Tercer extracto de la novela Star Wars Shadow Fall

Acaban de publicar el tercer y último extracto de la próxima novela de Alexander Freed, titulada Shadow Fall, que continúa la historia desarrollada en la anterior novela Alphabet Squadron, con las aventuras de nuestros heroicos pilotos.

Continuando donde lo dejó la primera novela, la general Hera Syndulla le ha encomendado a Yrica Quell y a su equipo de pilotos, su misión más vital: derribar al antiguo escuadrón de élite de la Armada Imperial de Yrica, el siniestro Shadow Wing.

“La batalla no duró ni diez minutos,” dijo Wyl. Estaba de pie en la cubierta de observación de la Lodestar, mirando la pintura roja que se caía a pedazos en la bahía de mantenimiento y sosteniendo la grabadora con una mano. Hablaba en voz baja, aunque era una precaución innecesaria, no había nadie más en esa parte de la nave a esa hora. “Los acechadores estaban fuertemente armados pero su blindaje no era tan grueso como el de un caminante. Le debemos la victoria a Chass y Nath, básicamente.”

La describió como la recordaba (y tal vez, en su mayor parte, como realmente había sucedido). Chass había transmitido una rima rítmica Snivviana mientras descendía. Nath había luchado para dirigir su Y-wing hacia tierra sin estrellarse. Pero ambos habían lanzado las bombas guiadas a través de las brechas en el enrejado sobre el lago y aniquilaron al enemigo que estaba debajo. Kairos había ignorando la orden de Quell para alejarse, evacuando a las tropas de infantería que quedaban en las calles destrozadas, atrapadas por oleadas de agua hirviendo. “Kairos rescató a 30 soldados a bordo de su nave,” dijo, sosteniendo la holograbadora con ambas manos. “La gente está asustada por ella, nadie sabe mucho de ella, pero nunca he visto a nadie pelear tan duro para mantener vivos a sus aliados.”

“Cuando todo terminó y me alejé de la bruma y miré alrededor.” Su voz era suave y calmada. “Había agua por todos lados. Chorreando de los tanques y las tuberías, cayendo por los edificios. Había llegado ahí por las explosiones de las bombas. Alguien había roto las presas, y se podía escuchar el sonido del agua. Solamente tanta agua podría oírse por encima del ruido de los motores del A-wing.”

“Hicimos un vuelo rápido buscando otros enemigos, pero no encontramos más. Escuchamos a la infantería reportándose, y Quell nos dijo que lo habíamos hecho bien, habíamos mantenido las bajas al mínimo, a pesar de las circunstancias. Chass se rió mucho y dijo: “Si te enlistas para ser un luchador terrestre sabes a lo que te enfrentas. Si estás en la vanguardia, algo te matará.” No quiso sonar insensible. Todos hemos visto a la gente ser herida.”

“Cuando terminamos el vuelo aterricé, solo para ver si podíamos echar una mano. El agua había arrastrado pisos enteros de las enormes torres. Una de ellas estaba a punto de colapsar por el daño, y eso probablemente afectaría a otras. En un año, todo el vecindario serían ruinas emergiendo de un lago.”

“Nath también aterrizó, y buscamos alguien a quien rescatar. Le pregunté, ‘¿Por qué hacemos esto?’ y supo a qué me refería. Estábamos vadeando entre el agua que nos llegaba hasta el muslo, buscando tropas perdidas.”

“Si capturamos la capital, capturamos a la Shadow Wing,” dijo.

“Ellos también lo sabían. Wyl no sabía que pasaría cuando la Shadow Wing llegase, pero estaba confiado en que tomarían la capital. Había visto suficiente de Troithe para darse cuenta que no había ninguna defensa que el Gobernador Hastemoor y las Fuerzas Imperiales pudieran erigir para detener a la Nueva República; todo lo que el enemigo podía hacer era retrasar lo inevitable, forzar a sacrificar vidas para defender cada metro.

Hacía mucho tiempo, Wyl había sido parte del Riot Squadron. Él y sus colegas habían peleado por la Alianza Rebelde, consiguiendo más derrotas que victorias. Habían llorado y bailado juntos después de misiones que nadie recordaría. (Wyl era el único vivo que recordaba esas misiones).

“Estamos peleando una guerra diferente ahora,” le dijo a la holograbadora, “y me siento un poco mareado.”

En los primeros días después de que Wyl abandonase su Hogar, le había escrito frecuentemente a los ancianos de su ciudad natal, Cliff. Les había preguntado sobre la justicia en el acto de asesinar y como llevar el luto por sus enemigos sin traicionar su deber. Había reafirmado su compromiso de pelear hasta que el Emperador fuera derrotado y su hogar fuera libre. No había recibido respuestas, pero había sido un ejercicio válido para calmar su mente.

Ahora pensaba en el receptor de su mensaje, no un anciano de su hogar, sino una figura más desconocida, era quien le contestaba. Se imaginaba una voz suave y grave, acompañada de estática, sin ser evidentemente masculina o femenina. La voz era exactamente como la había escuchado hacía algunos meses, y que no había sentido empatía por la petición de Wyl.

¿Para qué crees que son los soldados, Wyl Lark?

No encontró nada más que decir. Nada más que quisiera confesar, incluso sabiendo que el mensaje no pasaría de su grabadora. Apretó un botón y borró los datos, como lo había hecho cada vez que quería contactar a Blink, su amigo y enemigo. Blink, el piloto anónimo de la 204th Fighter Wing; Blink, quien había matado al Riot Squadron por completo en el Enjambre Oridol y había ayudado a salvar un planeta en Pandem Nai.

Incluso en su imaginación, la Shadow Wing no ofrecía ningún escape del mar de sangre en el que Wyl nadaba. Blink no escucharía; y los ancianos de su Hogar no entenderían.

——————————————————————

La novela Star Wars Shadow Fall de Alexander Freed se publica en USA el 23 de junio 2020.

Extracto original de io9

Publicado por Gorka Salgado

Fan de Star Wars y coleccionista de sus libros, cómics y revistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: