Traducción del séptimo relato de Jedi Temple Challenge

Relato por Cavan Scott. Traducción por Mario Tormo.

Relato número 7 de esta temporada con un Troig, un Gozzo, una cámara acorazada con cristales verdes de información… ¡Vamos a por él!

El problema con los Troigs de dos cabezas es que las cabezas no siempre se llevan bien la una con la otra. Pongamos a Durl y Dekk, por ejemplo. Durl estaba a la izquierda y Dekk a la derecha. Ambos eran los encargados de la cámara acorazada en el Banco Cohete Dorado (Golden Rocket Bank) en Rook Minor, pero tan sólo la voz de Durl podía desbloquear la cámara del banco.

Durl irritaba a Dekk con su canturreo, eructos y masticando su maloliente comida que consistía en cuatro raciones de insectos crujientes morados. Sin mencionar el constante parloteo, incluso con la boca llena. Durl era el peor compañero de habitación de la galaxia.

Una mañana Dekk ofreció a Durl un chicle de goma goo-goo amarilla, un chicle tan correoso que podía silenciar a un tauntaun. Seis segundos después la boca de Durl estaba pegada, completamente cerrada.

Cuando llegaron al trabajo, su jefe les pidió que cogieran de la cámara una bandeja con ocho cristales preciosos verdes de información. Pero no podían acceder a la cámara si Durl no podía decir la contraseña a la unidad de almacenamiento de datos.

Dekk gritaba todas las contraseñas posibles imitando como mejor podía a Durl. “¡Bantha 79! ¡Sueño Tattoine! Esto… ¿1234?

Su jefe se estaba impacientando, golpeando su bastón contra la cabeza de Dekk cada vez que cometía un fallo, y hubo muchos, muchos errores. “¡Si no abrís esa cámara a la de tres estáis despedidos los dos!” Gritó el jefe. “Aunque compartáis un mismo cuerpo os voy a despedir dos veces.

Es entonces cuando Durl murmuró pacientemente: “Lunas triples.

Dekk observó atónito como la cámara se abrió. ¡El chicle había desaparecido! “Simplemente estaba fingiendo que mi boca estaba aún sellada para demostrarte que me necesitas.” Dijo Durl.

A partir de ese día Dekk permitió a Durl cantar y comer lo que quisiera, aun si elegía beber agua turbia (murkwater).

Publicado por Mario Tormo

Descubrí Star Wars con las Ediciones Especiales, aunque me sumergí de lleno con la adaptación al manga de la trilogía original y los estrenos de las precuelas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: