Star Wars Visions: Cinco momentazos de Tatooine Rhapsody

Por Mariana Paola Gutiérrez

Ayer pudimos disfrutar una combinación explosiva entre anime y nuestra tan amada saga de Star Wars. Vimos una serie antológica de nueve cortos que nos dieron historias emocionantes, atrapantes y nos llevaron a conectarnos con la fuente de inspiración del mismo creador George Lucas. La cultura asiática ha invadido nuestros corazones y el anime nos dio momentos frescos y auténticos. Aquí os dejamos los cinco momentos destacados de Rapsodia de Tatooine.

«La belleza de una serie antológica creada por una variedad de estudios y directores es la variedad de estilos, personajes y narraciones que se ejemplifican en los cortos de Star Wars: Visions. Mientras que «El duelo» era una historia en blanco y negro, con toques de color y el aspecto granulado de una película antigua, «Rapsodia de Tatooine» es algo totalmente diferente. Cuando se encienden las luces de su nave, The Rolling Gales, nos encontramos con una galaxia brillante y colorida, que desprende energía y alegría a través del estilo musical de Star Waver. Fiel a los temas centrales de la narración de Star Wars, esta es una historia sobre la familia encontrada y la importancia de superar el miedo. Además, la aparición de Boba Fett, Jabba el Hutt y el calor deslumbrante de los soles gemelos de Tatooine nos hacen sentir como en casa.»

  1. Un padawan perdido.

Es una escena impactante. Los cadáveres de los droides y de los soldados clon se esparcen por el campo de batalla y un niño con un sable de luz, con una trenza de padawan a sus espaldas, corre por su vida. Al llegar al final de la línea, se precipita hacia su destino y casi se puede oír a Obi-Wan amonestando a otro aprendiz: «Este sable láser es tu vida». Mientras el arma escupe un débil arco eléctrico, este podría ser su fin.

  1. ¡Boba Fett! ¿Dónde?

El conocido casco abollado se encuentra entre la multitud de educados asistentes al concierto, un cameo sorpresa en una antología que no juega con las reglas estándar de la continuidad. Y va en serio.

  1. Gee se rinde.

Mientras The Rolling Gales se estrella en un planeta lluvioso, tenemos que hacernos eco de Jay: tenemos un mal presentimiento. Pero Geezer no dejará que sus amigos paguen por sus fechorías, sean las que sean.

  1. Regreso a Tatooine.

Parece el comienzo de la Boonta Eve Classic, con una multitud reunida en las gradas de una pista de Tatooine a la vieja usanza. ¡Y es genial estar de vuelta!

  1. Una última canción.

Con un extenso número musical, hasta el mismísimo Jabba the Hutt no puede evitar bailar al ritmo de la canción. Star Waver va a ser una banda legendaria.

Fuente: starwars.com

.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: