Los Secretos de la novelización de Star Wars El Ascenso de Skywalker de Planeta Cómic

Todas las películas de Star Wars tienen su adaptación a novela. Todas las novelizaciones de las películas de Star Wars han traído en mayor o menor medida datos expandidos que no salen en las mismas. La razón es sencilla, por un lado, una novela de trescientas o cuatrocientas páginas da pie a poder desarrollar las escenas con más tiempo y detenimiento o incluso de ampliar con nuevos detalles. Por otro lado, es un aliciente más para comprarla, y una manera de expandir el universo galáctico.

Dicho esto, quiero dejar claro que os haya gustado o no la película en cuestión, siempre es interesante darle una oportunidad a una novelización, sobre todo cuando puedes encontrar cosas buenas que no te esperabas. En ésta ocasión, con más razón, como os voy a contar a continuación.

Partimos de la base de tener un Episodio IX quizas, bajo una opinión general, con menos explicaciones de lo normal debido a su rápido ritmo y a la cantidad de tramas y escenas que ocurren en la película. Éste artículo no va de si eso es bueno o malo, eso lo dejo a la opinión de cada uno. Aquí os voy a describir todos los pasajes nuevos que aparecen en la novela y que creo que la convierten en una de las mejores adaptaciones escritas hasta ahora por todo lo que aporta.

Durante las enseñanzas de Leia a Rey en el planeta selvático, Leia le explica que cuando su mente esté preparada podrá escuchar a los Jedi qué vinieron antes que ella. Leia tiene la esperanza de estar enseñándole bien, porque aún no siendo una maestra Jedi, aprendió del mejor, de su hermano, Luke Skywalker.

La máquina de soporte vital a la que está enganchado Palpatine en Exegol es una espira mecánica de metal, que una vez fue utilizada por un antiguo Rey Sith. Tiene unos viales que le inyectan un líquido. Sin ellos, Palpatine no podría sobrevivir. Es lo que mantiene su cuerpo con vida.

El planeta Exegol estaba poblado por el culto del Sith Eterno, adeptos que crecían en el lado oscuro de la Fuerza y dedicaban sus vidas a el. Son los que crean y conforman la flota de 10.000 destructores Estelares de la Orden Final de Palpatine.

El ser que arregla el casco de Kylo Ren, se llama Albrekh y pertenece a la raza Symeong. Es un alquimista Sith entrenado en la metalurgia clásica.

Kylo Ren no quiere matar a Rey en ningún momento, como así le pide Palpatine. Su finalidad es reinar en la galaxia al lado de ella. El sabe que están conectados en la Fuerza y que juntos serían invencibles.

Se hace referencia al igual que en la novela El Renacer de la Resistencia, que cuando en el Episodio VIII no acude nadie a la llamada desesperada de ayuda de Leia y la Resistencia desde Crait, es porque la Primera Orden había bloqueada las comunicaciones, raptado y o matado simpatizantes y aliados, etc

Durante Los Últimos Jedi Leia se ve expulsada al espacio tras la explosión del puente de mando de su nave, y gracias a la Fuerza, consigue sobrevivir y volver a salvo. Pero todo este esfuerzo la ha dejado muy debil, y sigue luchando a base de fuerza de voluntad. Por que le queda aún una última tarea por hacer…

Curar mediante la Fuerza, como le vemos a hacer a Rey con la serpiente gigante en Pasaana, es una técnica que aprende a través de los libros Jedi de Luke, mientras buscaba información para curar el Cristal Kyber del sable laser roto durante la lucha con Kylo Ren en la sala del trono de Snoke. En la Orden Jedi ya conocimos algunos maestros curanderos con técnicas avanzadas como las vistas en la película. Para éstas técnicas, da su propia energia y vida. Ella es parte de la Fuerza y no tiene que quedarsela toda para ella.

Cuando Chewbacca es subido prisionero a la nave de Ren, éste le hace una visita. Se hace mención a que el disparo de Chewi con la ballesta en el Despertar de la fuerza fue parte de la razón por la que Kylo perdió ante Rey en la Starkiller. A continuación, Kylo Ren usa la Fuerza para meterse en la mente de Chewbacca, para descubrir donde está Rey, y allí ve escenas de alegría y amor del pasado, de el con Han cuando era pequeño, la boda con Leia, su nacimiento, como le llamaba “Tio Chewi” cuando jugaban juntos y más que le afectan…

Antes de que llegue el Destructor Sith al planeta Kijimi para destruirlo, veremos cual es la situación de control ferreo que ocurre allí con la Primera Orden, y como Zorii Bliss y su equipo logran a duras penas escapar sanos y salvos del planeta a tiempo.

Llegado el momento, Leia escuchara la voz de Luke diciéndole “es la hora” y que solo le queda una cosa por hacer, tras lo que podrá descansar. Mientras Rey lucha con Kylo en las ruinas de la Estrella de la Muerte, Luke le dirá a Leia: “Debes intentar llegar a Ben” a lo que Leia contesta: “Nunca perdí la esperanza con el”. Luke: “Diselo”. En ese momento Leia obtiene una visión de Luke sentado en Ahch-To realizando la técnica de proyección y de como hacerla.

Pero el esfuerzo de llegar a Ben tomaría todo lo que le queda a Leia… Si Vader pudo volver a ser Anakin, Kylo podria volver a ser Ben. El legado “Skywalker” pasaría a Rey, el legado “Organa” pasaría a Poe e intentaría una última vez pasar el legado “Solo” a su hijo.

Así es como llegaria hasta Ben por última vez, un último acto de esperanza y porfin descansaría. Leia se sumerge profundamente en la fuerza y con todo lo que le quedaba de vida, amor, esperanza, perdón en su ser lanza una llamada en la Fuerza: “Ben”.

Su último pensamiento viajó a través de la galaxia como una ola. Éste fue su último acto antes de sentir la oleada de bienvenida de Luke.

Kylo Ren colapsó con la llegada de la voz de Leia a través de la Fuerza. Sus últimos pensamientos habían sido hacia el. Todavía le quería. Le perdonaba. Le llamaba hacia la luz. En ese momento Rey le atraviesa con su sable laser.

Tras ser curado por Rey, su interior está en lucha. ¿Por qué su madre le había querido hasta el final? Snoke le había mentido. Le había estado mintiendo todo el tiempo. Todas esas voces que había escuchado en su cabeza le habían estado engañando desde el principio, diciéndole que no le querían, que solo les importaba la Nueva República, la Resistencia, etc.

Su madre se había sacrificado para llegar hasta él con su ultimo esfuerzo. Rey le había curado de la muerte incluso a un gran precio para ella al utilizar esa técnica, y eso después de todo lo que el había hecho.

Kylo Ren había fallado en apagar toda la luz de su interior, porque siempre había estado ahí, a su alrededor, en Rey, en su madre e incluso en su padre…

El General Jurado Pryde estaba en contacto con Palpatine desde el principio. De hecho, tenía unos aposentos privados secretos en el mismísimo Destructor Estelar de Kylo Ren.

La flota Sith de la Orden Final necesita esas dieciocho horas en la atmosfera del planeta Exegol, donde están sin escudos, para realizar las comprobaciones finales, la puesta a punto, reparaciones, los test finales de vuelo, etc antes de poder salir del planeta.

Los oficiales y soldados del ejercito Sith, la mayoría habían nacido y crecido en Exegol, algunos venían de otros planetas de las Regiones Desconocidas, otros eran niños del Imperio que siguieron a sus padres en la retirada tras el Retorno del Jedi.

Veremos a Babu Frik en Kijimi arreglando un droide antiguo separatista justo antes de ser destruido el planeta y como escapa en el último momento gracias a Zorii Bliss y su nave.

Rey y Luke mantienen una conversación estando en Ahch-To:

Rey: “Hice todo lo que se suponía que no tenía que hacer, me dejé llevar por el odio. Ataque…”

Luke: “…pero luego le curaste”

Rey: “Le di algo de mi energia vital. En ese momento le hubieera dado toda. Habría muerto si hubiese sido necesario”

Luke: “Tu compasión le salvo. ¿Crees que es casualidad que la Fuerza trajese a mi?. ¿Dos huerfanos criados en desiertos?. La Fuerza te trajo a nuestro lado (Leia y Luke)”

Veremos el momento en el que Lando vuelve a pisar el Halcón Milenario, y empieza a rememorar momentos pasados, se pasea por la nave, visitandola y viendo cuanto ha cambiado. Una vez listo, parte junto a Chewi a por ayuda.

Para hacer volar el X-Wing de Luke, Rey lo tiene que arreglar antes. Para ello, utilizará la puerta de la cabaña de Luke en Ahch-To como parche en el ala. Además utilizará partes del Tie de Kylo. Utilizará todo lo que encuentre a su mano y su conocimiento para poner a punto la nave lo justo para que vuele, tenga escudos, navegación y poco más.

Se explica que cuando Palpatine se volvió contra su maestro Plagueis, le robó el secreto de la inmortalidad. Plagueis no reaccionó rápido en el momento de su muerte, pero Sidious si, porque sintiendo el despertar de la luz en su aprendiz Vader, había estado preparado desde hacía años. Así que mientras caía por el conducto de la Estrella de la Muerte y moría, utilizó todo su poder del lado oscuro para mandar su conciencia muy lejos, a un lugar que tenía preparado en caso de que llegase el momento.

Su cuerpo estaba muerto antes de que llegara al suelo, pero en otro lado, su conciencia ocupaba un nuevo cuerpo. Uno doloroso. Uno temporal. Pero era demasiado pronto, el lugar secreto no estaba del todo preparado y la transferencia había sido imperfecta y el cuerpo clon resultaba no ser suficiente para contener su esencia. Igual Plagueis se estaba riendo por última vez. Igual su secreto de la vida eterna seguía siendo secreto, porque Palpatine estaba atrapado en una forma rota que se moría.

Los adeptos del Sith Eterno trabajaban en dar con un remplazo adecuado a través de investigaciones, técnicas Sith, clones, etc. Pero nada daba resultado. Pero no todos los esfuerzos habían sido vanos, ya que uno de los experimentos vivía, incluso prosperaba. Uno no exactamente idéntico. Su “hijo“. Pero no tenía uso ya que carecía de poder. Palpatine no era capaz ni de mirar tan ordinario fallo. La única razón y uso de su “hijo” sería la de continuar con la línea de sangre a través de métodos más naturales… Y así, de ésta manera tan imprevista, es como nació Rey, su “nieta“. Suficientemente fuerte para contener todo el poder de los Sith.

El fallo de Palpatine había sido dejar que la unión (Diada) entre Rey y Kylo se realizara y vinieran juntos a Exegol. Fue lo único que no había anticipado. Un poder no visto en generaciones. Un poder ilimitado.

En la escena final en la que vemos al Ewok Wicket y a su hijo en la luna de Endor mientras observan como se destruye un Destructor de la Primera Orden, éste le cuenta a su hijo como sus amigos, Leia y C-3PO, lo habían conseguido de nuevo. Después se preparan para una fiesta…

Y hasta aquí, son los añadidos que trae la novelización de Star Wars Episodio IX El Ascenso de Skywalker, que más destacan para mi. No son los únicos, hay bastantes conversaciones y escenas nuevas. Y para mi, eso es lo que tiene que aportar una novelización para que sea buena. No solo momentos nuevos que aporten a la trama sino también más profundidad a algunos aspectos. No tiene que ser necesaria su lectura, y no lo es, pero aporta mucho y yo por lo menos he terminado muy satisfecho y contento, así que no puedo más que recomendarosla y esperar a que pronto la editorial Planeta Cómic la publique en España. Hasta entonces… ¡Que la lectura os acompañe!

Publicado por Gorka Salgado

Fan de Star Wars y coleccionista de sus libros, cómics y revistas

Un comentario en “Los Secretos de la novelización de Star Wars El Ascenso de Skywalker de Planeta Cómic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: