Pedro Pascal habla sobre The Mandalorian

Escrito por Rafa Galán

Gracias a la entrevista que le han realizado a Pedro Pascal desde el portal Variety, hemos podido conocer un poco más de la vida y carrera de éste gran actor al que el día 30 de octubre veremos volver a vestir la armadura del Mandaloriano.

Los padres de Pascal habían venido a vivir a San Antonio después de huir de su Chile natal durante el ascenso del dictador Augusto Pinochet a mediados de los 70. Llevar a Pascal y a su hermana mayor al cine, a veces más de una vez a la semana, se había convertido en el ritual familiar, y en la manera de absorber la mayor cantidad posible de cultura-pop estadounidense. Cuando Pedro Pascal tenía 4 años, él y su familia fueron a ver “Superman” la película de 1978 protagonizada por Christopher Reeve.

En una de estas visitas al cine, Pascal tuvo que ir al baño y sus padres lo dejaron ir solo. “Realmente no sabía leer todavía”, dice Pascal con la misma sonrisa que deslumbró a los fans de “Juego de tronos” durante su papel como el astuto (y condenado) Oberyn Martel. “No encontré el camino de regreso a ‘Superman'”.

En cambio, Pascal entró en un cine diferente (cree que estaba proyectando el drama de 1979 “Kramer vs. Kramer”, tenía 4 años). En su conmoción y desconcierto por estar perdido, se acurrucó en un asiento y se durmió. Cuando se despertó, la película había terminado, el cine estaba vacío y sus padres estaban de pie junto a él. Para su sorpresa, parecían bastante tranquilos, pero hay otro detalle que destaca aún más.

“Sé que terminaron la película “, declara sonriendo. “Mi hermana estaba tratando de hacerme enfadar diciéndome: ‘ Y sucedió esto… y luego Superman hizo esto y luego, ya sabes, el terremoto y las vueltas alrededor del planeta ‘”.  La implacable cara de Pascal Para burlarse hizo lo único lógico cuando dijo “Todo eso pasó en mi película también”.

No tenía forma de saberlo en ese momento, por supuesto, pero 40 años después, Pascal tendría la oportunidad de protagonizar una película junto a un superhéroe de DC Comics, sin mencionar una batalla contra Stormtroopers, y enfrentarse contra el guerrero más formidable de Westeros. Después de su papel en “Juego de tronos”, se convirtió al instante en un “consígueme a ese tipo”, siendo principalmente hombres de acción taciturnos y testarudos, persiguiendo a narcotraficantes en Colombia durante tres temporadas en la serie de Netflix “Narcos”, hasta enfrentarse a Denzel Washington en “The Equalizer 2”.

Pedro Pascal como policía de la DEA en la serie Narcos

Este año, sin embargo, Pascal se encuentra preparado para el gran papel con el que ha pasado la vida soñando. El 30 de octubre, regresará como estrella principal de la segunda temporada de “The Mandalorian”, la exitosa serie de “Star Wars” producida por Luscasfilm para Disney Plus, que obtuvo 15 nominaciones a los Emmy, incluido el de mejor drama, en su primera temporada. Y el 25 de diciembre, dependiendo de lo que se determine por el COVID-19, interpretará al villano de los cómics Maxwell Lord junto a Gal Gadot, Chris Pine y Kristen Wiig en “Wonder Woman 1984”.

Los roles son a la vez tremendamente divergentes y el mejor escaparate hasta ahora para los talentos elásticos de Pascal. En “The Mandalorian”, debe ocultar su rostro – y, en algunos episodios, hasta su cuerpo – en una actuación empujada al minimalismo y la moderación a un ideal casi ascético. En “Wonder Woman 1984”, en contraste, ofrecerá el tipo de personaje amplio y malvado que ya pobló las proyecciones palomiteras de su juventud en los años 80.

“Continuamente me sorprende que todo el mundo lo considere un tipo tan serio”, dice la directora de Wonder Woman 1984, Patty Jenkins. “Tengo que decir que Pedro es una de las personas más atractivas que he conocido. Al instante se convierte en alguien a quien todos invitan y quieres tener cerca, y sobre todo con quien quieres hablar”.

Imagen de carga diferida

Habla con Pascal solo cinco minutos – incluso cuando está atrapado en su coche porque se quedó sin tiempo haciendo recados antes de su vuelo para llegar al set de una película de Nicolas Cage en Budapest – y tendrás una idea sobre lo que Jenkins está hablando. Antes de que la entrevista comience, Pascal señala, a través de Zoom, que el perro del periodista está lamiendo sus regiones inferiores en el fondo. “¡No lo detengas!” dice con un reproche casi travieso. “¡Déjalo vivir su vida!”

A lo largo de tres conversaciones está claro que el buen humor y el encanto de Pascal han sido a la vez un lastre para una serie de dificultades y un baluarte, que hacen que el éxito que se ha ganado con tanto esfuerzo haya sido un desafío que él ha aceptado por completo.

Antes de que Pascal supiera algo sobre “The Mandalorian”, su showrunner y productor ejecutivo Jon Favreau ya sabía que le quería a él para protagonizarla.

“Es muy parecido a una estrella de cine clásico por su encanto y entrega”, declara Favreau. “Y es alguien que se toma su oficio muy en serio”. Favreau sintió que Pascal tenía la presencia y la habilidad esenciales para entregar un personaje, llamado Din Djarin, que pasa prácticamente cada segundo de su tiempo en la pantalla con un casco, el cual es parte del credo sacrosanto de la orden mandaloriana.

Imagen de carga diferida

Convencer a cualquier actor de que oculte su rostro durante el transcurso de una serie puede ser tan precario como escapar de un pozo de Sarlacc. Para ganarse a Pascal en su reunión inicial, Favreau lo llevó detrás del telón “Mandaloriano”, a una sala de conferencias empapelada con guiones gráficos que cubrían el arco de la primera temporada. “Cuando entró, debió sentirse un poco surrealista”, dice Favreau. “Sabes, en la mayoría de las experiencias como actor, la gente patea los neumáticos para ver si encaja bien. Pero en este caso, todo está ya cerrado”.

No hace falta decir que funcionó. “Espero que esto no suene como si fuera, ya sabes, tan inteligente, pero acepté hacer esta serie porque tuve la impresión tras mi primera reunión que esta sería el próximo gran S…”, dice Pascal riendo.

La determinación de Favreau de elegir a Pascal, sin embargo, puso al actor en una situación delicada: los compromisos de Pascal para “Wonder Woman 1984” en Londres, y de actuar en la serie de Broadway “King Lear” con Glenda Jackson, entraban en conflicto con el plan de producción de “The Mandalorian”. Algunas escenas, y ​​al menos un episodio completo , tuvieron que apoyarse en el anonimato del personaje principal más de lo que se hubiera planeado en un principio, teniendo que usar a los actores de riesgo Brendan Wayne y Lateef Crowder para interpretar a Mando en el set, y haciendo Pascal el doblaje del diálogo meses después.

Oberyn Martell and Ellaria Sand | Game Of Thrones Wallpapers
Pedro Pascal como Oberyn Tyrell en “Juego de Tronos”

Se estaba pidiendo a Pascal exprimir una de sus mejores herramientas como actor, algo extraordinariamente poco común para cualquiera al frente de una franquicia de acción en vivo (Imaginate a Robert Downey Jr. solo interpretando a Iron Man mientras usa la máscara, ¡no podría!) Ahora tenía que entregar el control del cuerpo del Mando a otros artistas también. Algunos actores se habrían marchado, pero Pascal no lo hizo.

“Con páginas de escenas en las que había momentos de uno contra otro, me sentía incómodo por no poder ser el intérprete total en dichas escenas”, dice. “Pero era fácil de una manera práctica y poco emocionante depender de ellos. Cuando se trata de una franquicia tan grande como esta, eres un pasajero que forma parte de lo que se va a forjar. Es tan específico. Es ‘Star Wars’ ” (Para la segunda temporada, Pascal dice que estuvo mucho más tiempo en el set, aunque no participó en muchas de las acrobacias del Mando).

“The Mandalorian” sería el gran éxito que ayudó a catapultar el lanzamiento de Disney Plus a 26,5 millones de suscriptores en sus primeras seis semanas. Con las películas de “Star Wars” congeladas en carbonita hasta 2023 (al menos), ahora Pascal se ha convertido en el rostro de una de las franquicias de la cultura pop más grandes del mundo. Hay que decir que apenas pudo evitar poner los ojos en blanco al oír esto el intérprete del Mando.

Imagen de carga diferida

“¡Quiero decir, vamos, no hay cara!” dice con una risa que se siente como un poco forzada. “Si quieres decir: ‘Tú eres la silueta’, que también es un esfuerzo de equipo, entonces, sí”. Hace una pausa. “¿Podemos simplemente cortar esta m… y hablar sobre el Niño?”

Sí, por supuesto, el Niño o, como lo llama el resto de la galaxia, Baby Yoda. Pascal vio por primera vez a esta criatura tan linda durante el vistazo que tuvo a los guiones gráficos de “Mandalorian” en esa reunión inicial que tuvo con Favreau. “Literalmente, mis ojos miraban de izquierda a derecha, arriba y abajo, y, boom, Baby Yoda estaba ahí al final del primer episodio”, declaraba. “Fue entonces cuando yo estaba pensando ‘¡Oh, sí, ese es un ganador!'”

Baby Yoda es sin lugar a dudas la estrella emergente de “The Mandalorian”. Pero el programa no funcionaría si el público no estuviera interesado en la conexión emocional que hay entre el Mando y el pequeño ladrón de escenas, algo que Favreau comenta que Pascal entendió desde el principio. “Se sigue el arco de esa relación”, dice el showrunner. “Su perspicacia nos ha hecho repensar varios momentos durante el transcurso de la serie”.

Incluso si Pascal no siempre podía estar dentro del Mando, nunca abandonó la personalidad del personaje, siempre consciente de cómo este cazarrecompensas huérfano que va de un planeta a otro miraría con recelo cualquier cosa que sintiera como demasiado buena (o demasiado adorable) para ser verdad.

“La fugacidad es algo con lo que estoy muy familiarizado, ¿sabes?” Dice Pascal. “Entender la oportunidad de la complejidad que hay bajo la armadura no fue difícil para mí”.

Pedro Pascal habría abandonado 'The Mandalorian'

Cuando Pascal tenía 4 meses, sus padres tuvieron que dejarlo a él y a su hermana con su tía, para que ellos pudieran esconderse y evitar ser capturados durante la represión de Pinochet contra la oposición. Seis  meses después, finalmente lograron escalar los muros de la embajada venezolana durante un cambio de turno y solicitar asilo; a partir de ahí, la familia se trasladó, primero a Dinamarca, luego a San Antonio, donde el padre de Pascal consiguió un trabajo como médico.

Pascal era demasiado pequeño para recordar nada de esto, y durante un período de su niñez, su complicada herencia chilena se asentaba en paralelo a su vida en los Estados Unidos. Cuando Pascal tenía 8 años, su familia pudo hacer viajes regulares de regreso a Chile para visitar a sus 34 primos hermanos. Pero no recuerda haber hablado mucho de su tiempo allí con sus amigos estadounidenses.

“Recuerdo que ni siquiera me había dado cuenta de que mis padres tuvieran acento hasta que un amigo me dijo, ‘¿Por qué tu mamá habla así?’” recuerda Pascal. “Y recuerdo haber pensado, ¿cómo?”

Además, amaba su vida en San Antonio. Su padre lo llevaba a su hermana y a él a los partidos de baloncesto de los Spurs si hacían los deberes. Engañó a su madre para que le dejara ver “Poltergeist” en el multicine local. Veía casi cualquier cosa por cable; el especial de HBO del espectáculo de Broadway de Whoopi Goldberg lo dejaría sin aliento. Recuerda haber visto a Henry Thomas en  “ET” y a Christian Bale en “El imperio del sol” y desear fervientemente poder vivir esas historias.

Imagen de carga diferida

Luego, su padre conseguiría un trabajo en el condado de Orange, California. Después de que Pascal terminase el quinto grado, se mudarían allí. Fue un shock. “Fueron dos años muy, muy duros”, dice. “Mucha intimidación”.

Su madre le encontró una incipiente escuela secundaria de artes escénicas en el condado, y Pascal profundizó aún más en su afición por la interpretación, devorando cualquier obra de teatro o película que pudiera tener en sus manos. En su último año, un amigo de su madre le daría a Pascal su entrada para una larga obra de teatro de dos partes en el centro de Los Ángeles que su dolor de espalda no pudo soportar. Saldría temprano de la escuela para conducir hasta allí y ver la presentación previa a Broadway de “Angels in America”.

“Y esto me cambió”, dice con un asombro casi religioso. “Me cambió”.

Después de estudiar interpretación en la Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York, Pascal consiguió  estar en series  como “Undressed” de MTV y “Buffy caza vampiros”. Pero la muerte de su madre, a quien se le había permitido regresar a Chile unos años antes, llevaría a un retiro repentino a Pascal. Perdió a su agente y su carrera se estancó casi por completo.

Como homenaje a ella, decidió cambiar su apellido profesional de Balmaceda, que era el de su padre, al de su madre, Pascal. “Y también, porque a los estadounidenses les costaba mucho pronunciar Balmaceda” declaraba. “Era agotador”.

Pascal incluso intentó cambiar incluso a Pedro por Alexander (en homenaje a “Fanny and Alexander” de Ingmar Bergman, una de sus películas favoritas de juventud). “Estaba dispuesto a hacer absolutamente cualquier cosa para poder trabajar más”decía “Y eso significaba que si la gente se sentía confundida porque a quien estaban mirando en la sala de casting su nombre era Pedro, entonces debería cambiar eso. Pero no funcionó”.

Pedro Pascal negocia para ser parte de la película sobre Nicolas Cage - La  Tercera

Fue una época desesperadamente escasa para Pascal. Estuvo en un episodio de “Ley & Orden”, pero sobre todo estaba junto a sus otros amigos del teatro de Nueva York, como Oscar Isaac, quien conoció a Pascal en una obra de teatro en Broadway. Se convirtieron rápidamente en amigos para toda la vida, unidos por las pasiones y frustraciones que compartían como actores.

“Ha mejorado, pero en ese momento, era muy fácil encasillarte en roles muy específicos al ser latinos” comentaba Isaac. “Era como, ¿cuántos papeles de pandillero me van a enviar?”. Al igual que a otros actores, el sueño que Pascal e Isaac compartían desde su infancia se reducía finalmente a su utilidad más básica. “El sueño al final era poder pagar el alquiler”, decía Isaac. “No había una estrategia definida. Solo luchábamos. Algo que a los dos nos encanta pero que parece algo insuperable”.

Pero al igual que a otros actores, ese sueño finalmente se reavivó por pura valentía y la suerte de a quien conoces, cuando otra amiga de toda la vida, la actriz Sarah Paulson, se acordó de pasar la audición de Pascal para Oberyn Martell a su mejor amiga Amanda Peet, quien a su vez está casada con David Benioff,  co-showrunner de “Juego de Tronos”.

“En primer lugar, fue una audición a través de Selfies en el iPhone, lo cual era inusual”, recuerda Benioff, “Y este no era uno de los iPhones novedosos con cámaras espectaculares. Todo era muy amateur. Excepto por la actuación, que fue intensa, muy creíble y perfecta”.

Imagen de carga diferida

Antes de que Pascal se diera cuenta, se encontraba en Belfast, sentado dentro del Gran Salón de la Fortaleza Roja como uno de los jueces del juicio de Tyrion Lannister por el asesinato del rey Joffrey. “Estaba entre Charles Dance y Lena Headey, con una vista de todo el puñetero set”, dice Pascal, con los ojos muy abiertos, y  asombrado por el recuerdo. “No podía creer que tuviera puesto ese disfraz tan incómodo. Sabes, tenía que sentarme, y con esta vista” suspira, “Extrañamente esto se alineaba con el tipo de pensamiento que tenía cuando era niño y que, en ese momento, pensaba que no estaba sucediendo”.

Pero luego todo empezó a suceder.

A principios de 2018, mientras Pascal estaba en Hawái preparándose para hacer el thriller de Netflix “Triple Frontera”, con su viejo amigo Isaac, recibió una llamada del productor de la película, Charles Roven, quien le dijo que Patty Jenkins quería reunirse con él en Londres para discutir sobre un papel en otra película que él también estaba produciendo, “Wonder Woman 1984”.

“Fue una oferta increíble” decía Pascal incrédulo. “Realmente no entendía que Patty quisiera hablar conmigo sobre un papel para interpretar. No era un papel que tuviera que conseguir. No podía aceptar eso totalmente”.

Pascal había filmado un piloto de televisión con Jenkins, hecho justo antes de que se emitiera la intervención que cambiaría su vida y carrera, “Juego de Tronos”. “Pude trabajar con Patty durante tres días más o menos, y pensaba que nunca la volvería a ver” recordaba, “ni siquiera sabía que ella me recordaría por eso”.

Pero ella si se acordaba. “Trabajé con él, así que lo conocía bien” decía, “No necesitaba que demostrará nada. Me encantó la idea de contar con él, y pensé que sería algo inesperado”.

Pedro Pascal avanza grandes sorpresas en Wonder Woman 1984

En la visión de Jenkins, Max Lord, un pícaro de DC Comics desde hace mucho tiempo y que comparte una historia particularmente enredada con Wonder Woman, es un magnate hábil con una habilidad especial para la manipulación y con un patetismo genuino. Es el tipo de personaje que la vida nunca le había pedido que abordase a Pascal, así que hizo algo poco ortodoxo: transformar su guion en una especie de álbum de recortes de arte pop, lleno de fotocopias ampliadas del Max Lord de los cómics, y que Pascal luego enfocaría a través de su visión particular sobre el personaje.

Incluso las pocas páginas que Pascal muestra son bastante reveladoras. Una, con Max luciendo un traje de poder y una sonrisa elegante, con varios agujeros quemados, incluso a través de ojos del personaje. Otra página presenta a Max rodeado de burbujas de texto en las que Pascal ha escrito, una y otra vez con letras diminutas, “Estás realmente mal”.

“Sentí que me despertaba de nuevo a lo grande” decía. “Esta era una forma práctica de en lugar de ir a casa cansado y poner Netflix, me ocuparía de esto pensando, garabateando y ejecutando”.

Jenkins es tan optimista con la interpretación de Pascal que cree que podría explotar su carrera de la misma manera que su película de 2003 “Monster” cambió para siempre la forma en que la industria veía a Charlize Theron. “Nunca lo elegiría como un tipo estoico y tranquilo”, dice Jenkins. “Está irreconocible desde ‘Narcos’ hasta ‘Wonder Woman’. Ni siquiera pensaría que es el mismo tipo. Y creo que eso puede cambiar”.

Actualmente “Wonder Woman 1984” permanece atrapada en el caos que la pandemia ha causado en la industria; tanto Pascal como Jenkins tienen la esperanza de que la fecha de lanzamiento del 25 de diciembre se mantenga, pero no están seguros de que así sea. Tal vez sea por esa incertidumbre, tal vez sea porque pasó su vida en un sueño que ahora se está cumpliendo, pero Pascal no comparte el optimismo de Jenkins sobre que “Wonder Woman 1984” le abrirá más puertas a oportunidades como esta.

“Nunca volverá a suceder”, dice Pascal, una vez más en ese susurro incrédulo.

Después de todo lo que ha hecho en estos años, ¿por qué Pascal no piensa que habrá más papeles como este a futuro?

“Pues no lo sé” dice finalmente con un tono juguetón y puntiagudo. “¡Quizá me estoy protegiendo psicológicamente! ¡Es demasiado bueno para ser verdad! ¡Cómo me puedo atrever!”

501st Legion - Spanish Garrison on Twitter: "Hoy felicitamos por su 45  cumpleaños a Pedro Pascal, protagonista de "The Mandalorian". Muchas  Felicidades! This is the way! #501stLegion #SpanishGarrison  #BadGuysDoingGood #StarWars #TheMandalorian ...

Enlace original de la entrevista en el portal Variety

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: