Próximas entregas del Coleccionable Enciclopedia Star Wars de Planeta DeAgostini

Por Gorka Salgado

Poco a poco hemos ido alcanzando el ecuador del Coleccionable Enciclopedia Star Wars de la editorial Planeta DeAgostini, compuesto por 90 tomos donde se recogen todos los datos de la saga galáctica, desde las películas, pasando por libros, cómics, relatos y todo tipo de material.

Entrega #46: Bespin y otros Planetas del Borde Exterior

El Borde Exterior fue, incluso en los tiempos del Imperio galáctico, una región enorme en la que era relativamente fácil que un planeta pasara desapercibido, o incluso que se convirtiera en un codiciado objeto de deseo de la noche a la mañana. Pocos planetas combinaban esos dos factores de forma tan única como Bespin, donde coincidían unas instalaciones mineras que habían atraído por primera vez a los colonos hasta el gigante gaseoso, y la lujosa Ciudad Nube, un centro de entretenimiento y ocio plagado de hoteles y casinos de lujo. Ambos factores estaban conectados de manera inextricable entre sí, e incluso el propio Imperio tuvo problemas para conseguir someter a los gobernantes del planeta. Pero el Borde Exterior también acogía lugares tan dispares como el pantanoso (y peligroso) Dagobah o el inquietante planeta Dathomir, hogar de las escalofriantes Hermanas de la Noche.

Entrega Nº 47: Tobias Beckett y otros personajes de los Bajos Fondos

La República agonizaba mientras las Guerras Clon causaban miseria e injusticia, especialmente entre algunos colectivos, que se arrojaron a los brazos del contrabando, el robo y el crimen. Para lograr triunfar en un entorno así hacía falta ser un superviviente nato, pero también era necesario poseer habilidad e ingenio, como Tobias Beckett, que era un excelente ladrón y estafador, y un famoso pistolero.

Su intento de robo de una gran cantidad de coaxio para Dryden Vos tuvo repercusiones impredecibles para todos los implicados en el asalto, desde Qi’ra hasta el mismísimo Han Solo, que acabaría por obtener una nueva nave tras todo el asunto. Pero incluso en tiempos del Imperio, los granujas proliferaban por toda la galaxia. En algunos casos, como el de la arqueóloga convertida en criminal, la doctora Chelli Aphra, su azarosa vida no tenía nada que envidiar a la de otros que aprendieron a subsistir de cualquier forma en esos tiempos convulsos.

Entrega #48: Equio General (I)

La galaxia era un lugar enorme, variado y lleno de entornos y situaciones para los que nunca se estaba lo bastante preparado. Los viajeros espaciales jamás sabían qué equipo iban a necesitar en su próximo trayecto, fueran unos comunicadores con un alcance especialmente potente, unos electrobinoculares o unos datapads con información tan valiosa como necesaria. Había quienes usaban esas herramientas para ganarse la vida, como el pequeño experto en droides Babu Frik o el inquietante alquimista sith Albrekh. Y otros que utilizaban sus instrumentos para hacer más llevadera la existencia de los demás, como los numerosos músicos que amenizaban veladas en lugares tan dispares como Tatooine, Takodana o Pasaana. También existían otros objetos, más poderosos (o peligrosos) y menos habituales para el viajero convencional, que solo unos pocos conocían y menos aún sabían utilizar: holocrones y buscarrutas, entre otros, eran elementos que solo los más sabios de la galaxia se atrevían a manipular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: