Dentro de Star Wars The High Republic: Conoce las naves y vehículos

Traducción por Mariana Paola Gutiérrez Escatena

Hoy os traemos traducido el artículo de Dan Brooks sobre las naves y vehículos de la Alta República, era que se sitúa siglos antes de los acontecimientos ocurridos en La Amenaza Fantasma. A partir de enero de 2021, la historia será explorada a través de múltiples medios y abarcará novelas, libros y cómics de una gran variedad de editoriales. Con cada nueva era de Star Wars viene un nuevo estilo de diseño y arquitectura de naves, la Alta República no será diferente.

The High Republic ofreció a los creadores la rara oportunidad de construir un mundo al estilo de las películas de Star Wars. Esto significó mirar lo que ya existe en Star Wars y descubrir qué vendría antes. “Todos encontramos mucha inspiración en cómo las precuelas abrieron una era más refinada de la galaxia, pero en virtud de la proximidad de esas películas a los originales, tuvo que empezar a mostrar los primeros signos de corrupción. Al ir más lejos en el tiempo, lejos de esa caída, somos capaces de ver a la República en su apogeo en esta narración”, dice Pablo Hidalgo del Story Group de Lucasfilm. “En los Mundos Centrales especialmente, eso se refleja en la moda y la tecnología. Mucha de la exploración visual en la Alta República está tomando lo que sabemos, pero idealizándolo.”

Entre las mayores adiciones de la Alta República al léxico visual de Star Wars están las naves de los Jedi, especialmente importantes, ya que la Alta República tiene lugar durante el apogeo de la Orden. Conocidos como Jedi Vector, estos cazas son casi como mosquitos, un diseño angular y elegante acorde con esta época dorada.

“En conjunto, las precuelas siguen la marcha desde la tecnología artesanal a mano hasta la tecnología de la línea de montaje estampada a máquina, así que dado que estábamos marcando el reloj hasta antes del Episodio I, hubo muchas exploraciones de diseño que tenían esa sensación delicada y aerodinámica que se sentía relevante”, dice Hidalgo. “Incluso en el Episodio III, hubo diseños de Clone Wars que tenían un pie en el pasado y otro en el futuro, y a partir de ahí encontramos grandes ideas para los Jedi Vector. Se ve muy inseguro, delgado y delicado pero con un aguijón definido”. Por supuesto, los malos también necesitan naves.

En la Alta República, los Nihil son “brutales y salvajes merodeadores”, según el autor de Light of the Jedi Charles Soule. Sus acorazados, apropiadamente, tienen un estilo mucho menos refinado. “Para los Nihil, su aspecto deriva del arte desarrollado específicamente para la iniciativa de la Alta República. Había algunas piezas de The Force Awakens y las actuales películas de Star Wars que exploraban a los piratas, carroñeros y, básicamente, a los supervivientes de Star Wars”, dice Hidalgo. “Eso apuntaba a una fuerza de retazos que era uniforme en su falta de uniformidad. Los Nihil tienen un lenguaje de diseño con un gran vocabulario”. Por otra parte, también lo tiene la Alta República en general.

En el diseño de La Alta República, Lucasfilm siguió una tradición de Star Wars: el reciclaje. Casi todas las producciones de Star Wars incluyen diseños de algo que antes se dejaba en el basurero, y La Alta República ha hecho lo mismo.

“Afortunadamente, ya había reunido listas de reproducción de cientos, y en algunos casos miles, de imágenes de arte conceptual sin utilizar de todas las épocas de la cinematografía de Star Wars para otro proyecto”, dice Phil Szostak, director de arte creativo de Lucasfilm. “Y esas 15 o más listas de reproducción están divididas por temas. Por ejemplo: Jedi, alienígenas, droides, guerreros estelares, etc. Debido al gran volumen de conceptos sin usar que estaba seleccionando, usé la “regla de los tres segundos” de George Lucas y Doug Chiang para elegir candidatos que clara y rápidamente se leyeran como potencialmente apropiados para cada necesidad de la Alta República. Y esos subconjuntos de arte se pasaban a Mike Siglain, Troy Alders, Pablo Hidalgo y a mí para su posterior discusión y refinamiento”. Tanto Szostak como Hidalgo están especialmente contentos de haber traído un par de ideas descartadas y archivadas de Star Wars.

“Me encanta que una nave sin usar, diseñada para los bombarderos de la Resistencia de Los Últimos Jedi, sea ahora nuestra República Longbeam”, dice Szostak. “James hizo una serie de hermosos conceptos tempranos para esa nave, algunos de los cuales se pueden ver en libro de El Arte del Último Jedi, antes de que le diera la vuelta a la idea de los bombarderos”

“The Legacy Run se derivó de un diseño sin usar para el carguero de Han Solo en El Despertar de la Fuerza que siempre me gustó”, añade Hidalgo. “Tiene una simplicidad contundente: una caja voladora. Cuenta la historia que no es un lujoso transatlántico de pasajeros, sino que es todo lo que algunas personas pueden permitirse. Puedes saber cómo funciona con sólo mirarlo. Y no es lujoso. En este caso, no importaba que viniera de la época de la Resistencia/Primera Orden, porque este diseño tiene probablemente cientos de años. Los diseños de Star Wars están más moldeados por la cultura que por la innovación, así que esta es mucho más una nave funcional”.

Y con la Alta República a menos de un mes, Hidalgo y Szostak tienen sus opciones para los diseños favoritos de la épica. “El diseño del Episodio III de Warren Fu para un fighter Clon de la República es asombroso, y estoy muy contento de que finalmente haya encontrado un lugar en el canon de Star Wars como nuestro Vector Jedi”, dice Szostak.

“Creo que la Estación Starlight Beacon es un buen ejemplo de un diseño que cuenta una historia”, dice Hidalgo sobre la estación, que fue diseñada específicamente para The High Republic. “La parte superior de la estación es un eco deliberado del Templo Jedi en Coruscant, e imagino que es este monumento iridiscente que brilla en la oscuridad. La parte inferior de la estación es la zona de utilidad de la misma, la base industrial que mantiene a la estación funcionando. Son las cañerías. Aquellos que están aliados con los ideales de la República pueden mirarlo como un ejemplo de inspiración de equilibrio, de trabajo en conjunto. Los que están en contra de la República pueden irritarse por lo que ven como una declaración de clase y divisiones. Hay mucho que está pasando allí”.

Fuente: StarWars.Com


Algo más

George Lucas y la regla de los tres segundos, como parte de los cinco pasos principales para crear en Star Wars:

La regla de los tres segundos: Cuando la audiencia ve algo nuevo en la pantalla, tienen que conectar de inmediato, tienen que entender qué es en tres segundos. Si eso no sucede en tres segundos, entonces no funciona.

Silueta: Aprender a dibujar como un niño otra vez, las proporciones y la forma perfecta aquí no funciona.

Personalidad: George amaba crear sus diseños con personalidad, pero esto no es solo para sus personajes, si no que abarca naves y escenarios.

Credibilidad: Tienes que asegurarte que tus diseños sean creíbles, sino la audiencia se distrae o los ignora.

El factor geek: Es lo más importante, es lo que le da al diseño un elemento extra que hará que los niños quieran divertirse jugando con el.

!Que la lectura os acompañe¡

Un comentario el “Dentro de Star Wars The High Republic: Conoce las naves y vehículos

  1. Pingback: The High Republic: Todo lo que sabemos sobre La Alta República hasta ahora – La Biblioteca del Templo Jedi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: