Las Aventuras de la Doctora Aphra y el Señor Oscuro de los Sith

Escrito por Mariana Paola Gutiérrez Escatena

La primera aparición de la Doctora Aphra, como le gusta que la llamen, sucedió en el cómic de Darth Vader #3, publicado por la editorial Marvel el 25 de Marzo del 2015, con guión de Kieron Gillen e ilustrado por el español Salvador Larroca.

¿Me acompañan hacer un repaso de sus primeros pasos en el mundo del cómic?

Todo comenzó cuando Aphra irrumpió en el mundo de Cuarentena III para robar la memoria de Triple 0, un droide de protocolo muy particular. Pudo burlar la seguridad, pero al momento de escapar las alarmas se activaron y fue descubierta. Al ser capturada por la seguridad del lugar, un visitante muy particular, poco conocido en la galaxia…[obviamente estoy bromeando],Darth Vader, vino en su búsqueda y la liberó, pero a cambió de un “modesto” precio, su servicio por un tiempo indeterminado.

Cuando estaban en la Nave de nuestra aventurera, dejaron en claro sus intenciones. Aphra quería la memoria, con la intención de activar a Triple Cero, para que esté pusiera en funcionamiento a BT1 (Ambos habían sido parte proyectos secretos de Tarkin). Mientras tanto Vader quería su propio ejército. Darth Sidiuos lo había dejado en desgracia después de su fracaso en la Estrella de la Muerte. Era rehén de las órdenes del Gran General Tagge y no contaba con leales guerreros para su verdadera misión, una nada fácil, encontrar al joven piloto que había destruido la estrella de la muerte.

Después de activar ambos droides, con el apoyo de Vader, Aphra indica que le puede ayudar. Sabe dónde encontrar lo que busca. En Geonosis hay una fábrica de droides muy particular creados en masa por una reina Geonosiana estéril, quien los ve como sus hijos. Ya en el sitio, el grupo busca el lugar donde se encuentra el objetivo y lucha para obtener el artefacto creador de droides. Aunque no fue para nada fácil, logran escapar con el trofeo.

De regreso en la nave, Aphra pone en funcionamiento la producción, con la ayuda de sus nuevos compañeros BT1 y TRIPLE 0. Allí la arqueóloga piensa que su nuevo jefe iba acabar con ella. Pero, para su sorpresa el señor oscuro creía que la doctora tenía recursos y podría ser de su utilidad. Lo deja muy en claro “Está a salvo mientras me sea útil”…”Si intentas chantajearme, verás tus planes frustrados y tu vida llegará a su fin”…

Como sí Aphra ya no tuviera suficiente, hizo su primera aparición el Wookiee Krrsantan “El negro”, quien traía una presa para su cliente Darth Vader. El botín estaba transportando suministros ilegales de órganos alienígenas. Ahora quiere saber la ubicación de su cuartel general y la misión que su maestro le encomendó. Vader, no tan sólo desafiara a su amo con un ejército propio, sino que también captura a alguien que trabajaba para él. Pero, ¿Esto será lo último que se anime hacer?

Triple 0 les informa que su tortura a Cylo IV dio frutos, la base es una novedosa estructura orgánica [de alguna forma y sin ánimos de comparar, me llevo al recordar las bionaves de los geniales Yuuzhan Vong, aquellas construidas con una materia prima llamada coral yorik, que luego eran complementadas con criaturas simbióticas para realizar las funciones de la nave] en el interior de la nebulosa. Sin embargo eso no es todo. El emperador ha estado creando sustitutos para Darth Vader.

Una nueva misión los espera, en el borde exterior. Vader aborda la nave abriéndose paso con su sable de luz, cortando la puerta con facilidad y dejando que los droides de Aphra ingresen primero. Estaba invadiendo la nave, con su nuevo ejército personal de droides de la guerra de los clones. En tanto Triple 0 y BT1 abrían la puerta para llegar al objetivo, Aphra se encontraba en la nave monitoreando la misión. Mientras avanzaba con aquellas indicaciones, Darth Vader se encontró con dos portadores de sables de luz. Pero no parecían ser sensibles a la fuerza. Cuando la batalla estaba en su auge, una voz que ya había escuchado la detuvo. ¿Era Cylo?

Para sorpresa de Darth Vader, era un nuevo modelo. Cuando el anterior no regresó. Se activo su cuerpo nuevo, con las características similares al anterior. Era un embace con un banco de memoria, al parecer inmortal. No era el único. Ahora él acababa de entrar a un desafió inesperado, donde un espectador muy particular lo pondría a prueba. (Pero, veremos más en las reseñas de los cómics de Darth Vader, 2015).

El emperador, con sus juguetes nuevos y con Vader, el modelo antiguo sensible a la fuerza, demuestra su punto. Su maestro le estaba poniendo a prueba, una vez más. Debía demostrar que aún era el mejor. Habría futuros desafíos para él y su equipo, pero también tenía sus propios intereses. Cuando llegó a la nave, la doctora estaba equipándose para buscarlo. [Aún no entiendo porqué. Tal vez era por miedo a que este volviera y ella no fuera al rescate].

En ese instante, Aphra le informa que Boba Feet estaba ahí y que tenía información importante. Aunque el joven se había escapado, tenía el nombre del chico, SKYWALKER. [Y otra vez, el inquieto monstruo de la nostalgia vino a mí y me hizo recordar uno de mis momentos favoritos en el GRAN LIBRO Lealtad de Timothy Zahn; me refiero al encuentro de Darth Vader con Mara Jade, la mano del emperador en la biblioteca imperial, cuando Palpatine le había recomendado a su niña que buscara información de los rebelde del sector Shelsha. Vader se encontraba ahí, adivinen para qué… Buscando datos de Luke Skywalker, y Mara se atrevió a husmear en su computadora cuando el señor oscuro, se fue después de dejarle claro a ella, que no toleraría ningún tipo de conspiración para derrocarlo. En ese momento Mara descubre por primera vez el nombre del joven piloto que destruyó la estrella de la muerte: SKYWALKER].

Tengo un hijo. Será mío. Todo será mío. Aseguró Vader.

Al obtener parte de lo que buscaba, Vader le solicita a Aphra que lo lleve a TATOOINE. Recorren la granja de los Lars y pueden ver las batallas que se habían librado ahí. “Qué ironía, si el chico hubiese estado aquí cuando vinieron los soldados… El Imperio aún tendría estrella de la muerte. Pero si no hubiese asesinado a la familia. Puede que no se hubiese marchando. La venganza es una gran motivación.” Dijo Chelli, con su habitual impertinencia.

Pero, no era la única batalla, el muchacho Skywalker, se había librado del cazarrecompensas. El sitio no le podría brindar más información. Era hora de cubrir sus rastros. Una purga molecular despejó cada huella. [Me llama la atención el porqué Vader confiaba ciertas cosas delicadas a una extraña que acababa de conocer. No le daba toda la información. Pero la enviaba hacer cosas de índole delicadas o personales]. Y esta vez le dará quizás la misión más importante y personal. Pero antes tendría que robar para él. Todo el mundo necesita recursos y la doctora sería de utilidad otra vez.

Para hacerlo, fue a buscar un equipo de respaldo. Uno que Vader conocía bien. Tenía las coordenadas de donde estaría la nave imperial con el tesoro que el mismo Lord Sith había obtenido en Son Tuul. Ya en la nave Imperial Aphra, Beebox, Bossk, IG-90, encontraron la caja fuerte, hicieron un orificio con un enorme asteroide, por donde los créditos fueron liberados y con un escudo fueron atraídos a la nave. Sin embargo, solo una mínima parte de este fue a parar a esta sociedad. La otra quedo en manos de Vader. Era todo un elaborado plan, para obtener recursos. Vader no sólo tenía un ejército, sino que también contaba con créditos para comprar información, armas, pagar cazarrecompensas o lo que necesitara para llegar a Luke o acabar con sus enemigos.

Aphra había engañado a los cazarrecompensas, para servirle a Darth Vader. Ahora seguía sumando enemigos a su larga lista y realizando misiones para su amo. Mientras la intrépida doctora se hundía en las profundidades de sus problemas; Vader, termina una reunión con su nuevo obstáculo, el investigador Imperial Thanoth (quien estará de ahí en más sobre los talones de Aphra, por el incidente del robo) También derrota a un grupo rebelde, y como si todo esto fuera poco, tiene tiempo para acompañar al inspector al encuentro de un sospechoso de vender los explosivos usados en el incidente.

Lona se encontraba en Anthan Prime en busca de información sobre el individuo escurridizo, que le iba a dar alguien llamado ANTE. Ahora tenía un nombre y un lugar. Se dirigió a Nabbo, donde Commotex Tahn (quien preparó el cuerpo de la reina Padmé Amidala) le diría, si ella dio o no a luz un niño. [Este es uno de los momentos más interesantes. Porque al interrogar al hombre, Aphra nos cuenta por primera vez su terrible pasado, cuando el rehén le recalca a la captora, que no se ponen en su lugar. Él no sabe nada sobre ella y es más, observando sus cosas, sus fotos y su hogar, parece haber tenido una buena vida en el bello Naboo. ¿Que nos cuenta?.]

Sus padres se separaron. Su madre Lona decidió abandonar a su padre, ya que este no las tenía como prioridad en su vida, para irse a Arbiflux, en el borde exterior. Pero unos asaltantes atacaron su casa. Lona (madre de Aphra) recibió un disparo y se arrastro al bosque, mientras la pequeña niña buscaba un desintegrador y volvía para ayudarla. La madre contactó a los imperiales para rescatar a su hija. Aphra confronto a los invasores y los abatió, aunque demasiado tarde. Entonces fue llevada a salvo, pero su madre quedo sin vida en una zanja de aquel bosque. Así los imperiales obtuvieron con el hecho, la escusa ideal para invadir, en el nombre del orden a un nuevo y provechoso planeta.

Volviendo al eje, al ser torturado por los droides Commotex Tahn le brinda la información que buscaba, Padmé Amidala dio a luz a un niño y los Jedi lo llevaron consigo, lo ocultaron.

Luego de eso Vader le dice que necesita otra vez de sus servicios. Han asignado un agente para localizar al muchacho. Ella deberá obtener esa información antes que el Imperio.

La misión se convirtió en un juego contra reloj. La doctora llega primero para obtener información valiosa. Sin embargo, no alcanzó a escuchar las palabras “esta en Vroga Vas”, que debió salir huyendo, a toda prisa. Thanoth y Vader llegaron y comenzaron a perseguirla, debido a que el ANTE, la delató y los llevó hacia donde ella huía. Pero cuando Thanoth pregunta quién había robado la nave imperial, Vader usa la fuerza, para hacer que una de las armas de los involucrados disparase sobre el soplón y acabó con su vida. No quería que supiera el nombre de su cómplice. Ahora iría tras ella.

Aphra quizás pudo escapar de los soldados de asalto, pero no de Darth Vader. Tarde o temprano, la iba a encontrar. Cuando así ocurrió y él empezó a estrangularla con la fuerza, Sin embargo, ella tenía una carta más y decidió jugarla, sabía dónde está el joven Skywalker. Una información vital que sólo diría cuando la dejará ir.

Entonces con la fuerza, Vader destruye el lugar cubriendo con restos de material el sitio, para que Aphra escape. Podría respirar un tiempo más, quizás hasta su próximo encuentro. Subió a su nave, pero fue perseguida por el dúo imperial. Y cuando parecía que la suerte se le acababa; Vader convenció al inspector de dejarla ir. Tenían cosas más importantes que hacer, como destruir a los diablos de plasma, una célula rebelde, ahora que contaban con la información necesaria para hacerlo.

Así lo hizo, Vader acabo con ellos. Y luego reportó a Tagge sobre los dos acontecimientos. Más tarde fue al encuentro de Aphra… a quien no le quedó otra opción que decirle donde se encontraba el chico. [En realidad, no le quedaba otra, Vader podía encontrarla. Y seguro que sería sumamente cruel con ella si huía. Al parecer esa valentía fue un signo positivo para su verdugo. Sí, ella quizás no le dio la información cuando él se la pidió, pero tampoco huyo de él. Estaba aquí, muy asustada, pero enfrentándolo dignamente.] Sin embargo, Aphra no era de confianza. Cuando Lord Vader abordo su nave, ella llamó a uno de los nuevos experimentos de Palpatine, Karnin, para darle la misma información que le acababa de dar a él.

¿Cómo tomó Vader el chantaje y la traición?

Si no los leyeron, lo sabrán en la próxima edición el 25 de noviembre, cuando continué con estas aventuras del pasado muy, muy cercana de Aphra. Muchas gracias.


Personajes destacados

Chelli Lona Aphra: Arqueóloga, hija de Korin y Lona Aphra. Fue reclutada por Darth Vader después de la batalla de Yavin, con el objetivo de brindar un nuevo y leal ejercito de droides. Es una experta en artefactos antiguos y una excelente cazadora de reliquias históricas. La antigüedades para ella no deben estar en los museos, son objetos de posesión y negociables. No tiene muchos amigos y le cuesta bastante relacionarse con alguien, pero de buen corazón, después de todo.

Darth Vader: Señor de los Sith. Discípulo de Darth Sidiuos, dirigió la campaña de erradicación de los Jedi. Contrato a la Doctora Aphra para obtener su ejército personal y en varias misiones, como averiguar si Padmé dio a luz a un niño o buscar el paradero de Luke Skywalker.

Triple Zero: Droide de protocolo especializado en la etiqueta, las costumbres, la traducción y la tortura. Su mayores intereses son asesinar, liberar de la esclavitud a los droides y quizás dominar la galaxia.

BT1: Droide homicida creado por la Iniciativa Tarkin del Imperio Galáctico. Encontrado y reactivado por la Doctora Aphra.

Krrsantan: Krrsantan el negro, apodado “Santy” o “BK” por la Doctora Aphra, fue un cazador de recompensas Wookiee durante la Guerra Civil Galáctica. Trabajo para Jabba el Hutt. Es parte del equipo de la Doctora Chelli Lona Aphra.


Espero que hayan disfrutado el artículo. Hasta la próxima y como se dice aquí…

“¡Que la lectura os acompañe!”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: