Reseña de la novela Star Wars Queen’s Shadow

Escrito por Agustín Stringa

Padme Amidala Naberrie es uno de los personajes más importantes dentro de Universo de Star Wars. Senadora, Reina, el pilar de la democracia galáctica y la madre de una nueva esperanza. Hoy, en la Biblioteca del templo Jedi, analizaremos la primera novela de Emily Kate Jhonston sobre la heroína más grande en tiempos de la república. Sin más preámbulos, ¡empecemos!.

La Historia

La novela se ubica temporalmente 28 años antes de la batalla de Yavin. Padme ha finalizado su mandato como reina de Naboo, pero a petición de la nueva Reina, toma el puesto de senadora para seguir representando a su pueblo en el senado galáctico.

En esta historia conoceremos los primeros años de Padme como senadora, sus colegas, enemigos y el papel que juegan sus doncellas siendo la sombra de la reina.

Portada de La Sombra de la Reina

En un principio de la trama, Padme se encuentra junto a su grupo de doncellas, en los días preliminares a las elecciones gubernamentales en Naboo. La reina tiene 18 años y no puede ser reelecta para el puesto.

Las votaciones dan como ganadora a la Reina Reillata, quien ya había tenido otro mandato como reina, y aunque Amidala preferiría “caras nuevas” en la gestión de su mundo, se mostró gentil y predispuesta con la Reina elegida. Luego de una visita del recientemente instaurado Canciller Palpatine, antes de las elecciones en Naboo, Padme decide tomar el puesto en el senado galáctico.

A partir de aquí comienzan a desarrollarse muchas situaciones que abarcaran distintos períodos de tiempo y distintos personajes, finalizando con la muerte de Padme y su legado.


Amidala

Para entender mejor a este personaje, tenemos que tener en claro que Padme Naberrie no es lo mismo que Amidala. Padme toma el nombre Amidala una vez que es elegida Reina de Naboo.

A lo largo de la historia, y en diferentes momentos, se construye y se presenta una imagen pública para la Reina/Senadora de Naboo. Al ser una personalidad política importante, muchos focos apuntan hacia ella y debe tener mucha precaución en cada uno de sus pasos.

Uno de los detalles más curiosos de las costumbres de Amidala y su séquito está relacionado con la voz de Amidala.

Sabé, quien es la doncella más cercana e íntima a Padme, desarrolla en conjunto con ella, una voz muy similar a la de Padme, que es muy útil en las maniobras de señuelo y las demás doncellas pueden imitar con relativa facilidad.

Sabe (Keira Knightly) tomando el rol de Amidala

La misma Padme, también tiene sus distintos matices con respecto a sus voces. Para hablar con sus doncellas en público, para tratar con senadores, con la prensa y para hablar en confianza con sus amigas, Amidala maneja distintos tipos de voz, que solo son perceptibles para sus doncellas.

La representación que la obra hace del ambiente político de Coruscant y de la galaxia, es muy similar a la que podemos apreciar en la realidad: medios de comunicación alineados, cámaras registrando todo en todo momento, difamación, limitada privacidad, y demás características.

Cuando nos referimos a la imagen de Amidala, abarcamos desde sus hábitos, su comportamiento, sus amistades, su vestimenta y todo lo que constituye a su figura. Padme y sus doncellas en todo momento planifican qué tipo de vestimenta utilizar, como por ejemplo en sesiones del senado, misiones diplomáticas, en encuentros políticos, fiestas, o en el día a día. Si bien la vestimenta se percibe como una función estética, en el caso de Amidala es una de las medidas de seguridad primordiales.

“La mayor parte de las telas estaba tratada con resina que las hacía más resistentes a los disparos de bláster. Los broches enjoyados podían ocultar dispositivos de grabación o un escudo personal. Los vestidos más pesados mantenían una barrera física alrededor de la reina y tenían, en esencia, una opción de emergencia para que Padmé pudiera despojarse de todo el atuendo (excepto por la ropa utilitaria básica que llevaba debajo) si necesitaba moverse rápidamente. Los tocados distraían la atención de la cara de la reina, lo que facilitaba su sustitución por un señuelo, cuando era necesario.”

Otro punto muy importante para la imagen de Amidala, son las amistades que la senadora tiene en Coruscant y la perspectiva que sus semejantes tienen de ella.

En sus primeros días en la Ciudad-Planeta, es conducida intencionalmente hacia un edificio en remodelación, de lo cual podemos interpretar un intento de homicidio. Debemos recordar que para estas alturas, Amidala tenía en su contra a toda la Federación de Comercio, y los juicios (de los que saldría impune) de Nute Gunray estaban en marcha. Para suerte de Amidala, en ese momento el senador de Alderaan, Bail Organa, se encontraba allí para advertirla que esa zona estaba restringida por seguridad. Además, Padme y sus doncellas habían aplicado la maniobra del señuelo, por tanto, era Cordé quién en ese momento estaba llevando el rol de Amidala.

Un papel muy importante en la imagen de Amidala es jugado por Verse, quien en todo momento maneja información de todas las esferas para beneficio de Padme, alertándola sobre distintos medios de comunicación, noticias e información relativa a los “pasillos del senado”.


Doncellas

Las doncellas son el grupo de acompañantes que se encuentran a disposición de Amidala. Han elegido sus nombres de niñas, recién llegadas al poder y ligeramente intimidadas por él. Han elegido sus nombres para unirse entre sí y como un recordatorio constante del bien mayor al que servían.

Padme y sus doncellas realizando la maniobra del señuelo

Un punto importante a remarcar con lo que podemos apreciar en la serie Clone Wars, es el rol y la importancia de las doncellas en la vida de Amidala. Si bien ambos contenidos son canon, en esta novela se detalla que durante sus días en Coruscant, y en cualquier momento, Amidala se encuentra acompañada por al menos 1 de sus doncellas.

En Naboo, las niñas se entrenan desde pequeñas para ocupar este puesto. Los requisitos generales constan en ser físicamente semejantes a la reina y cumplir con el entrenamiento correspondiente. Aunque la mayoría del tiempo se encuentran vistiendo su atuendo y maquilladas, es importante el parecido para realizar de manera efectiva la maniobra de señuelo.

Otro detalle es que las Doncellas modifican su nombre al tomar este puesto. Cordé (nacida Cordyn), Dorme (nacida Dorra) y Verse (nacida Versaat) son claros ejemplos de esto.

Durante los períodos de Reina en Naboo, y senadora en Coruscant, Amidala contó con distintos grupos de doncellas. Durante el reinado en Naboo, sus acompañantes fueron Sabé, Rabé, Saché, Yané, Eirtaé. Durante su período de senadora en Coruscant, tuvo bajo su disposición a Dormé, Cordé y Versé. Cordé, quien había fallado en el entrenaimento del Capitán Quarsh Panaka por no ser suficientemente buena con el bláster, y Verse, una especialista en computación sobrina de Mariek y Quarsh Panaka.


Naboo

Ya conocemos mucho sobre este planeta, ya que a lo largo del canon ha tenido muchas descripciones y apariciones en novelas, películas, series, videojuegos y demás. Aun así, en esta historia ocupa un papel muy importante y aquí van algunos datos que rescatamos de esta obra:

El Jefe Nass, para estas alturas sigue ocupando el puesto político-jerárquico más alto dentro de la comunidad de los gungans y su relación con los de la superficie es buena. Al momento de las elecciones gubernamentales que se están realizando al comienzo de la trama, es la segunda vez que a los habitantes de las aguas de Naboo se les permite votar.

Los niños son sagrados en la cultura de Naboo, por tanto no existe una gran cantidad de huérfanos en comparación con otros planetas del Borde Medio, sin embargo, luego de la ocupación (sucesos de La Amenaza Fantasma) unos cuantos jóvenes cayeron en el limbo entre la familia extendida y la supervisión gubernamental. Yané, una de las doncellas de Amidala durante su reinado en Naboo se ofreció como voluntaria con estos niños, y al momento de dejar su puesto de servicio real, se dedicó a la crianza de niños, formando un hogar junto con Saché.

Los refugiados vienen y van, todos provienen de mundos dañados, en guerra o en los que el Imperio se ha ido y donde sólo queda una estela de caos. Algunos niños se quedan por una temporada, dos, hasta tres, pero eventualmente alguien viene, una persona elegante, y los adopta.

Niños huérfanos en Theed, Naboo. Extracto de la novela Consecuencias: El Fin del Imperio (5 años Después de la Batalla de Yavin)

Las algas azules tienen la capacidad de prosperar la producción y la economía de Naboo. Usado en una cantidad limitada de campos, duplicó la producción durante la temporada de cultivo de Naboo y fue este camino de la ciencia el que decidió seguir Eirtae luego de finalizar sus funciones como doncella real.

El Programa Legislativo para Jóvenes es una organización que supervisa el plan de estudios del servicio público de los mandatarios de Naboo. En este programa Padmé ingresó como niña y, entre otras personalidades que pasaron por el mismo, se encuentra un joven Sheev Palpatine.


Personajes

Además de los antes nombrados, existen otros que es importante mencionar:

Quarsh Panaka: Esposo de Mariek Panaka y tío de Versé y Gregar Typho, sirvió como guardaespaldas personal de la Reina Amidala mientras ésta ocupo ese cargo. Luego sirvió a la reina sucesora, y para los sucesos de ocupación del Imperio en Naboo, se convirtió en Moff imperial. Falleció en el año 3 Antes de la Batalla de Yavin en un ataque de un grupo terrorista bajo las órdenes de Saw Guerrera.

Mariek Panaka: Esposa de Quarsh Panaka, sirvió inicialmente como Capitán de las Fuerzas de Seguridad Reales de Naboo, y al momento del retiro de su marido, ocupó su puesto como guardia personal de la senadora Amidala. Acompañó a la senadora a Coruscant junto con sus doncellas y su sobrino Gregar Typho.

Gregar Typho: Al igual que sus tíos, sirvió como Capitán de las Fuerzas de Seguridad Reales de Naboo y veló por la seguridad de Amidala durante su Período en Coruscant. Fue nombrado en este puesto por la mismísima Padmé. Su particular característica es que lleva un parche en el ojo izquierdo como consecuencia de la Batalla de Naboo.

Tonra: Primeramente como Sargento y luego como Capitán, al igual que los antes mencionados sirvió en las Fuerzas de Seguridad Reales de Naboo. Estuvo encargado de la liberación de esclavos en Tatooine junto con Sabé durante el período de Padmé en Coruscant. Completó con éxito algunas liberaciones, aunque no logró el objetivo de encontrar a Shmi Skywalker. Al momento de la muerte de Padmé, decide embarcarse con Sabé (con quién tiene una relación afectiva muy cercana) en un viaje a Coruscant para responder las interrogantes referidas a la muerte de su amiga.

Qui-Gon Jinn: Maestro Jedi y educador de Obi-Wan Kenobi. No tiene una aparición directa en la obra, si no, a través de menciones o sucesos en retrospectiva.

“Tal vez si el Maestro Qui-Gon hubiera sobrevivido, se sentiría diferente. Por supuesto, le complacería llamarlo amigo y tendría esperanzas de tratarlo como aliado. La suya había sido una relación extraña: no lo había engañado en ningún momento, pero él había permitido que siguiera engañando a todos los demás, lo que ella apreció, pues le ayudó a preservar su propia vida.”

Ric Olié: Piloto Real de Naboo hasta los sucesos de la Batalla de Naboo. Este hecho le dejó como secuela una lesión en el oído interno que le imposibilitó dejar la atmosfera, aunque pudo seguir volando bajo las nubes.

Daneska Varbarós: Sucesora del puesto de Piloto Real, luego de que Ric Olié dejará su cargo. En la obra se la define como “una mujer de altura moderada y piel oscura, con los ojos más eléctricos que Sabé hubiera visto en un ser humano y una cabellera larga que le gustaba decolorar y luego teñir con una serie continua de colores diferentes.”

Lux Bonteri: Se menciona indirectamente a este personaje que tendrá plena participación en Clone Wars, pero algunas citas nos proporcionan algo más de información sobre él.

La oficina de Bonteri estaba decorada con cuadros de su mundo de origen. Padmé no era una experta, pero algunas de las obras parecían definitivamente menos refinadas que otras. Tal vez Onderon se enorgullecía de utilizar todo tipo de materiales artísticos, no los de alta calidad.

—Obras de mi hijo —explicó Bonteri, mientras Padmé contemplaba una pintura particularmente torpe de… ¿una speeder bike?—. Quizás está destinado a otras cosas, pero tenía cuatro años cuando hizo eso y le encantaban los colores brillantes, además de crear desastres. Le tengo cariño a su trabajo, así que lo conservo aquí aun ahora que ha cambiado de pasatiempos.

Escena entre padme y mina bonteri

R2D2: Probablemente el androide más conocido de toda la saga y sin el cual no existiría ninguna historia con final feliz. No necesita ningún tipo de introducción.

En la historia encontramos algunas citas interesantes como las siguientes:

“Luego recordó a la unidad astromecánica azul y blanco que viajó con Varbarós a bordo de la nave real de Naboo. Ese pequeño droide tenía un dispositivo de grabación, y ella sabía que era confiable. Tomó nota de que debía acordarse de pensarlo más tarde y volvió a poner atención a la mesa. Padmé llevó a R2-D2 para que ayudara, pero el droide se distrajo de inmediato con la bebé y, en lugar de contribuir al proyecto de construcción, pasó el tiempo entreteniendo a Ryoo con diversos ruidos y despliegue de iluminación controlada, hasta que lo castigaron.”

Casi en cuanto subieron a bordo, R2-D2 había accedido a los planos de la nave y Padmé no necesitó comprender lenguaje binario para darse cuenta de la baja opinión que el diseño le mereció al droide.

“—R2, ¿echaste un buen vistazo a esos piratas? —preguntó. El pequeño droide lanzó un bip entusiasta y rodó hacia la conexión de la computadora. Padmé lo siguió y después de que él se conectó, miró una serie de escaneos desplegados en la pantalla de la nave a la que Sabé le había destruido los cañones. —¿Alguna marca importante o un número de registro? —preguntó. El droide giró el domo, para indicar que no. —Por favor, haz un análisis detallado —pidió Padmé—. Leeré tu informe en cuanto se tranquilicen las cosas. El astromecánico se dio vuelta de nuevo hacia la pantalla, y las imágenes destellaron con demasiada prisa como para que Padmé las siguiera, así que lo dejó solo.”

Estas citas expresan a la perfección la personalidad del droide: si bien es serio y se toma su trabajo como tal, tiene sus momentos de carisma y comedia a los que nos tiene acostumbrados. También podemos captar el aprecio y confianza que Padmé tiene el astromecánico.

Sio Bibble: Fue un humano que sirvió como Gobernador de Naboo y miembro del Consejo Real Consultivo en Naboo. Desde mi perspectiva (y la de los hechos) es uno de los personajes más leales a Padmé y al pueblo de Naboo.

En el período en el que Padmé tomó el puesto de Senadora, continúo con sus tareas como Gobernador. Al momento de la muerte de Amidala y la ocupación del Imperio, decidió retirarse definitivamente. Sabé estaba postulada para las elecciones que estaban previstas en esas instancias, pero el imperio instauró por la fuerza a Quarsh Panaka como Moff Imperial.

Sola Naberrie: Hermana Mayor de Padmé Naberrie, es la madre de Ryoo Naberrie. Aunque es la madre biológica de Ryoo, no se conocen exactamente las circunstancias ya que para los sucesos de La Sombra de la Reina, vive sola y sin interés en tener una pareja, algo que aparentemente es común en Naboo. 

Breha Organa: Esposa de Bail Organa y madre de Leia Organa. Aparece en la novela en el momento en que Padmé visita Alderaan, durante el receso del Senado, antes de volver a Naboo. En esta escena, Breha le cuenta a Padmé sobre “El pico Appenza”, donde la montaña “le arrebató sus pulmones y su corazón.”

Depa Billaba: Maestra Jedi, integrante del Consejo Jedi, aprendiz de Mace Windu y Maestra de Caleb Dume (también conocido como Kanan Jarrus) también tiene su aparición en esta novela. Lo hace en medio de una misión humanitaria que realizan varios miembros del senado a Bromlarch, entre los cuales se encontraban Padmé, Clovis y Yarua. Padmé ya conocía a la maestra Jedi ya que fue una de los Jedi que viajó a Naboo para el Funeral de Qui-Gon Jinn.

No es la primera vez que tenemos a miembros del consejo jedi o representantes involucrados en misiones humanitarias, esto ya se ha visto en Clone Wars y en novelas como Dooku Jedi Lost.

—No has cambiado mucho desde que te conocí —indicó Billaba. Padmé no estaba completamente segura de cómo interpretar eso, y debió ser evidente por su expresión. Pero la Maestra Jedi continuó—: Has crecido, por supuesto. Eres más sabia. Tienes más equilibrio. Pero no has cambiado. Aún eres la persona que derrotó a la Federación de Comercio y creo que siempre lo serás. Tal vez fue el cumplido más extraño que Padmé había recibido alguna vez, incluido cuando el niñito en el mundo del desierto supuso que era un ángel

Ruwee Naberrie: Padre de Padmé y Sola Naberrie, al momento de esta historia se encuentra viviendo en su hogar en Naboo, junto con su esposa Jobal. Gracias a la novela, sabemos que antes de esto se dedicó a ayudar a muchas personas en otros lugares de la galaxia.

—Mi padre hizo mucho trabajo de ayuda cuando yo era muy pequeña —relató ella—. Antes de que se confinara únicamente en Naboo, construyó casas y tantas otras cosas en cuanto lugar te puedas imaginar. Cuando alcancé la edad suficiente, lo acompañé. Tenía siete años, y el planeta que evacuamos se llamaba Shadda-Bi-Boran. (Padmé conversando con Depa Billaba)

Jobal Thule Naberrie: Madre de Padmé y Sola Naberrie, no se conocen muchos datos sobre su vida, sabemos que en los sucesos de La Sombra de la Reina, vive en su hogar en Naboo junto con su esposo Ruwee Naberrie y su hija mayor Sola.

Reina Reillata: Electa reina al final del mandato de Padmé, como segunda vez, ya había tenido un período anterior como gobernante, al que renunció para convertirse en una cantante de ópera de éxito moderado. Es quién propone a Padmé el puesto en el Senado Galáctico y con quién Amidala lleva una buena relación a pesar de no ser el candidato que Padmé esperaba que triunfe en las elecciones.


El Senado

El Senado Galáctico es el lugar y la Entidad principal en esta historia. Muchas situaciones importantes y personajes se desarrollan en base a este. En esta novela, tendremos a muchos senadores que ya hemos visto y otros tantos que realizan sus primeras apariciones en el canon.

Onaconda Farr – Rodia
Bail Organa – Alderaan
Mon Mothma – Chandrila
Rush Clovis – Scipio
Mina Bonteri – Onderon
Oshadam – Senadora de Naboo anterior a Padme
Lott Dod – Representante de la Federación de Comercio
Aks Moe – Senador de Malastare
Yarua – Senador de Kashyyyk

A grandes rasgos, el senado sigue siendo ese gran espacio con cámaras, pasillos y capsulas flotantes que conocemos, pero aquí van algunos datos que quizás no conocíamos:

Imágenes del Senado Galáctico del Diccionario Visual del Episodio I: La Amenaza Fantasma

El senado se organiza en comités. Está compuesto por cierto número de senadores y se tratan distintas problemáticas como por ejemplo: la esclavitud, las reformas educativas, entre muchos otros. Aunque debería ser abierto para cualquier senador, estamos hablando de política galáctica y de un senado corrupto, por tanto, en algunas ocasiones, los avances de Padmé y otros senadores se ven estancados por figuras a las cuales, no les beneficia sus ideas.

El senado tiene su protocolo, pero si entidades con poder e intereses lo desean, este se desdeña. Ya ha ocurrido en otras ocasiones, pero quizás el ejemplo más claro fue la destitución del Canciller Valorum, que claramente benefició al, en aquel entonces, senador Palpatine. Uno de los protocolos que el senado posee es un receso. Un determinado tiempo al final del periodo de sesiones en el cual los senadores regresan a sus planetas natales.

Las tensiones entre “republicanos” y separatistas ya se empiezan a sentir. Aunque aún faltarían algunos años para este conflicto galáctico, el escenario ya se está preparando para este suceso. Algunos senadores desconfiaron en un principio de Padmé, ya que fue quién en su momento jugó un importante papel en la destitución del canciller Valorum, no contaba con la suficiente experiencia y su lealtad a Naboo parecía ser más grande que su lealtad a la República y a la democracia.


El Elegido

Cuando hablamos de Star Wars, las probabilidades de que un Skywalker ande por ahí son muy altas. Como no podía ser de otra manera, en esta novela se nos menciona indirectamente al elegido por la fuerza y futuro esposo de Padmé.

Padmé conserva el collar que Anakin le dió en el Episodio I. Una cita textual lo detalla de esta forma: “Padmé volteó a ver el Templo Jedi y su mano se dirigió, sin pensarlo, a su collar.”

Padmé, sabía que Shmi ya no era esclava del viejo toydariano e intentó liberarla. —Sé que el comerciante de basura la perdió —indicó Sabé—. No sé si fue otra estúpida apuesta o si en realidad la vendió, pero sé que no está aquí. Simplemente no sé dónde terminó.

Uno de las principales preocupaciones de Padmé al iniciarse como senadora fue la esclavitud. Desde su primera visita a Tatooine fue una de las cosas que más le impactó y prometió hacer lo posible para acabar con ella. Como sus intentos por lograr avances mediante la política no funcionaron, y el mismo canciller indirectamente invalidó sus esfuerzos, el Capitán Tonra y Sabé fueron enviados a Tatooine para liberar esclavos, con la prioridad de encontrar a la madre de aquel niño que conoció en el planeta de los 2 soles.

“La moción del Canciller Palpatine para aumentar el trabajo de la República contra la esclavitud tardó meses en llegar al pleno del Senado, después de que él había prometido que trabajaban en ella. Cuando finalmente se presentó, resultó tan débil que Padmé se dio cuenta de que no lograría nada. De todos modos, no obtuvo los votos suficientes y se regresó al comité. Padmé daba seguimiento a los avances, pero se mantenía alejada del comité por sugerencia de Palpatine.”


El Lado Oscuro

Como estamos acostumbrados a ver en el universo de Star Wars, el lado oscuro suele esconderse entre las sombras.

Nute Gunray y su séquito, escondidos bajo la bandera de La Federación de Comercio, empiezan a ser los principales contrincantes de Padmé, como luego veremos en los sucesos futuros de Clone Wars, Episodio II y Episodio III.

En la invasión a Naboo del Episodio I, los neimoidianos ya habían intentado asesinar a Padmé y torturaron a Saché durante un interrogatorio, dejándole severas cicatrices. En los primeros días de Padmé en Coruscant, el intento de homicidio se repitió, y al no concretarse, se comenzó a desprestigiar la personalidad e imagen de Amidala.

Si de esconderse en las sombras se trata, Darth Sidious es un profesional en la materia. Este personaje comienza a ocupar el papel que le veremos en Clone Wars, “poniendo palos en la rueda” de Padmé y llevandole la contraria.

En la historia, tenemos escenas en la que una misteriosa voz conversa con la senadora Mina Bonteri, hecho que Padmé descubre secretamente, y que le incomoda pero decide ignorar.

—Haz lo que debas —dijo el misterioso hablante—, pero si no puedes controlar la situación, entraré y la controlaré por ti.

Voz misteriosa hablando secretamente con Mina Bonteri

Extras

Estos son algunos datos interesantes de mencionar:

  • Aunque en Clone Wars Padmé y Clovis dicen “haber tenido una buena relación”, no fue así desde un principio. En sus primeros encuentros, no se caían del todo bien. Luego de trabajar en una moción cooperativa del Borde Medio para solucionar una crisis humanitaria en Bromlarch su relación mejoró. Aun así, en la novela tenemos una escena bastante fuerte:

Él la besó, y el agotamiento de ella se desvaneció de inmediato.

— ¡No! —exclamó y lo empujó.

—Creí… —Él colocó las manos bajo los codos de ella, como para acercarla de nuevo.

—No —repitió. —Pero tú… —Él dio un paso atrás. Parecía furioso, e hizo estallar la furia de ella también. ¿Cómo se atrevía él a suponer cuál era su relación sin pedir su consentimiento? Ella había estado disfrutando su presencia, eso era muy cierto, y pensaba que su nueva amistad tenía potencial más allá de lo que habían construido en los últimos tres días, pero él no tenía ningún derecho.

  • La cantina de Dex sigue usándose como fuente de información. En el Episodio II: El Ataque de los Clones, vemos a Obi-Wan consultándole a su amigo Dex sobre el chip que consigue luego del intento de asesinato a Padmé. En esta novela, Tonra y Sabé usarán el mismo lugar para conseguir información y para tener reuniones discretas.
Cantina de Dex en el Episodio II: El Ataque de los Clones

“El lugar de reunión era el preferido de Tonra: un merendero no completamente horrible llamado Dex’s. Sabé tuvo que admitir que la comida era bastante decente. Más importante aún, la clientela era bulliciosa y cambiaba rápidamente, lo que proporcionaba un buen encubrimiento.”

  • Padmé le regaló su medallón a Sabé durante la ocupación en Naboo y siempre lleva consigo el que Anakin le regaló al irse de Tatooine.

“Se tocó el cuello en busca del medallón y olvidó por un momento que ya no lo llevaba puesto. Se lo había dado a Sabé como regalo de aprecio: dos niñas en un planeta, que observaban el cielo cubierto por naves que las bloqueaban. Había sido un gesto infantil, aunque no menos genuino por su inocencia, y uno de los últimos de ese tipo que había hecho. La Federación de Comercio se había ocupado de eso. Sabé intentó devolverle el collar después de la Batalla de Naboo, como Padmé había indicado, pero entonces había cambiado de opinión y le dijo a Sabé que podía conservarlo, como agradecimiento de un planeta que nunca apreciaría por completo lo que había hecho. Ahora Padmé llevaba uno diferente, uno que era personal y no tenía nada que ver con la gente de Naboo.”

  • El cinturón de Bail Organa está equipado con un dispositivo de intervención de señales. El senador Organa es uno de los personajes más astutos en toda la historia de Star Wars y en esta novela se hace notar. Durante una fiesta en la que estaban reunidos varios miembros del senado, llevó su cinturón con dicho dispositivo cubierto por su capa, lo que le sirvió para que las holocamaras no le siguiesen y así poder tener una charla privada con Amidala
  • Aunque no es ninguna novedad que el senado siempre estuvo corrupto, en este relato podemos apreciar que ya existían maniobras de saboteo internas. Aunque no se especifica quién, se sabe que varios grupos de piratas del Borde Medio estaban siendo financiados para realizar sus ataques.
  • Malastare, fuente de combustible. Este es otro de los guiños a Clone Wars. Como vimos en esta serie, el planeta posee un gran depósito de combustible, y ese uno de los recursos que Padmé y sus senadores aliados utilizan para formar la Moción de Cooperación del Borde Medio.
  • Alderaan, cada vez más cerca de la perfección. Este paradisíaco planeta siempre se nos presenta con una muy buena imagen, tanto de paisajes, como de recursos y hasta de habitantes, recordemos que aún después de la destrucción del planeta, los habitantes sobrevivientes formaron una comunidad. En esta historia, Padmé visita Alderaan durante el receso del senado, antes de volver a Naboo y esto es un poco de lo que podemos rescatar.

“Los pasillos del palacio alderaaniano eran amplios y acogedores. Nada en ellos estaba construido para intimidar o dominar. En la galaxia donde los poderosos con mucha frecuencia construían edificios más altos, en que cada capa cubría los pecados de la inferior, en un vano intento de alcanzar las estrellas, el diseño extendido hablaba de honestidad, posesión y, más que nada, gobierno y responsabilidad.”

El Fin

El hecho que desemboca en el final, es el funeral de Padme. Luego de comunicar intermitentemente fragmentos de su historia (omitiendo los sucesos del Episodio II y Episodio III) nos ubicamos temporalmente en este momento.

Postal de Naboo en el funeral de Padme

El sector más afectado por esta pérdida, sin dudas es el pueblo de Naboo. Despojado totalmente de la imagen de la heroína más grande de toda su historia y moralmente en las ruinas por las circunstancias y la ocupación del imperio. Las doncellas sobrevivientes junto con todos los habitantes de Theed y hasta los gungans, marcharon por las calles de la capital para despedir a su reina. Si bien todos conocemos la historia de la muerte de Padmé, el pueblo de Naboo no, ni siquiera sus doncellas.

— ¡No tiene ningún sentido! —La furia y el desconcierto, que había mantenido a raya por pura fuerza de voluntad durante toda la respuesta pública a la tragedia, finalmente aparecieron en su voz—. Ella no se moriría sin sentido. ¿Y un Imperio? ¿Dirigido por Sheev Palpatine? ¡Nada de esto tiene sentido!

En el epílogo, tenemos a una Sabé devastada por la muerte de Padmé, quién decide, junto con el capitán Tonra, viajar a Coruscant bajo identidades falsas para conocer la verdad sobre la muerte de su amiga.

—Voy a descubrir qué le pasó a mi amiga —contestó Sabé. Se levantó para empezar a caminar por el pequeño cuarto. Ya no podía permanecer sentada. No podía permanecer en este mundo que era un paraíso mientras había terribles secretos por descubrir. Cordé estaba muerta. Versé, Obi-Wan, la Maestra Billaba y Anakin Skywalker, todos ellos estaban muertos. Padmé Amidala Naberrie estaba muerta, y sus sueños habían muerto con ella.

Uno de los datos más interesantes que se nos da a conocer al final de la novela es el legado de Padmé, sus trabajos antes de morir y los proyectos que nunca llegaron a concretarse. Entre estos, se sabe que se encontraba:

  • Un llamado a reinstalar los límites del mandato de la cancillería.
  • Iniciativas de ley que abogaban por la personalidad de los clones durante la guerra, e hipotéticamente cuando esta terminara.
  • Una moción para llevar todos los carriles del hiperespacio bajo la supervisión de la República, para evitar tributación y disputas territoriales.
  • Borradores de iniciativas antiesclavitud.

¿Qué más leer?

Si ya has leído este título y quieres leer algo relacionado con esta historia o con la autora, aquí van algunas recomendaciones.

QUEEN’S PERIL: Una precuela directa de esta historia. Nos remonta al año 32 Antes de la Batalla de Yavin, cuando una joven de 14 años llamada Padmé Naberrie es elegida reina de Naboo. Aquí conoceremos a su grupo de doncellas y cómo son seleccionadas y mucho más que ya hemos visto en La Sombra de la Reina.

AHSOKA: Esta novela para jóvenes, de la misma autora de La Sombra de la Reina cuenta los sucesos en la vida de Ahsoka Tano en los momentos siguientes al Episodio IV: Una Nueva Esperanza. Desde escapar de los inquisidores, hasta forjar sus nuevos sables de luz, todo eso y más.

STAR WARS AGE OF REPUBLIC: Si bien no se centran en Padmé como personaje principal, son de una ubicación temporal similar y por tanto, las situaciones y ambientes son muy similares a los hechos de La Sombra de la Reina.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: