Revan: contigo empezó todo

Por Edu Piera

Corría el verano del año 2003, estábamos descubriendo las precuelas de Star Wars y nos quedaba saber cómo Darth Vader se había convertido en Darth Vader. Había algún que otro buen juego de la franquicia, como la colección de Jedi Outcast basada en el universo ampliado posterior a la Batalla de Yavin y que contaba las vivencias de Kyle Katarn. Sin embargo, no dejaban de ser eso, buenos juegos.

Sin embargo, ese año todo cambió con la aparición de Star Wars: Knights of the Old Republic, popularmente conocido como KOTOR, lo cambió todo. La manera de jugar, los escenarios, la historia… abrió un abanico de posibilidades de par en par llevando la lucha eterna de los Jedi y los Sith a otro nivel, a su edad de oro. Y es que la trama se sitúa prácticamente 4.000 años antes de la Batalla de Yavin.

El escenario es precioso: el universo entero. Y se presentan para el gran público algunos personajes que marcarán el devenir de la saga. Especialmente uno, Revan. Como comenté hace tiempo en la revista El Cinéfil, Revan fue Darth Vader antes que Darth Vader. Era el caballero más brillante de su generación, un líder, amado por las masas, temido por el consejo… y que cayó en el Lado Oscuro, ¿voluntariamente? Sin embargo, no lo hizo por un ansia de poder, como sí fue el caso de su compañero Darth Malak, sino con la intención de controlar la República, al estilo dictador romano, para ser fuertes y superar el envite que les plantearía el auténtico emperador Sith que seguía en las sombras. Además, El ascenso de Skywalker está lleno, pero lleno de guiños a la figura de Darth Revan y su historia.

La portada del juego con Darth Malak, Bastila Shan y HK-47.

Drew Karpyshyn hace una obra maestra, integrada por tres juegos y una novela. Pero KOTOR, el primero, sumó muchos Jedi a la causa. Formar equipos con los personajes, el poder de decisión que te acerca a la luz o al lado oscuro, un abanico de finales en función de las decisiones que vayas tomando a lo largo de la partida, la personalización al inicio con sexo y raza de Darth Revan… Y la secuela, KOTOR 2, que cierra magníficamente algunas dudas que deja abiertas. De ahí nació SWTOR, el juego de rol, online, que ha creado una comunidad de fans y que no deja de crecer desde 2011.

A partir de ahí se abrió, para mi, la época dorada de los videojuegos galácticos: Jedi Knight: Jedi Academy, El poder de la Fuerza, los Battlefront o el reciente Jedi: Fallen Order, de los que iremos hablando en futuros artículos. Pero todo, al fin y al cabo, tiene un punto de partida, y el acierto de apartar la historia del juego de las películas, creando un salto temporal que rompía cualquier tipo de atadura fue clave para construir esta nueva parte del mito. La historia. El pasado.

Así que si tenéis la oportunidad, porqué KOTOR está en cualquier plataforma móvil (IOS y Android) y PC, jugad a Knights of the Old Republic como si no hubiera un mañana. Y es que como os decía al principio: Revan, contigo empezó todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: