Los Textos Jedi I: Los antiguos libros de los Jedi

Hay un sentimiento de reverencia que rodea a los antiguos textos Jedi. Guardados en secreto en Ahch-To, en un lugar sagrado construido hace mil generaciones, para mantener el conocimiento de la Orden Jedi a salvo para los futuros discípulos, los venerables tomos representan los últimos restos de la religión Jedi, los últimos ecos de la sabiduría de una orden al borde de la extinción.

Así es como se nos presentan estos libros antiguos en la película Star Wars Los Últimos Jedi de Rian Johnson. De hecho, es la primera vez que aparecen en el universo cinematográfico de Star Wars algo parecido a los libros. Como apunte, en la escena del despertar de la fuerza en la que vemos a Luke Skywalker entrando en la habitación de Ben Solo mientras duerme, se puede apreciar entre sus pertenencias algo parecido a pinceles y papel, por lo que damos por hecho que escribía. Todo un descubrimiento en un universo lleno de holopantallas, holocrones y demás elementos futuristas.

¿Pero como se crearon estos libros para poder llevarlos a la pantalla? En éste artículo sacado de la página oficial de StarWars.com, nos lo explican totalmente. Los libros impresos son un hallazgo raro en ésta galaxia tan, tan lejana que prefiere los datapads y los hologramas como formas primarias de comunicación. En Los Últimos Jedi descubrimos estos textos antiguos que atesora Luke Skywalker como conocimiento de otra época, y que más tarde, la propia Rey utilizará en su camino para convertirse en Jedi, aprendiendo muchos conocimientos olvidados, como los de curar, el funcionamiento de los cristales e incluso la existencia del planeta Exegol y de los Buscarutas Sith.

Portia Fontes, coordinadora de archivos físicos de Lucasfilm, mostrando uno de los ejemplares

Para crear el libro sagrado que vemos por unos segundos en pantalla y que nos muestra el emblema Jedi, los fabricantes de props diseñaron e imprimieron hojas minuciosamente detalladas y luego las ataron y les pusieron unas tablillas hechas a mano con diferentes materiales para darle una forma antigua y rústica.

El resultado final es fascinante. “Esta es una pieza muy querida”, dice la archivista de Lucasfilm Madlyn Burkert. Más allá de esa primera página hay una gran cantidad de páginas individuales, diseñadas y con letras como si realmente tuvieran el conocimiento de esos primeros Jedi. Hay una increíble atención al detalle en cada página, capas de tinta de oro mezcladas con pigmentos azules y mucho más. Inspirados algunos en los primeros pergaminos y escritos de nuestra propia historia humana.

Originalmente, el equipo de props conceptualizó alrededor de 40 volúmenes diferentes, de diferentes tamaños y acabados, que el director Rian Johnson redujo a los 10 que vemos en el estante sagrado. Burkert dice que se les dio rienda suelta con su propia inspiración personal, siempre que el resultado final pareciera el de volúmenes antiguos. Como parte del proceso, el equipo investigó los viejos métodos de encuadernación de libros, para que cada libro fuese único en su fabricación. Para el libro que se saca de la balda y se abre en la pantalla, Burkert relata que los artistas encargados crearon la cubierta a mano, con letras cortadas de cuero y aplicadas en el frente antes de cubrirse con diferentes capas. Luego, todo fue moldeado en resina antes de volver a unirse. “Para la cubierta, hay cintas de cuero que la mantienen unida”, dice Burkert.

Mientras tanto, el departamento de gráficos de Lucasfilm creó unas 80 páginas interiores únicas en papel hecho a mano. En la película, mirando de cerca se puede ver la forma en que el papel cede bajo la mano enguantada de Luke. Para completar el trabajo al equipo le tomó dos semanas completar un solo volumen de principio a fin.

Ahora están guardados en una funda especial y cuidadosamente protegidos en los archivos de Lucasfilm, un testimonio de la precisión de los artistas que dieron vida a los antiguos textos sagrados de los Jedi.

Con la llegada de los libros de arte de las películas, hemos podido ir conociendo algunos de los nombres de éstos antiguos libros Jedi y su contenido así como algún otro dato más bastante interesante.

Según el diccionario visual de Star Wars Los Últimos Jedi, Luke Skywalker buscó en la galaxia estos textos y los recogió él mismo, almacenándolos en el árbol que vemos en la película. Entonces, estos textos no estaban originalmente en una sola colección, son de planetas diferentes, con idiomas distintos seguramente.

Los textos sagrados Jedi son palabras de sabiduría que se remontan al alba de la Orden Jedi, contenidos en 8 tomos encuadernados, algo bastante raro en la galaxia. Estos libros describen creencias, historia y guías específicas para quienes estudian los caminos de los Jedi. Con gran sentido del futuro, los antiguos maestros animaron a los alumnos a añadir contenido conforme pasaban los milenios, así que no se trata de la instantánea de un momento histórico, sino de un tapiz en evolución que describe la Orden Jedi.

Separar el mito de la historia es dificil en el antiguo lenguaje de los escritos Jedi, que se apoya mucho en metáforas. Algunos textos Jedi, por ejemplo, describen la Fuerza como una cinta retorcida que envuelve el perímetro de toda la realidad. El tránsito a cualquier punto del cosmos es posible si se atraviesa ésta senda a través del “otro mundo entre mundos”.

Los más gruesos de los volúmenes tienen páginas de pulpa de uneti, un tipo de arbol sensible a la Fuerza. Esto los ha conservado durante más de mil generaciones.

El Rammahgon:

El Rammahgon es una obra muy conocida e influyente. El original se creía destruido hace más de cinco mil años, pero el maestro Skywalker lo halló al explorar unas ruinas subterráneas en Ossus. Recoge cuatro historias diferentes (y en conflicto) del origen del universo y de la Fuerza, así como los preceptos derivados de éstas historias.

Los Aionomica:

La maestra Jedi e historiadora Ri-Lee Howell reunió muchas de las primeras narraciones de exploraciones y cosificaciones de la Fuerza en los Aionomica, una mezcla de códice, correspondencia y cuaderno de apuntes, en dos volúmenes. Aunque muchos de sus contenidos se almacenarían más tarde en holocrones (ya perdidos) los libros físicos poseen párrafos escritos de mano de los sabios originales, cuidadosamente conservados por Howell.

Para profundizar más sobre la realización de los textos Jedi vistos en las películas podéis visitar starwars.com

Si queréis aprender sobre las influencias con textos clásicos de nuestra historia a la hora de crear los Textos Jedi, os aconsejo entrar aquí.

La información sobre los dos libros Jedi está sacada de la guía Star Wars El Ascenso de Skywalker: Diccionario Visual publicado en España por la editorial DK Books que os recomendamos conseguir por la cantidad de información increíble que trae.

Por último, un grupo de fans han empezado a traducir los símbolos en Aurebesh que se pueden ver en las imágenes oficiales de los Textos Jedi. Podéis seguirles a través de su cuenta de twitter.

Publicado por Gorka Salgado

Fan de Star Wars y coleccionista de sus libros, cómics y revistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: