Explora el submundo de los Cazarrecompensas de Star Wars

Traducción por Mariana Paola Gutiérrez Escatena

La galaxia de Star Wars está llena de personajes tanto admirables como nefastos, pero los cazarrecompensas se sitúan en una delicada línea entre el bien y el mal. Las tácticas y habilidades de cada cazarrecompensas suelen definirlos a ellos y a su valor para los posibles empleadores. La definición más rudimentaria de un cazarrecompensas es la de una persona a la que se contrata para capturar o matar a un objetivo y que recibe un pago al completar el trabajo, aunque casi nunca es tan sencillo.

La caza de recompensas puede dividirse en tres factores principales: el cliente, el objetivo y el cazador. El cliente identifica al objetivo y establece los parámetros (se le busca muerto, vivo, etc.) y el cazador rastrea el objetivo para el cliente. En Star Wars: El ataque de los clones, la senadora Padmé Amidala se convierte en el objetivo de dos cazarrecompensas: Jango Fett y Zam Wesell. Contratado por Nute Gunray de la Federación de Comercio, el neimoidiano se aferró a su rencor contra Amidala tras la derrota de la Federación de Comercio en Naboo e intentó matarla como parte de su acuerdo para unirse al creciente movimiento separatista. Sin embargo, Fett y Wesell no tuvieron éxito.

Los cazarrecompensas tienen la opción de llevar a cabo su actividad de forma independiente o como parte del Gremio de Cazarrecompensas. El Gremio es responsable de moderar, regular y distribuir las recompensas a los miembros de su organización. Pero aunque el Gremio existe, no es obligatorio que un cazador esté afiliado a él, ni es necesario que un cliente utilice los servicios y miembros del Gremio. Al ser la senadora Amidala un objetivo de alto perfil, Nute Gunray tomó precauciones para evitar que el asesinato previsto condujera a él; por lo tanto, fue necesario el uso de cazadores independientes para llevar a cabo el asesinato con discreción. Algunos consideran este tipo de trabajo como «trabajo de asesino», pero para reiterar la afirmación del Cliente, la caza de recompensas es una profesión complicada.

En la primera temporada del Mandaloriano, Toro Calican busca ser miembro del Gremio y cree que capturar a la buscada asesina Fennec Shand demostrará su valía. Además de un currículum impresionante, para unirse al Gremio hay que pagar una cuota para obtener los beneficios que ofrece la organización, como recompensas exclusivas, llaveros de seguimiento y seguridad laboral.

Después de unirse al gremio, hay varias formas en las que un cazarrecompensas puede buscar anuncios de recompensas. Las recompensas pueden publicarse en los tablones de anuncios o encontrarse en los discos de recompensas, que suelen distribuir los contratistas del gremio, como Greef Karga.

Los discos de recompensa, a veces llamados holopucks, contienen información de recompensa. El disco emite un perfil holográfico del objetivo que incluye una imagen y un nombre (si está disponible). El disco también indica si el objetivo es buscado vivo o muerto, así como la recompensa asociada.

La devolución de los fobs de rastreo emitidos por los agentes autorizados del Gremio es a veces parte de la prueba requerida para asegurar el pago, además de la propia recompensa. Estas unidades sensoras compactas de corto alcance, con una clave de identificación única del objetivo, suelen ser proporcionadas a los cazadores por los agentes del Gremio o los clientes, y proporcionan una seguridad adicional al cliente, que puede estar seguro de que el objetivo traído coincide con la información del llavero.

El gremio ha establecido y aplicado normas para sus miembros, como la entrega de los objetivos tal y como se indica en la recompensa (vivos, muertos, etc.), el mantenimiento de la confidencialidad necesaria, etc. Aunque la mayoría de los cazadores se atienen a estas condiciones, las consecuencias de incumplirlas difieren en función de si el cazador es miembro del gremio. Los cazadores del gremio pueden perder su afiliación o enfrentarse a sanciones y tasas. Los infractores de las reglas que no estuvieran afiliados podrían salirse con la suya o enfrentarse a otras consecuencias que un cliente o un sindicato del crimen podría mantener, dependiendo de quién sea el afectado.

No es necesario que un cazarrecompensas forme parte del Gremio, y los cazadores independientes son tan comunes como los del Gremio. La mayoría de los cazarrecompensas, si no todos, empiezan siendo independientes y depende de ellos si siguen siendo independientes o se unen al Gremio. Mientras que el gremio ofrece ventajas como recompensas exclusivas y artilugios llamativos, las ventajas de ser un cazarrecompensas independiente es que no hay cuotas ni requisitos del gremio para convertirse en cazador, y generalmente se obtiene una parte completa de la recompensa.

Los cazarrecompensas independientes se basan en la búsqueda de recompensas a través de medios diferentes a los que el Gremio ofrece a sus miembros. Sin embargo, estos medios también están disponibles para los miembros del Gremio, ya que suelen consistir en información pública. Las recompensas pueden publicarse en boletines y carteles, a través de contratistas, o pueden hacerse verbalmente.

Las recompensas publicadas a través de boletines y carteles tienen diversas fuentes de origen. La recompensa puede ser por un delincuente local huido o por un gran objetivo que ha evadido la captura (como Han Solo). Este tipo de anuncios suelen encontrarse en los bares o en las paredes de las ciudades donde se busca la recompensa.

Los contratistas, también conocidos como «corredores de recompensas», acumulan y distribuyen las recompensas activas a los cazadores. Aunque los contratistas podían estar afiliados al Gremio, algunos trabajaban de forma independiente. Greef Karga era un contratista del Gremio en Nevarro, mientras que Syphacc era un contratista independiente que dirigía su operación bajo el título «Syphacc’s Bountiful Bounties» junto con el lema «Vivo o muerto… No nos importa».

Los acuerdos verbales suelen implicar un trabajo desagradable para los cazarrecompensas. Nute Gunray optó por discutir los términos de su recompensa por la senadora Amidala de esta manera, evitando un rastro de papel (o «rastro de datos») que pudiera conducir a él. Otra razón para que un cliente opte por esta vía es la urgencia. Cuando Darth Vader cree que se está acercando a Luke Skywalker en Star Wars: El imperio contraataca, el Imperio se pone en contacto discretamente con un grupo de cazarrecompensas; Vader identifica el objetivo y establece los parámetros: nada de desintegraciones.

Algunos cazarrecompensas trabajan para sindicatos y organizaciones criminales. El Clan Hutt era el más conocido por contratar cazarrecompensas para operar dentro de su organización. Cazadores como Cad Bane, Sugi, Embo y Boba Fett trabajaron en algún momento para el Clan Hutt. Los sindicatos suelen emplear a los cazarrecompensas como una forma de seguro. Si alguien se cruza con la organización, o le cuesta beneficios, se pone rápidamente una recompensa por su cabeza.

Las tácticas para atrapar una recompensa varían en función del cazador y del objetivo. Un cazador puede tener una táctica característica para capturar recompensas, pero algunas recompensas más escurridizas pueden requerir que los cazadores piensen de forma diferente sobre cómo atraparlas o matarlas. Los cazarrecompensas suelen estar equipados con una serie de artilugios que complementan su estilo de caza. En su mejor momento como cazarrecompensas, el Kyuzo Embo era formidable. Al rastrear una recompensa, Embo utilizaba su arsenal de armas, incluyendo su arco y su característico casco, que utilizaba como arma y escudo, para capturar a las recompensas.

Algunos cazarrecompensas trabajan en grupo. Embo estuvo afiliado a un puñado de grupos, como la Garra de Krayt, el Clan Hutt, el grupo de Cad Bane y otros. Cada grupo es único y puede aplicar las reglas que quiera a los demás. Aunque normalmente se forman con buenas intenciones, la avaricia u otras circunstancias ajenas a ellos pueden a veces interponerse en las operaciones de un grupo y causar conflictos. Los grupos de cazarrecompensas tienen pros y contras. Algunos de los pros son las mayores posibilidades de éxito y una mayor variedad de habilidades; los contras son el reparto de beneficios y las tensiones internas.

En la serie Star Wars: Bounty Hunters de Marvel, Nakano Lash dirige un grupo de cazarrecompensas durante los Tiempos Oscuros que incluye al Imperial Beilert Valance, a los gemelos T’ongor y T’onga, y al Trandoshan Bossk. Cada miembro ofrece al grupo algo único, como las habilidades de rastreo inherentes a Bossk y la impresionante destreza de combate de Valance.

Los cazarrecompensas son algunos de los profesionales más diversos de la galaxia, cada uno con motivaciones y tácticas diferentes. Desde sus habilidades letales hasta su cuestionable moral, mantienen el interés de la galaxia de Star Wars.

Fuente original: starwars.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: