaríamos hablando de un nuevo caso de retrocontinuidad, aunque, siendo sinceros, se trata de detalles que no afectan a la esencia del personaje. Vamos a ver primero cómo era el personaje en las novelas y luego nos referiremos al episodio.

TRILOGÍA DE CONSECUENCIAS

La Trilogía de Consecuencias, de Chuck Wendig, si bien nos cuenta los últimos estertores del Imperio y cómo la Nueva República se abre paso, está plagada de interludios situados en varios planetas que nos muestran el estado actual de la galaxia tras la caída de Palpatine. Estos pequeños relatos, titulados con el nombre del planeta donde suceden, se van enlazando a lo largo de los tres libros, creando historias paralelas que complementan a la narración general. El primer volumen se sitúa en el año 4 después de la batalla de Yavin, tras lo visto en El retorno del Jedi, y los dos siguientes libros un año más tarde, en el 5, siguiendo los interludios la misma temporalidad.

Primer interludio: página 371 de la edición española de Consecuencias.

El protagonista de esta pequeña historia es Adwin Charu, trabajador de la Compañía de la Llave Roja. Este ha sido enviado por su jefe, Lorgan Movellan, un weequay, a un reptador de las arenas detenido en las afueras de Mos Pelgo para ver qué objetos tienen los jawas a la venta. Cuando está desesperándose porque solo le ofrecen chatarra sin ningún valor, llega Cobb Vanth, un humano anguloso, de piel curtida, ojos pequeños y sonrisa divertida, que le explicará cómo hay que negociar con ellos y ganarse su confianza, de manera que pueda acceder a salas internas del sandcrawler donde los jawas guardan los objetos interesantes. Dentro de estas dependencias más reservadas están los restos de una barcaza velera hutt, en una clara referencia a la destruida de Jabba. Casualmente, Charu encuentra un baúl cubierto por una tela, con una armadura mandaloriana completa en su interior, lo que desatará el conflicto debido a la insistencia de Cobb con quedarse con ella.

En este momento, vemos las intenciones reales de ambos personajes. Después de la caída del Imperio, a la que hay que sumar la muerte de Jabba, se ha producido un vacío de poder en Tatooine, lo que ha provocado que algunas organizaciones criminales, bajo la apariencia de empresas mineras, intenten establecerse y hacerse con el control del territorio. Pero Cobb Vanth no va a permitirlo y, autoproclamándose sheriff, dispara a Charu en el hombro para quitársela. En lugar de rematarlo, le deja libre para que informe a sus superiores de que tendrán que vérselas con él si quieren algo.

Segundo interludio: página 259 de la edición española de Consecuencias: Deuda de vida

Esta segunda historia se centra en Malakili, al que conocimos en El retorno del Jedi como el cuidador del rancor. Nos contará un poco más de su vida: su infancia en Nar Shaddaa, cómo poco a poco aprendió a dominar todo tipo de fieras, su paso por circos hutt, hasta, finalmente, convertirse en el cuidador del rancor de Jabba, Pateesa, muerto por un «insensato vestido de negro», como él lo define, refiriéndose claramente a Luke Skywalker.

Pero la muerte del hutt provocó que los habitantes del palacio, sin saber muy bien qué hacer ni quién iba a ostentar ahora el poder, fueran yéndose poco a poco, hasta que splo quedo él, que terminó por marcharse a Mos Pelgo. Por el camino, pasó por el Gran Pozo de Carkoon, donde había estallado la barcaza velera de Jabba, lo que había provocado serias heridas al sarlacc, dejando partes de su cuerpo al descubierto, de manera que los jawas podían saquear lo que había en sus estomatubos.

Siguió su camino, pero sufrió la embocada de los hombres de la Compañía de la Llave Roja, encabezados por un hombre llamado Bivvam Gorge. Por suerte, aparece Cobb Vanth, acompañado por una twi’lek, Issa-Or, que lo rescatan. Ambos se definen como agentes de la ley, ofreciéndole la oportunidad de trabajar y establecerse en Mos Pelgo, ahora llamada Ciudad Libre, mientras pueda ser útil a la comunidad. Pese a las dudas iniciales, Malakili se revelará como domador de fieras, lo que convencerá a Vantt e Issa-Or, ya que necesitan controlar unos rontos rebeldes y criar un bebé hutt que han arrebatado a la Llave Roja.

Este relato nos muestra varias cosas muy interesantes. Por un lado, nos describe el ocaso del palacio de Jabba y el destino del sarlacc, enlazando con lo que vimos en el primer interludio, con los jawas que lo saquean para rescatar restos que puedan vender; entre ellos, la armadura mandaloriana de la que hablamos. Por otro, vemos ya establecida la ley en Mos Pelgo, que ahora se llama Ciudad Libre, defendida por unos agentes que recuerdan a los journeyman protector que vimos en el artículo sobre Boba Fett cuando hablábamos del relato The Last One Standing: The Tale of Boba Fett, escrito por Daniel Keys Moran y publicado en la antología Tales of the Bounty Hunters a finales de 1996.

Tercer interludio: página 183 de la edición española de Consecuencias: El fin del Imperio

Esta tercera parte culmina, en cierta manera, el arco que habíamos ido desarrollando, encajando todas las semillas que se habían plantado. La historia empieza con Ciudad Libre, conquistada por la Llave Roja, con sus habitantes reunidos en la plaza rodeados de los saqueadores de Lorgan Movellan. Entre ellos, encontramos a Cobb Vanth, maniatado, que será quien se enfrente verbalmente al criminal.

En esta conversación encontraremos cosas interesantes. La primera, que Vanth fue anteriormente un esclavo, como delata una marca en la parte trasera de su cuello, compuesta por una estrella, puntos y rallas. También sabremos que el interés de la Llave Roja por Tatooine, además de por sus recursos (aceite de diario y oxalato de silicax), es esclavizar a sus habitantes para venderlos. La cría de hutt que vimos en el anterior interludio, que ha sido llamada Borgo, también es uno de los objetivos de la organización, pues quiere vendérsela a los de su especie. Y como curiosidad, se nos describe que el asentamiento está amurallado.

Será la aparición en escena de esta criatura, aullando, la que desencadenará los acontecimientos, ya que, en ayuda de Ciudad Libre, acudirán los tusken a lomos de banthas, disparando a los mercenarios y liberando el asentamiento. Con los moradores de las arenas habían establecido una serie de pactos: por un lado, a cambio de agua, los tusken les dejaban en paz, y, por otro, Malakili había conseguido una perla del interior de un dragón krayt, por lo que se habían asegurado su protección. Además, la crianza del bebe hutt había aumentado el respeto de los tusken por el asentamiento, pero sobre todo, la aparición de este sindicato en una tierra que los moradores de las arenas consideraban sagrada y sus intenciones de esclavizar a sus habitantes, había provocado el odio de los nativos por estos mercenarios.

La historia termina con un alegato de Vanth, ya liberado, y con el destino de Movellan en sus manos, de que nunca serán esclavos y que algún día Tatooine por fin será libre. Tras esto, le marcará un mensaje en la cara para que vuelva con sus jefes y les informe de quién está al mando.

THE MANDALORIAN

En este primer episodio de la segunda temporada, sin entrar a hacer un análisis exhaustivo del mismo, retomamos la historia de Din Djarin y el niño por donde la habíamos dejado. Mando quiere devolver a Baby Yoda a los miembros de su especie y, a través de un contacto, averigua que en el planeta Tatooine, en un semidesconocido asentamiento, Mos Pelgo, hay un mandaloriano que podría ayudarle en su misión.

Este personaje no es otro que Cobb Vanth, quien, para decepción de Din Djarin, no es uno de los suyos, sino, simplemente, alguien que usa una armadura mandaloriana. Tras una breve discusión, y debido al ataque de un dragón krayt, deberán unir sus fuerzas para derrotarlo, necesitando además la colaboración de los moradores de las arenas. Hay que recordar que esta serie se sitúa cinco años después del Episodio VI, y, por tanto, media década más tarde que la Trilogía de Consecuencias.

Dejando de lado cómo resuelve la trama del capítulo, tenemos la historia de cómo Vanth se ha convertido en el mariscal del pueblo a través de flashbacks. Inmediatamente después de la destrucción de la Segunda Estrella de la Muerte, y ante la retirada imperial, el Colectivo Minero ocupó el asentamiento por la fuerza, matando a todo aquel que se oponía. Vanth, que logra escapar de la cantina donde estaba, les roba un camtono y huye al desierto, donde será encontrado exhausto por unos jawas, quienes, a cambio del mineral que contiene el recipiente, cristales de silicax, le darán, por petición suya, una vieja armadura olvidada en un rincón. Vestido con este equipamiento, que no es otro que el que pertenecía a Boba Fett, regresa a Mos Pelgo y consigue expulsar a los ocupantes del Colectivo Minero y liberar el asentamiento.

LAS DIFERENCIAS

Vamos a ver ahora las diferencias entre ambas historias, señalando de nuevo que, si bien los flashbacks podrían ser simultáneos con el primer interludio, la serie se sitúa cinco años más tarde.

Empecemos por Mos Pelgo. En las novelas se nos presenta como un asentamiento más del planeta, que en el segundo interludio ya ha sido renombrado como Ciudad Libre. Además, se nos describe que está amurallado y tiene una plaza central, lo que recuerda más a ciudades como Mos Espa o Mos Eisley. Recordemos que en el Universo Expandido había muchos más poblados que los vistos en las películas, de mayor o menor tamaño que estos, como Anchorhead, Bestine, Mos Entha, Mos Gamos, Mos Osnoe, Mos Shuuta o Mos Zabu.

En cambio, en la serie, Taooine se nos presenta únicamente con dos concentraciones urbanas, Mos Espa y Mos Eisley. Mos Pelgo, la ciudad que busca Mando, ha desaparecido de los mapas, ya que ha quedado reducida a un asentamiento minero después de ser arrasada por bandidos tras la caída del Imperio. Es decir, el número de ciudades ha disminuido y, por alguna razón, Ciudad Libre ha recuperado su topónimo original. También, pese a lo descrito en la novela, se nos presenta como el típico poblado visto en los westerns de una sola calle sin más orden que casas a ambos lados de esta.

Respecto a la armadura, las historias son diferentes. Es verdad que en ambas versiones la tenían los jawas dentro de un sandcrawler y, evidentemente, es la de Boba Fett extraída del sarlacc, pero las circunstancias no son las mismas. En la serie, el reptador de las arenas iba por el desierto, donde recogió a Vanth casi muerto y se la dieron a cambio del mineral robado, pese a que le ofrecían otras cosas. En las novelas, como hemos visto, estaba a las afueras de la ciudad y Vanth era un cliente habitual, además de que en el momento de encontrarla estaba acompañado.

El pasado de Cobb en la serie no se explota, pero por las novelas conocemos que fue esclavo, por lo que quiere construir un sitio donde sus ciudadanos puedan ser libres. En la serie, en cambio, solo sabemos que no quiere convertirse en un esclavo del Colectivo Minero, por lo que volverá armado para expulsarlos del asentamiento.

En cuanto al Colectivo Minero, en las novelas hemos visto que se llamaba Llave Roja, siendo uno de los sindicatos criminales que estaban expandiéndose por la galaxia tras el vacío de poder. En la serie, simplemente se nos presentan como una empresa minera que quiere hacerse con el asentamiento.

Y por último, un cambio menor, y es que en las novelas, Vanth adquiere el título de sheriff, mientras que en la serie se le trata de marshal, en inglés, y de mariscal en español. El sheriff es una autoridad policial política, mientras que un marshal vendría a ser un alguacil, un agente de policía, aunque todos estos términos varían mucho del país donde estén instituidos. El mariscal, en cambio, es un título militar.

En cuanto a guiños de la serie a los interludios, encontramos varios. El camarero de la cantina es un weequay, igual que el jefe de la Llave Roja que intentó hacerse con Ciudad Libre. El mineral que contiene la heladera que roba Cobb Vanth es silicax, una de las cosas que buscaba la organización criminal en el planeta. También, la perla del dragón krayt, que, mientras en las novelas Malakili les había entregado a los tusken, aquí la encuentran dentro del animal muerto. Y, por supuesto, la alianza con los moradores de las arenas, aunque aquí sea a raíz de la necesidad común de acabar con la bestia.

CONCLUSIÓN

Esperamos que este artículo haya servido para, no solo devolver a la palestra la magnífica trilogía de novelas de Consecuencias, sino para ilustrar también cómo ha sido tratado el personaje de Cobb Vanth en ambos medios, interpretado por Timothy Olyphant en la serie.

¡Que la lectura os acompañe, siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: