Extracto traducido del libro The Odyssey of Star Wars: Un Poema Épico

Traducción por Mariana Paola Gutiérrez Escatena

Siguiendo con nuestro lema «que la lectura os acompañe» tratamos de que siempre sea una realidad, por eso estamos atentos a todo lo que viene y vendrá de una galaxia muy muy lejana. Aquí os dejamos un pequeño extracto de THE ODYSSEY OF STAR WARS.

¡Vamos!

«Durante más de 40 años, La Guerra de las Galaxias se ha transmitido de generación en generación, un mito moderno que explora poderosos temas del bien contra el mal, los lazos familiares y la presencia de la Fuerza. Y al igual que el creador George Lucas se inspiró en los arquetipos antiguos, el autor Jack Mitchell ha tejido su propia narración de Luke Skywalker y la lucha por la galaxia en la relajante estructura del pentámetro yámbico no rimado, el metro de Milton.»

Poeta y erudito educado en Stanford durante el día, que enseña los clásicos en la Universidad de Dalhousie, cerca de su casa en Halifax, Nueva Escocia, la afinidad de Mitchell por La Guerra de las Galaxias surgió de la interpretación de otro autor, un libro para niños que se leía en voz alta a sus hijos de entonces cuatro y seis años a la hora de dormir. «Siempre había sido una especie de fan de Star Wars, quizá seis sobre diez en una escala de devoción. Podía citar líneas, pero no era un verdadero erudito», cuenta Mitchell a StarWars.com. «Pero cuando empecé a leer a los niños y respondieron con tanto entusiasmo, pensé: ‘Bueno, aquí estoy transmitiendo realmente un mito, que es lo que leo en mi trabajo todo el tiempo. Es la continuidad de nuestra cultura en tiempo real». Y luego, durante el proceso de lectura de ese libro, tal vez por décima vez a ellos, pensé: ‘¿Por qué no intento ver si este mito funcionaría en una forma puramente poética, homérica?'». Mitchell escribió esa noche unas 10 ó 20 líneas en ese estilo, que se convirtieron en la base de las primeras líneas de su nuevo libro, La Odisea de la Guerra de las Galaxias. «Una vez que me di cuenta de que estaba disfrutando de cada paso, seguí adelante».

El poema épico resultante le llevó a Mitchell dos años de redacción, más otro año y medio de revisiones y pulido. A lo largo de todo el proceso, sus hijos siguieron siendo una importante caja de resonancia. «Empecé a leérselo inmediatamente mientras se componía y estaban deseando más, hasta el punto de exigir más si no había producido lo suficiente a tiempo», dice riendo.

El enfoque de Mitchell está impregnado de sus conocimientos profesionales, una profunda afinidad por el mundo antiguo y las historias que se transmitieron entre los eruditos, poetas y narradores griegos y romanos, inicialmente a través de la palabra hablada. «En algunas culturas se produce una especie de profesionalización, que parece haber tenido lugar en Grecia con la poesía homérica, que probablemente comenzó como mitos contados junto al fuego. A medida que los griegos se enriquecían y podían permitirse herreros y carpinteros de ribera, también podían permitirse narradores profesionales», explica Mitchell. «Así que estos narradores hacían competiciones para ver quién contaba la mejor versión, y de ese largo y difícil proceso surgieron los poemas que conocemos hoy, La Ilíada y La Odisea. Tenemos quizá las mejores versiones de ellas, pero hay toda una galaxia de narración que se ha ido desarrollando». Lejos de la intención de Mitchell de colocarse en la misma liga que Homero o Vergil o Lucas, en realidad-, espera que su perspectiva única haga justicia al material original y a su inspiración. «Me gustaría pensar que estoy haciendo de la narración poética en verso algo a lo que podemos acceder en inglés, en lugar de tener que tomarse la molestia de aprender griego y latín antiguos», dice. «Con los cambios tecnológicos, hemos empezado a contar nuestras historias épicas en grandes películas y novelas épicas, etc. Yo quería demostrar que era posible aprovechar la mitología que nos gusta hoy en día y hacerla al estilo antiguo».

Plight of the Duros/La situación de los Duros

El libro de Mitchell es fácilmente accesible para los fans más casuales de Star Wars, pero ha tenido mucho cuidado en salpicar referencias que evocarán imágenes específicas en la mente de los fans más devotos. En un pasaje en el que los héroes se ven arrastrados al abrazo de la Estrella de la Muerte, emplea el símil y la alusión para comparar elocuentemente el asombro de Obi-Wan Kenobi por la destrucción de Alderaan con un Duros envejecido que transporta la compra; nos transporta a Mustafar, el lugar del fatídico duelo de Kenobi con Anakin Skywalker, sólo con el nombre del planeta. «El propósito artístico básico de aferrarse a un mito tan conocido como el de La Guerra de las Galaxias era permitir que la poesía funcionara a nivel de alusión», dice Mitchell. «De ese modo podía desplegar una palabra como ‘Mustafar’, y eso tiene toda una resonancia: basta con tres sílabas, y de repente estás en el clímax de La venganza de los Sith. Pero para que la alusión funcione así, hay que conocer la mitología de antemano. Eso es [algo] que saco de mi estudio de la épica antigua: la frecuencia con la que se recuentan estas historias. Alguien que escuchara a Homero en el mundo antiguo ya sabría todo sobre Aquiles y Odiseo antes de escuchar el poema, porque habría oído la historia muchas veces antes».

Muchos lectores no sólo habrán visto las películas una y otra vez, sino que podrán citar muchas de las líneas más famosas de la trilogía original de Star Wars. Esa familiaridad supuso otro reto para el autor. «No se me ocurriría pretender sustituir el guión real. De hecho, cuento con que los fans más entregados conozcan el diálogo de la película tan bien que puedan apreciar las desviaciones y variaciones deliberadas», dice Mitchell. «Cuanto más familiarizados estén los lectores con las películas, más alusiones captarán y, espero, disfrutarán».

En manos de Mitchell se omiten algunas citas y se amplían otras líneas en verso. «No puedo utilizar simplemente las líneas de diálogo de la película, tengo que exprimirlas un poco», dice. «Y así, una línea o dos del guión se convierten en un discurso de seis líneas. Es el tipo de adaptación que se hace en una pintura: puedes incluir algunos elementos que no están presentes en la pantalla, porque las diferentes formas de arte a veces exigen elementos diferentes».

Jedi perdido

Mitchell siempre tiene en mente el espectro de fans, desde los aficionados más acérrimos hasta los niños que acaban de conocer el linaje de Luke Skywalker por primera vez. «Tuve que caminar por una fina línea entre hacerla accesible sólo a los fans más acérrimos y hacerla accesible a los lectores habituales de Star Wars, incluyendo a los más jóvenes, oyentes y aficionados. Hay muchos jóvenes fans de Star Wars. Puede que lo hayan visto todo, pero no necesariamente han interiorizado todas las referencias». Pero, al igual que un poema antiguo, la evolución de la historia forma parte del proceso de colaboración con los narradores que le han precedido. «Es una parte muy, muy pequeña, pero es un placer sentir que soy parte de un mundo en evolución».

La historia de Mitchell abarca desde el clímax de Rogue One, el robo de los planos de la Estrella de la Muerte, hasta el final de El Retorno del Jedi. «Creo que mi escena favorita para abordar fue la escena en la que se revela la verdadera identidad de Vader», señala Mitchell, dudando en decir más porque, bueno, ¡spoilers! «Fue un gran reto porque es muy famosa, tiene muchos diálogos, imágenes, y la batalla», añade.

Starwars.com nos ofrece la llegada del Halcón Milenario a la Estrella de la Muerte. El pasaje incluye un guiño a la afición de Homero de detenerse en medio de la escena para enumerar los nombres de las ninfas del mar o de las ciudades de la Edad de Bronce, esta vez enumerando algunos Jedi notables perdidos por los Sith y la Orden 66, incluyendo a Qui-Gon Jinn y Plo Koon.

Y, con una línea final que ofrece una nueva visión del icónico sonido de la respiración de Darth Vader, seguro que dejará a los lectores con ganas de más…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: