Entrevista a Justina Ireland: Presentación de su nueva novela Out of the Shadows

Por Mariana Paola Gutiérrez Escatena

Justina Ireland nos ha presentado en la primera ola a la caballero Jedi Vernestra Rohw y a su padawan Imri. Ahora será la encargada de cerrar esta segunda ola con “Out of the Shadows”, una novela de grado medio que salió a la venta esta semana. En Out of the Shadows Rwoh se cruza con Reath Silas y Cohmac Vitus, ambos introducidos en la novela de Claudia Gray, titulada “Into the Dark” (En la Oscuridad) . Y a demás conoce a un nuevo personaje Sylvestri Yarrow. Todo transcurre unos meses después del desastre de La Feria de la República, ahora los Jedi se toman mucho más en serio la amenaza de los Nihil.

¿Cómo funciona el proceso a la hora de decidir qué miembro del equipo va a escribir cada libro?

Antes de empezar una fase, todos sabemos quién va a escribir qué, y en realidad es una cuestión de preferencia personal. Yo he escrito un libro de categoría media y otro de juvenil, y eso es porque me gusta escribir categoría media y juvenil. Charles Soule empezó con la novela para adultos, porque ahí es donde se encuentra, se siente cómodo con eso y con los cómics. Así que todo el mundo tenía voz y decían: “¿Qué quieres escribir? ¿Quién quiere escribir qué?” Porque, quiero decir, obviamente, ustedes han visto, hay un montón de cosas que salen y hay un montón de oportunidades para una gran cantidad de historias diferentes.


Una vez que sabemos lo que estamos escribiendo, una vez que sabemos quién va en primer lugar, en ese momento vemos la de la narración. Y luego se trata de idear una trama y asegurarnos de que… tenemos las grandes rocas, conocemos los grandes lazos de la historia… y luego trabajamos para llevarla a ese nivel de la historia. Así que es mucha interacción, mucho trabajo en conjunto, mucha cooperación.

No sé si alguna vez he trabajado en algo que esté tan entrelazado y sea tan completo. No hay un día que no hable con uno de los otros creadores y le diga: “Oye, ¿qué estás poniendo en esto? ¿Tienes algo como esto?” O, “Oye, tengo la escena donde estoy haciendo esto. ¿Quieres que deje caer algunas migas de pan para sus cosas? ” Y es realmente una forma divertida de escribir, porque creo que la escritura tiende a ser un ejercicio tan solitario que es realmente diferente y fresco poder decir: “Sé lo que la persona que está escribiendo antes que yo está escribiendo. Sé lo que está escribiendo la persona que va a escribir después de mí”, y así entrelazar esos hilos.

Me imagino que todos ustedes podrían tener la cadena de texto más entretenida de todos los tiempos.

Nuestra mensajería es increíble. Es mitad trabajo y hablar de esto y de la narración que estamos haciendo y tratar de averiguar los matices allí, y luego también es mitad sólo hablar de, como, Loki y El Halcón y el Soldado de Invierno y todo ese otro tipo de cosas nerd. Así que, sí, es un lugar estupendo en el que estar… y luego, por supuesto, también hacemos muchas videoconferencias.

¿Dónde se te ocurre qué acontecimiento horrible va a tener lugar en cada ola para asustar a los lectores?

Así es. Nos preguntamos: “¿A quién podemos matar que aman?”

Lo cual es ridículo, porque sólo conocemos a estos personajes desde el principio del año, y sin embargo estás arrancando corazones.

Lo sé, es una locura. Es como, “Oh, ¿te gusta ese personaje? Ahora están muertos”.

Nunca perdonaré a Cavan Scott, y tú tampoco me has hecho ningún favor. Pero hablando de personajes a los que los fans llegaron a querer muy rápidamente, está Vernestra Rwoh. La encontramos por primera vez en Una prueba de valor, que fue escrita por usted. ¿Creó usted principalmente ese personaje?

Sí. Todos tenemos nuestros personajes favoritos que hemos creado, que estamos llevando a cabo. Y Vernestra fue definitivamente uno de los míos. Y luego, lo mismo con Cav, como Keeve Trennis y Sskeer son realmente sus pequeños bebés, y luego los gemelos, Terec y Ceret. Y como ves estos personajes, para Daniel en The High Republic Adventures, tienes a Lula Talisola y Farvala, y todos estos personajes que traemos con nosotros. Y creo que esa es una de las grandes cosas, esos personajes aparecen en otros medios de comunicación.


Una de las cosas más difíciles como creador es que, en algún momento, empiezas a preocuparte de que todos tus personajes parezcan de una sola nota, porque tienes como un espectro de tipos de personajes que puedes crear. Y, por lo general, algunos personajes van a estar demasiado lejos de esa gama de comodidad de lo que eres como persona para crear un personaje. Porque todos los personajes tienen un trocito de creatividad dentro de ellos, ya sea un rasgo malo o bueno o lo que sea.


Creo que una de las grandes cosas de que esta sea una iniciativa cooperativa es que, puede que yo no haya creado a Sskeer o a Keeve, o a Reath, por ejemplo, pero puedo traerlos a mi narración. Y ahora tengo un personaje que es completamente diferente a cualquier otro que hubiera creado y sobre el que puedo escribir. Y creo que eso hace que la narración sea más completa, que no parezca tan unidimensional.

Con Vernestra o Imri, aunque hayan aparecido en otras historias, aquí tenemos las cosas desde la perspectiva de Vernestra, así que parece que esa es tu voz. ¿Sería justo decirlo?


Sí, creo que es justo. Incluso cuando aparece en otros medios, sé que está en Race to Crashpoint Tower, e incluso entonces, Daniel me envió esos capítulos, y me dijo: “Oye, ¿esto suena a cómo hablaría ella? ¿Suena bien? Y yo decía: “Sí”. Lo mismo ocurrió cuando hice el primer borrador de Out of the Shadows, y Reath estaba allí. Se lo envié a Claudia y le dije: “Oye, ¿puedes leer los capítulos de Reath y asegurarte de que suena bien, de que el arco argumental es correcto?”. Y ella dijo: “Oh, me encanta. Sí, es exactamente como lo vi”. Porque lo que no quieres hacer es descarrilar la narración de otra persona.


Todos somos narradores para… Escribimos Star Wars, pero también tenemos éxito en otras partes de nuestra carrera. Así que todos tenemos ese, no sólo el respeto profesional, sino también el respeto a otro creador de: “Oye, me encanta este personaje, ¿lo estás usando? ¿O puedo tomarlos prestados para esta narración?” Y por lo general, es como, “Sí. Me encantaría ver lo que haces con ellos.” Estamos todos juntos en esto.

Estaba a punto de preguntarlo y ya te has puesto a ello, pero sigues con personajes como Reath Silas, Cohmac Vitus, y la amas o la odias, Nan. Empezaron en otro libro, pero se sienten como en casa.


Quiero decir, y eso es parte es el trabajo de Claudia. Obviamente. Leí numerosos borradores de Into the Dark… una de las cosas que fue genial es que pude ver numerosos borradores mientras Claudia los presentaba. Pude ver a Reath crecer como personaje. Así que cuando llegó el momento de trabajar con él en “Fuera de las sombras”… obviamente, él y Vernestra se conocerían, porque tienen más o menos la misma edad, la Orden Jedi es grande, pero no es súper grande. Así que cuando estaba leyendo el libro, estaba sentada leyendo lo que había escrito. Y luego volví a Claudia y le dije: “Sí, esto funciona, ¿verdad?” Y ella dijo: “Me encanta cómo ha crecido”. Nuestros personajes crecen y cambian, porque este es el formato que tenemos.

Es hora de hacer una pregunta tonta. ¿Se librará alguna vez Vernestra de su temido apodo, que yo no me atrevería a utilizar, o llegará a aceptarlo?


Creo que Vernestra sigue creciendo, cambiando, y creo que la parte divertida de Vernestra es que se toma a sí misma demasiado en serio, que es lo que se espera de un prodigio Jedi, así que creo que en algún momento lo hará. En algún momento se soltará un poco. Creo que Imri la está ayudando a salir de esa zona de confort.


¿Su látigo fue idea tuya?


Oh, sí, por supuesto. Me encantan todas las cosas que la mayoría de la gente odia del universo expandido. Y sé que la gente tiene sentimientos profundos sobre el látigo de luz, pero yo digo: “Es un arma tan extraña. Es tan peligrosa. Esta hoja de plasma que te rodea”. Y yo estaba como, “Por supuesto, voy a darle a mi chica un látigo de luz”.

Un personaje único en este libro es Sylvestri Yarrow, y me encantó su punto de vista porque no sabemos realmente qué esperar de ella. No es una Jedi, no le gusta en absoluto el rico estilo de vida de Coruscant, no le impresiona nada de eso. Nunca supe qué esperar de ella o de su historia. ¿Se desarrolló como estaba previsto o hubo momentos en los que te sorprendió o hizo algo que no esperabas?


En su mayor parte, su historia se desarrolló según lo previsto. Creo que en el primer borrador esperaba que tuviera un triángulo amoroso entre ella, su ex novia Jordanna y Xylan Graf. Y luego, cuando empecé a escribir, me dije: “A ella no le gusta él. No le gusta en absoluto. Y a mí no me gusta especialmente”. Y luego, cuando estaba a la mitad del primer borrador, me dije: “No, esto no funciona en absoluto”. No había nada allí. Simplemente no había chispa.


Ella es un piloto de hard scrabble. Ella ama lo que hace. Ella quiere ser independiente. Ella no va a estar realmente emocionada por este tipo rico y como todas estas cosas, va a ser incómodo. Y creo que fue por eso que nunca sucedió. Pero sí entonces hay una historia, no importa cuantas sinopsis escribas, cuantos bosquejos hagas, siempre hay algo sorprendente en la etapa de redacción.

Hablando de romances, y que conste que tú sacaste el tema primero, no yo… no puedo dejar de notar que en la Alta República, los Jedi no deben ser poco profesionales, pero ¿son un poco cachondos?


¿Estás hablando de Elzar?



Sí. Iba a decir cachondos, que es definitivamente Elzar. Sin embargo, con este libro tienes múltiples Jedis enamorados de otros Jedis, algunos no son correspondidos. Todos estos jóvenes padawans están enamorados unos de otros. ¿Cuántos problemas se evitarían si se les permitiera explorar algunos de esos sentimientos?


Creo que lo que estamos viendo en esta fase y en este periodo de tiempo, los Jedi son un poco menos restrictivos con ese tipo de cosas. Están en la cima de su juego, ¿verdad? Salen y salvan a la gente y hacen grandes cosas. Así que creo que es normal que tengan esas emociones y que trabajen a través de ellas y traten de averiguar lo que significa en el contexto más amplio.


Y creo que una de las cosas que hace que este periodo de tiempo sea diferente a las otras historias que hemos tenido, es que estos son Jedi que no son del tipo “Evita los malos sentimientos, apártalos”. Son como, “No trabajar a través de ellos”. Como, “¿Qué te está diciendo esta emoción?” Porque siempre me ha disgustado esta idea de que voy a ser un mago espacial insensible y con un sable de luz, y que no voy a sentir nada en absoluto.

Es como, no, se trata de reconocer esos sentimientos y trabajar a través de ellos, que creo que también es realmente clave para nuestra salud mental como seres humanos. Tenemos sentimientos. Debemos entender por qué tenemos esos sentimientos, y trabajar a través de ellos. Porque reprimirlos… sólo nos lleva al colapso y al desastre.


La Orden te da la guía, y si la sigues o no depende de ti como individuo. Y creo que hay algunos individuos, algunos Jedi, que están poniendo excusas para las cosas que están haciendo, que tal vez no están realmente trabajando con la Fuerza o en el nombre de la Fuerza. Pero la Fuerza y la Orden son dos cosas diferentes. Y creo que ahí es donde empezamos a ver entre ello.

No puedo evitar pensar que si el pobre empático Imri estuviera presente en la era de la precuela, lo pondrían en una institución con toda la represión a su alrededor.


Habría sido un Sith. Creo que tenemos que averiguar dónde encajan nuestras historias no sólo en la narración más amplia de Star Wars, sino cómo encajan también en la experiencia humana. Porque creo que tendemos a olvidar que las historias son realmente para enseñarnos lo que significa. Aunque estemos hablando de una guerra espacial, o lo que sea, seguimos aprendiendo lecciones sobre nosotros mismos y sobre los seres humanos y lo que significa ser una buena persona, o lo que significa ser una mala persona, o lo que significa ser egoísta, o lo que significa ser generoso, o lo que sea. Y creo que los Jedi siempre han sido considerados de una manera que es como inalcanzable.


Y creo que eso es lo que realmente vemos en la trilogía de la secuela, para Luke, es como, “Yo quería ser un Jedi, pero era inalcanzable”. Como si fuera, “Hice todo lo que se suponía que debía hacer y aún así lo arruiné”. Y creo que tenemos que mirar eso y decir, “¿Siempre fue así para los Jedi? ¿O hubo un poco más de espacio para que tuvieran esas conversaciones entre ellos?” Y creo que cuando tienes más gente, como parte de una organización, tienes más libertad. Tienes más espacio para tener esas conversaciones y averiguar el camino correcto y el equivocado. Cuando uno es el único, es realmente difícil averiguar si estoy haciendo lo correcto o lo incorrecto, porque no tienes a nadie con quien interactuar.

Fuente: SyFy Were

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: