9 héroes de Star Wars The High Republic que no son Jedi

Traducido por Spectre Juan

Gerente de proyectos. Técnico. Piloto. Puede que no posean el título de Jedi o tengan increíbles poderes de la Fuerza al alcance de la mano, pero estos valientes héroes tienen su propia valentía y habilidades vitales para la galaxia muy, muy lejana. Ya sea que estén salvando vidas con su pensamiento rápido, trabajando sin descanso para unir la República o simplemente decidiendo hacer lo correcto, estas nueve personas comunes marcaron una diferencia extraordinaria en la Alta República.

Conozcamos a estos héroes cotidianos.

Advertencia: le siguen algunos spoilers leves de la primera y segunda oleada de la High Republic.

Affie Hollow

Affie Hollow, de diecisiete años, era la copiloto de La Nave, un crucero contratado para llevar a un grupo de Jedi al Faro Starlight. Llevaba un overol, pulcro y planchado, con una insignia en forma de estrella en la manga. La Nave era transporte del Gremio Byne, que estaba dirigido por la madre adoptiva de Affie.

Cuando los escombros en el hiperespacio cortaron su ala, Affie reparó el regulador de coaxium antes de que La Nave volara en pedazos. Llegaron en una pieza a una estación espacial cercana. Ni la tripulación del transporte ni sus pasajeros estaban preparados para lo que encontrarían allí. Antes de escapar, Affie arriesgó valientemente su propia vida para salvar a los Jedi. Cuando se enteró más tarde de que su madre adoptiva estaba poniendo en peligro a los miembros del Gremio a propósito, se necesitó aún más coraje para hacer lo correcto y enfrentarla.

Joss y Pikka Adren

La pareja felizmente casada Joss y Pikka Adren eran gerentes de proyectos con experiencia en trabajos de construcción a gran escala, como la estación espacial Faro Starlight. Después de terminar su trabajo allí, y evitar un problema de gran magnitud, la pareja estaba haciendo planes para unas merecidas vacaciones cuando ocurrió un desastre aún mayor.

Joss y Pikka tenían experiencia y estaban dispuestos a hacer lo que fuera necesario para hacer el trabajo. Arriesgaron sus vidas y se ofrecieron como voluntarios para ayudar durante el desastre hiperespacial sobre el planeta Hetzal. A bordo de la nave Longbeam Aurora III, los Adren se unieron a los Jedi para una maniobra precaria que salvó miles de millones.

Avon Starros

Avon Starros fue una inventora e hija de una política de Coruscant. Una chica con una vena rebelde, a Avon no le gustaba que le dijeran que no. Ella usó su mente científica y talento de ingeniería para trabajar en ideas como crear plantillas de zapatos antigravedad y reprogramar un droide para que formase su propia personalidad. Le encantaba saber no solo cómo funcionaba algo, sino por qué, y a veces hacía todo lo posible para averiguarlo.

La Caballero Jedi Vernestra Rwoh fue asignada para vigilar a la traviesa inventora. Cuando un complot de Nihil dejó varados a los Jedi, Avon y otros en un peligroso planeta, el ingenio de Avon (y el droide reprogramado) ayudaron al grupo a enviar una señal a la República para un rescate. Y su amabilidad ayudó a consolar a sus nuevos amigos.

Canciller Lina Soh 

Lina Soh dedicó su carrera política a traer luz a la galaxia. Siendo Canciller supervisó varios proyectos como parte de su iniciativa de «Los Grandes Trabajos«. Uno de ellos fue la construcción del Faro Starlight; otros incluyeron la mejora de los enlaces de comunicaciones, el desarrollo de instalaciones médicas y de bacta, y la organización de la Feria de la República en Valo. Ella creía que la unidad era la clave para lograr todos estos nobles objetivos.

Lina siempre estaba acompañada por sus leales targones, grandes bestias felinas, llamadas Matari y Voru. Encontró consuelo en su compañía.

Rhil Dairo

La respetada periodista de la HoloRed Rhil Dairo se encontró con un asiento de primera fila cuando el desastre golpeó la Feria de la República. Originalmente, con la misión de cubrir al Maestro Jedi Stellan Gios, el ataque de Nihil a Valo se convirtió en la historia de la época, y Rhil estaba allí registrándolo todo.

Rhil comenzó su carrera como reportera en Cardota. Más tarde se convirtió en una periodista experimentada tan dedicada a su trabajo que se hizo un implante de lente cibernético. Su compañero, el droide cámara T-9, tenía una lente a juego y un vínculo neuronal directo con Rhil.

Rhil no era propensa a la hipérbole; ella era inquisitiva y observadora. También es resistente, una cualidad que necesitaba cuando los Nihil atacaron.

Keven Farr 

Innumerables vidas fueron salvadas por un plan poco convencional por un brillante técnico de Hetzal Prime llamado Keven Farr. Creía en los sistemas y las reglas y disfrutaba trabajando con ellos.

Durante el desastre del hiperespacio, Keven monitoreó los flujos de datos para rastrear el daño del impacto. En lugar de evacuar de su planeta aparentemente condenado, Keven se quedó en su puesto y decidió transmitir los esfuerzos de rescate por toda la galaxia. Quería que su hogar fuera recordado. La gente de cientos de mundos vitoreó al ver a los Jedi unirse para salvar a Hetzal.

Una vez que pasó la amenaza inmediata, Keven sugirió vincular miles de navidroides para predecir dónde podrían emerger los escombros del hiperespacio a continuación. La matriz manipulada de cualquier forma funcionó y Keven pudo determinar qué sistemas estarían en peligro a continuación.

Sylvestri Yarrow

La feroz e independiente capitana de transportes Syl Yarrow no tuvo una vida fácil. Después de la pérdida de su madre, ella luchó para llegar a fin de mes en su negocio de transportar carga a través de la galaxia. Para colmo, se vio obligada a abandonar el Switchback, su nave, y su carga útil cuando se encontró con los Nihil en un sector del espacio poco utilizado.

Su determinación de recuperar su barco la llevó a Coruscant y a una aventura completamente inesperada. A la exaltada piloto no le gustaba depender de nadie, ni siquiera de los Jedi, pero estaba dispuesta a hacer lo que fuera necesario para recuperar su nave.

Una de las compañeras más confiables de Syl era Beti — su rifle bláster modificado.

Velko Jahen

Si necesitaba hacer algo en el Faro Starlight, Velko Jahen era la persona que podía hacerlo.

Velko, trabajadora administrativa de la estación, obtuvo mucho más de lo que esperaba cuando aceptó el trabajo. Desde una pelea durante el simposio de la Alianza Agrícola Galáctica hasta encontrar al culpable de un intento de asesinato, nunca hubo un día aburrido en la estación espacial.

Estaba acostumbrada a una vida agitada. Velko pasó la mayor parte de sus días ante Starlight en las trincheras, librando una guerra interminable en su planeta natal de Soika. Era dedicada, confiable y sensata, y los Jedi tuvieron suerte de tenerla.

Visite el centro oficial de Lucasfilm para conocer todo lo relacionado con Star Wars: La Alta República en StarWars.com/TheHighRepublic.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: